Bayer CropScience y Universidad de Valencia, unidos en la protección de los cultivos

La Cátedra Bayer CropScience une el mundo de la empresa y el universitario -con la Politécnica de Valencia (UPV)-, para generar y transferir conocimientos en la protección y mejora de los cultivos.

Foto de archivo: mesa redonda 'Los retos actuales de la agricultura sostenible'.Foto de archivo: mesa redonda "Los retos actuales de la agricultura sostenible".

Con el objetivo último de favorecer el desarrollo de una agricultura competitiva y sostenible según explica a Efeagro el delegado de Bayer CropScience en la coordinación de la Cátedra y Bussiness Excellence de la compañía, Francisco Morales, su valor diferencial radica en que buscan una “colaboración estratégica y duradera” en áreas de investigación, formación y transferencia de conocimiento.

Este año, trabajan en un Servicio de Identificación y Diagnóstico de plagas, enfermedades y malas hierbas para España y Portugal, para que los productores resuelvan sus necesidad diarias y optimicen su lucha en la protección de los cultivos.

Para el director científico de la Cátedra y profesor de la Escuela Técnica Superior (ETS) de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Valencia, Josep Armengol, la sociedad es “cada vez más consciente de la importancia de una agricultura que responda a las exigencias de producción sostenible”.

Colaboración multidisciplinar

“Es imprescindible la colaboración de todos los implicados -agricultores, técnicos, legisladores, empresas y, por supuesto, la Universidad-“; la Cátedra es un buen ejemplo de colaboración multidisciplinar, que ya está produciendo resultados”, añade.

En 2014, la Cátedra desarrolló trabajos relacionados con la “correcta identificación y comportamiento de enfermedades de cultivos como ajo, cebolla, lechuga y brócoli”, según Morales.

También se celebraron seminarios sobre Gestión Integrada de Plagas (GIP), se puso a disposición de los agricultores el Programa de Fertirrigación, que permite calcular la huella hídrica de las explotaciones agrícolas, y se creó la Red de Monitoreo On-Line para cítricos en España y Portugal.

Esa transferencia de conocimientos a los profesionales del campo es uno de los retos del trabajo de Bayer CropScience y la UPV.

La Universidad de Valencia y Bayer CropScience

Para lograrlo, indica Morales, organizan “conferencias, seminarios, forums y herramientas de divulgación” en la Península Ibérica, “pues las similitudes de las condiciones agrarias lo hace favorable”.

“Este es el momento oportuno -afirma Armengol- para aprovechar condiciones como la política restrictiva de Bruselas sobre fitosanitarios y que los consumidores reclaman una agricultura más saludable no como un inconveniente, sino como una fuerza impulsora, para comprometerse con una actividad agraria sostenible”.v

Foto de archivo: Fernando Fernández, director comercial de BCS ( Bayer CropScience ) recoge el premio a la mejora del conocimiento del Consejo Social de la UPV (Universidad Politécnica de Valencia)

Foto de archivo: Fernando Fernández, director comercial de BCS (Bayer CropScience) recoge el premio a la mejora del conocimiento del Consejo Social de la UPV (Universidad Politécnica de Valencia)

Este proyecto une, para ambas entidades, intereses y objetivos mutuos, “con un claro retorno para la sociedad, el mundo agrícola, la Universidad y Bayer”, resalta Morales.

En su opinión, permite no sólo la captación de talento a través de la formación continuada de los futuros ingenieros agrícolas o las becas para proyectos, sino “innovar y desarrollar soluciones a problemas actuales y futuros” gracias a la I+D.

Las actividades de la Cátedra se llevan a cabo, principalmente, a través de la ETS de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, y “uno de sus valores es la flexibilidad para que las actividades siempre tengan una clara conexión y aplicación práctica con las necesidades de la agricultura moderna”, señala.

Para Bayer CropScience es muy importante formar a los agricultores en la Gestión Integrada de Plagas, en la protección del operador de productos fitosanitarios y del medioambiente, y en el uso de nuevas tecnologías.

“Algunos de los aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta al formar a los productores son lograr una reducción global en el uso de fitosanitarios y de su impacto sobre el medio ambiente y la salud humana, así como desarrollar sistemas de apoyo a la toma de decisiones y sistemas de alerta, y favorecer el aprendizaje y uso de prácticas alternativas de control”, precisa Armengol.

La agricultura un sector estratégico dentro de la economía

“La actividad agraria no es un negocio de un día para otro”, remarca Morales, “es una actividad a largo plazo; es imprescindible hacerla rentable y sostenible, entendiendo cuáles son las necesidades de los consumidores y el reto de alimentar” a una población creciente, “lo que será imposible si no utilizamos todos los avances tecnológicos de un modo responsable y sostenible”.

Y concluye, “la agricultura es un sector estratégico dentro de la economía de un país. Debemos hacer llegar a la sociedad que detrás de cada tomate o cada manzana hay un gran número de profesionales que trabajan a diario y durante mucho tiempo para hacer llegar a los hogares alimentos seguros y de calidad“.

Etiquetado con:
Publicado en: Agricultura     Fitosanitarios
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.