TRANSPORTE GANADO

Pedro Martínez (ANTA): Hay “mucha conciencia” de bioseguridad en el transporte de ganado

El gerente de la Asociación Nacional de Transportistas de Animales vivos (ANTA), Pedro Martínez, asegura que es capaz de poner “la mano en el fuego” sobre la “mucha conciencia” en bioseguridad que hay en este gremio español.

Un camión de transporte de ganado vacuno: Efeagro/archivo/Villar LópezUn camión de transporte de ganado vacuno: Efeagro/archivo/Villar López

En una entrevista con Efeagro, señala que los camioneros con movimientos internacionales desde España son los que más cuidado tienen en materia de bioseguridad, haciendo “limpiezas y desinfecciones de refuerzo”, algo que se antoja esencial dada la presencia de enfermedades como la Peste Porcina Africana (PPA) en varios países europeos.
Para facilitar las labores de bioseguridad es importante contar con una red de centro de limpieza y desinfección.
España está ahora pendiente de publicar su listado de centros operativos, en virtud de un real decreto de 2019, que pedía actualizar la base de datos de forma anual.

Además, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), sacará una línea de ayudas para renovar y construir nuevos centros de ese tipo en el territorio nacional, según Martínez.
Ese real decreto se espera para después del verano, especifica.
Con la llegada del verano, el transporte de animales vivos requiere medidas especiales para asegurar el bienestar en el transporte debido a las temperaturas.
En ese sentido, apunta que en verano suelen reducirse las densidades en los camiones entre un 10 y un 20 %, dependiendo de la especie, porque la normativa indica que el interior del habitáculo no puede superar los 35 grados.

Alemania y Holanda tienen una norma propia para el verano más estricta porque impide un transporte de animales si se acredita que el camión pasará por zonas con más de 30 grados ambientales, independientemente de los registrados en el interior del camión.
Ello complica las transacciones entre esos países y España en el período estival de tal forma que los operadores tienen que calcular bien las horas de viaje y tener en cuenta las temperaturas que se encontrarán, principalmente en España, donde superar los 30 grados en verano es más habitual.
Martínez afirma que una de las opciones que suele hacerse es comenzar el trayecto por la tarde en Alemania para llegar de noche a España.

El transporte de ganado, aunque se declaró esencial durante los momentos más duros de confinamiento en la pandemia, también se vio alterado principalmente en los traslados fuera del país por los requisitos sanitarios a cumplir para poder entrar.
Ahora ya impera una “mayor normalidad”, típica de la época de “prepandemia”, porque los países europeos han eliminado los certificados sanitarios que exigían a los transportistas, explica.
“A día de hoy está totalmente liberado. Circulamos con bastante normalidad y no hay ninguna incidencia en este aspecto”, subraya.

Un ternero de recría en un camión de transporte de ganado. Efeagro/Archivo/Lavandeira jr

ANTA presentó hace unos meses el sello de calidad Animal “Welfare on Wheels – WOW” de la mano del departamento de operaciones de Bienestar Animal de la entidad de certificación Acerta.
Es un sello que permite identificar a los operadores que cumplen las condiciones de bienestar de los animales durante su transporte en vehículos terrestres y ha sido desarrollado por veterinarios e ingenieros agrónomos.
Es un distintivo que “va más allá” de la normativa obligatoria en el que se tiene en cuenta factores diversos como la temperatura, la tipología de animal, el vehículo o la distancia que recorrerá.
Un aspecto “relevante” del certificado es que “tiene un sistema de autocontrol por cada viaje que se realiza”.

El objetivo de implantar WOW ha sido “premiar a todos los operadores” logísticos que hacen los viajes con “una calidad plus, que van más allá de cumplir lo obligado”.
Otro de los asuntos sobre los que sigue trabajando el sector es sobre una normativa propia de transporte que les permita conciliar mejor el derecho al descanso del conductor con el bienestar de los animales que se transportan.

En ese sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha hecho una consulta pública al respecto y ANTA ha aprovechado para pedir una mejor compatibilidad de ambos aspectos.
Entre las peticiones, han reclamado cambios en el reglamento europeo de tacógrafos que se les aplica para adaptarlo al transporte de animales vivos.
A juicio de Martínez, “somos el único sector en el que la mercancía respira por lo que tendríamos que jugar con otras reglas distintas al del transporte convencional”.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ganadería
(No Ratings Yet)
Cargando…