tras comprometerse Fridman a revisar situación bonistas

DIA comienza una nueva etapa con la renovación de su consejo de Administración

DIA anuncia la renovación con la dimisión de siete de sus ocho miembros, entre ellos el consejero delegado de la firma, Borja de la Cierva.

Imagen exterior de un supermercado DIA La Plaza. EFEAGRO/Oscar TomasiImagen exterior de un supermercado DIA La Plaza. EFEAGRO/Oscar Tomasi

El grupo de distribución DIA ha anunciado la renovación de su consejo de administración con la dimisión de siete de sus ocho miembros, entre ellos el consejero delegado de la firma, Borja de la Cierva, quien ha sido sustituido en el cargo por el ex directivo de Lidl Karl-Heinz Holland.

Se ha producido por tanto el nombramiento de seis nuevos consejeros para cubrir estas salidas, que se producen como consecuencia del éxito de la opa lanzada por el inversor Mijaíl Fridman sobre DIA.

La operación, cerrada la semana pasada, ha permitido a Fridman pasar de controlar el 29 al 69,76 % del capital; además, el magnate ruso exigía contar con mayoría de miembros en el consejo de administración como requisito previo para impulsar una ampliación de capital de 500 millones de euros con la que hacer que la empresa recupere el equilibrio patrimonial y pueda así evitar el concurso de acreedores.

El Banco Santander apoya a DIA

Por otro lado, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, anunció que la entidad decidió “apoyar” a la cadena de supermercados DIA después de que su mayor accionista, el inversor ruso Mijaíl Fridman, se hubiera comprometido a trabajar en eliminar la “discriminación” entre los bancos y los bonistas.

En un mensaje a través de la red social Twitter, Botín informó así de la existencia de un principio de acuerdo después de semanas de intensas negociaciones sobre el futuro de DIA, una compañía con más de 6.000 tiendas en España (donde están el 57 %), Argentina, Brasil y Portugal.

Imagen del exterior de Dia. Foto: cedida por el supermercado.

Imagen del exterior de Dia. Foto: cedida por el supermercado.

Fridman exigía llegar a un consenso con toda la banca acreedora para que aceptara extender el vencimiento de la deuda de DIA como requisito previo para impulsar una ampliación de capital del grupo que le permita evitar la declaración de bancarrota o la liquidación.

Uno de los escollos en estas negociaciones era el trato a los bonistas, ya que Fridman pretendía utilizar parte de la financiación para pagar a estos y no al resto de acreedores, entre ellos los bancos.
Anteriormente a su anuncio en Twitter, Botín había insistido en que el banco que dirige había tratado de llegar a un acuerdo que fuera bueno para todos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...