FORMACIÓN

América Latina se forma para adaptar su agricultura al cambio climático

Agricultura y cambio climático van indisolublemente unidas. Ahora, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá se han puesto manos a la obra para mejorar la adaptación de su sector primario a los cambios en la climatología y el medioambiente a través de una iniciativa formativa impulsada por el Instituto Interamericano e Cooperación para la Agricultura (IICA).

Imagen de archivo (2013) de un agricultor costarricense arando la tierra con su caballo. Foto: EFE/Jeffrey ArguedasImagen de archivo (2013) de un agricultor costarricense arando la tierra con su caballo. Foto: EFE/Jeffrey Arguedas

Sólo en Costa Rica las pérdidas totales asociadas al cambio climático alcanzaron los 2.088 millones de dólares (1.677 millones de euros) entre 2008 y 2012. El 63,5 % de esta cantidad se produjo por fenómenos hidrometeorológicos que, sobre todo, afectaron a las infraestructuras viales y al sector agropecuario.

Esta es una de las conclusiones de la base de datos desarrollada conjuntamente por los ministerios de Agricultura y Ganadería (MAG) y el de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) del país y que sistematiza la información de los impactos de fenómenos naturales en el sector agropecuario, en especial por exceso o déficit de lluvias.

“El cambio climático ha generado impactos crecientes que se han reflejado en pérdidas de bienes producidos, infraestructura de conectividad terrestre, comunicaciones e infraestructura de servicios de salud, educacionales y vivienda”, explica a Efeagro el coordinador del Proyecto IICA-Euroclima, Ronny Cascante.

Para Cascante, “estos escenarios son igualmente significativos en todos los países de Centroamérica”.

El pasado 27 de noviembre finalizó en San José de Costa Rica el primer curso en el que más de una treintena de funcionarios y técnicos de los ministerios de Agricultura de estos cuatro países han conocido la base de datos construida por el MAG y el Mideplan, un proyecto que se dirigirá en el futuro a 18 países latinoamericanos.

“La información sistematizada tiene el potencial de ser de gran utilidad, ya que permite diseñar políticas, implementar planes, programas y proyectos, y avanzar en un sistema de alerta temprana (SAT) que, basado en series históricas, podrá estimar áreas de impacto y magnitudes”, detalla el coordinador de IICA-Euroclima.

Integración multisectorial

Para Cascante, las estrategias más eficaces que la agricultura centroamericana debería adoptar ante el cambio climático pasan por acometer una “integración multisectorial con acciones a corto, medio y largo plazo“.

Las actuales propuestas buscan “potenciar las acciones en agricultura familiar, cadenas productivas y en los cultivos autóctonos“, precisa.

“Para anticipar los riesgos, necesitamos información histórica y prospectiva, sólo así podremos sostener un debate político-técnico sobre la mejor vía para adaptar la agricultura a este fenómeno”, añade Allan Lavell, uno de los consultores del Proyecto IICA-Euroclima.

Ronny Cascante se ha mostrado convencido de que cualquier país puede aprovechar esta herramienta de trabajo elaborada en Costa Rica y elaborar sus propios registros al igual que se hace con el PIB o con los valores de exportación.

Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.