RESTAURACIÓN SOSTENIBLE

Así son los chiringuitos más “verdes” de la costa española

Los chiringuitos “más verdes” de la costa española no se conforman con el uso de placas solares, la limpieza de la playa o el uso eficiente del agua; además compran alimentos a asociaciones de parados, emplean vajillas creadas por ceramistas locales o recogen el aceite usado de sus clientes.

  • Imagen del chiringuito sostenible Pura Vida Organic Restaurant. Foto: cedida por el establecimiento.Imagen del chiringuito sostenible Pura Vida Organic Restaurant. Foto: cedida por el establecimiento.
  • mas infoImagen de un plato en el Chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento. Imagen de un plato en el Chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento. Imagen de un plato en el Chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento.
  • Chiriniguito Sinás, que ha reciclado un contenedor marítimo. Foto: cedida por el establecimiento.Chiriniguito Sinás, que ha reciclado un contenedor marítimo. Foto: cedida por el establecimiento.
  • mas infoImagen nocturna del Chiringuito el Puntal. Foto: cedida por el establecimiento.Restauración-sostenible-playasRestauración-sostenible-playas
  • mas infoEl ganador del "Premio Chiringuitos Responsables" está en "Es Dolç" en Mallorca.Foto: Juanra MuletImagen de un chiringuito playero. Foto: Juanra MuletImagen de un chiringuito playero. Foto: Juanra Mulet
Imagen del chiringuito sostenible Pura Vida Organic Restaurant. Foto: cedida por el establecimiento.Imagen de un plato en el Chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento.Chiriniguito Sinás, que ha reciclado un contenedor marítimo. Foto: cedida por el establecimiento.Imagen nocturna del Chiringuito el Puntal. Foto: cedida por el establecimiento.Imagen de un chiringuito playero. Foto: Juanra Mulet

Por todo ello, cinco establecimientos de la costa española han sido reconocidos como Chiringuitos Responsables por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: “El Puntal”, de Somo (Cantabria); “Lasal del Varador”, en Mataró (Barcelona); “Mojama Beach”, en Chiclana de la Frontera (Cádiz), “Pura Vida Organic Restaurant”, de Alcossebre (Castellón), y “Sinás”, en Raxó (Pontevedra).  El establecimiento “Francisco i Jaume” -de la playa es Dolç de Ses Salines (Mallorca)- ha conquistado el Primer Premio que han otorgado los usuarios a través de las redes sociales.

Desde “Mojama Beach“, Javier Bustelo, señala  que sus medidas enfocadas al respeto al medioambiente forman parte de “su manera de hacer”. Apuestan por la reutilización de aguas grises para llenar las cisternas de los inodoros, la impresión de las cartas en papel reciclado o la organización de campañas de sensibilización -como “Tu colilla me quema”- para concienciar sobre el daño de estos restos del tabaco a los ecosistemas marinos, entre otras muchas más medidas.

Imagen nocturna del chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento.

Imagen nocturna del chiringuito Mojama Beach. Foto: cedida por el establecimiento.

Su sostenibilidad también es social, pues fomentan el consumo de productos locales y, entre sus proveedores, se encuentra la Asociación de parados activos de Chiclana, que suministran verduras y frutas que ellos mismos cultivan.

En la playa de Mataró está “Lasal del Varador“, en el que hasta la distribución de los espacios está pensada para reducir los gastos energéticos: cuentan con un sistema de ventilación natural cruzada que en verano permite disfrutar de la brisa marina y, en invierno, evitar la humedad en la terraza. Placas solares térmicas calientan el agua para el consumo diario y, para minimizar su impacto medioambiental, se valora la compra de productos con “nada o poco envoltorio”.

Algunas propuestas gastronómica del chiringuito Pura Vida Organic Restaurant. Foto: cedida por el establecimiento.

Algunas propuestas gastronómica del chiringuito Pura Vida Organic Restaurant. Foto: cedida por el establecimiento.

Una propuesta de restauración “muy verde” está disponible desde junio a los playistas en Alcossebre, con el chiringuito “Pura Vida Organic” que regenta la familia de Sete Castro. Cocinero especializado en macrobiótica, apunta a Efeagro que en su local toda la energía procede de placas solares, que no se venden refrescos, ni cervezas comerciales, y todo los productos son “ecológicos y artesanos”, incluso la vajilla, que ha sido creada por un ceramista de la zona.  Ofrecen un menú degustación, con unas diez propuestas que mezclan sabores mediterráneos y orientales, sin productos cárnicos, no se usa el azúcar para cocinar y solo se incluye pescado de “pesca sostenible”. “Es un pueblo muy tranquilo y familiar, y el restaurante está enfocado a personas que no tienen nada que ver con el ‘mundo ecológico'”, detalla Castro, por lo que el objetivo es conquistar a más público potencial y fomentar la concienciación ambiental, sobre todo en los niños, “que son los que luego educan a los padres”.

Ricardo Tricio es uno de los responsables de “El Puntal“, donde lleva 45 años acompañando a los bañistas de la playa de Somo. “Siempre nos hemos preocupado mucho del estado de la playa porque vivimos de ello”, con campañas como las que intercambian un refresco o un helado por un vaso de plástico lleno de colillas que recojan en la playa, asegura. Además, no usan papel de aluminio para los bocadillos, sino que es reciclable, al igual que los bolígrafos de los camareros, y la electricidad e incluso los cargadores para móviles son de energía solar.

Imagen del chiringuito El Puntal. Foto: cedida por el establecimiento.

Imagen del chiringuito El Puntal. Foto: cedida por el establecimiento.

Un contenedor marítimo reciclado es el material con el que está fabricado el Chiringuito Sinás, según describe su responsable, Oliver Da Silva. Además, la sombra de la terraza se ha construido con madera de bateas de mejillones y las mesas de la zona chill out, con las bobinas de cable y, para concienciar sobre los efectos del hombre en el paisaje costero, han impreso en lona dos fotografías desde el mismo punto de vista, pero de 1957 y otra de la actualidad. En su punto limpio recogen diferentes tipos de residuos, como los aceites usados de los veraneantes que alquilan los apartamentos de la zona; y para concienciar a los niños les dan gominolas cuando colaboran con la limpieza o el reciclaje.

Imágenes comparativas en chiringuito Sinás. Foto: cedida por el establecimiento.

Imágenes comparativas en chiringuito Sinás. Foto: cedida por el establecimiento.

Francisco Jaume Pizà regenta uno de los chiringuitos “veteranos” en concienciación ambiental, pues “Francisco i Jaume” lleva acumulando certificados por sus medidas responsables con el medio ambiente desde hace siete años; en 2014 ganaron el primer premio de Chiringuito Responsable y este año se han alzado con el reconocimiento de los usuarios. Uniformes “ecológicos” par el personal, el 90 % de productos ecológicos -desde el vino o el aceite hasta la sal- y hortalizas de su propio finca son algunas de sus nuevas herramientas medioambientales. Para el próximo año seguirán trabajando, sobre todo en incentivar el uso de la bici, y en las campañas ambientaleso con fundaciones y ONG de la zona.

Y es que los establecimientos de la costa se preocupan cada vez más del medioambiente; para todos los que quieran conseguir el premio de la Fundación Biodiversidad el año que viene habrá una nueva convocatoria con novedades como el “Premio Chiringuito por el Clima 2015”.

logo color_web

 

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Gastronomía     Restauración
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.