ALIMENTARIA 2016

Las sinergias, claves para innovar en el sector alimentario

La industria agroalimentaria y la Administración apuestan por una colaboración público-privada que fomente la innovación en este sector estratégico para la economía española.

play Celebración de Aliber, una jornada sobre I+D+i en el marco de Alimentaria 2016. EFEAGRO/Cedida por FIAB. Celebración de Aliber, una jornada sobre I+D+i en el marco de Alimentaria 2016. EFEAGRO/Cedida por FIAB.

Las industrias agroalimentarias y las administraciones públicas apuestan por la colaboración público-privada para fomentar la innovación en un sector estratégico de la economía que trabaja para dar respuesta a un consumidor cada vez más exigente. En estas premisas han coincidido representantes de las administraciones públicas y de la industria agroalimentaria que han participado en Aliber 2016, la cita sobre la innovación del sector alimentario que desarrolla el departamento de I+D+i de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) en Alimentaria 2016. 

El presidente de FIAB, Mané Calvo, ha subrayado en la inauguración que apuestan por la colaboración público-privada porque “solo la alianza entre administraciones, empresas, academias y centros tecnológicos” va a permitir el crecimiento de este sector. En esta línea ha destacado la labor de la plataforma “Food for life Spain” donde, a su juicio, se han sentado la bases de colaboración para la creación de grupos que puedan dar respuesta a las demandas del consumidor.

Innovación visible

Para Calvo, la innovación en la industria alimentaria es “visible y patente” en la variedad de productos que cada año se ponen al servicio del consumidor, al igual que en las novedades de los procesos industriales “que aportan activos a la economía del país”. Esta tarea requiere “gran capacidad de adaptación” e “inversión” en I+D+i para estar “a la altura de la demanda” y desarrollar un modelo de negocio sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental.

Se ha referido a los “esfuerzos” en los últimos años por la “reformulación de productos”, tanto en formatos como en tamaños, así como de alimentos adaptados a “las necesidades vitales” de los consumidores, a la vez que se ha avanzado hacia un sistema de información “veraz, transparente, científicamente respaldado y fácilmente comprensible” para el comprador. La secretaria de Estado de I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad, Carmen Vela, ha insistido en el valor estratégico de la industria agroalimentaria para la economía del país, “que incluso en los años de crisis” siguió creciendo.

Ha cifrado en 2.800 el número de grupos que trabajan en investigación agroalimentaria en España, en uno de los sectores en los que la “tan necesaria” e “imprescindible” colaboración público-privada “se da con más insistencia”, pues gracias a ella el conocimiento da lugar a productos cada vez más adecuados a un consumidor cada vez más exigente.

Salud y alimentación, binomio perfecto

Ha apuntado al binomio salud-alimentación como modelo que generará “nuevos nichos de mercado”, con alimentos funcionales y “casi personalizados”. Ya en la clausura institucional de la jornada, el director de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Fernando Burgaz, ha asegurado que la innovación en España “goza de buena salud”, pero que hay que seguir trabajando para ir “más rápido y más lejos”.

Se ha referido a algunas de las medidas adoptadas desde el Magrama para apoyar la innovación agroalimentaria como el Observatorio de Innovación que se ha incorporado en el Código de Buenas Prácticas Mercantiles, desarrollado a raíz de la ley de la cadena alimentaria. 

Aunque ha asegurado que el futuro de alimentación “no lo conocemos”, ha descrito cuatro de “las palancas” de innovación que serán claves para el sector: el reto de alimentar a una población creciente, la inclusión de la economía circular, un consumidor cada vez más exigente y el desarrollo de las tecnologías de la información. En la clausura oficial le ha acompañado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, quien ha afirmado que las empresas del sector tienen dos oportunidades de crecer: la innovación y la internacionalización.

Durante la jornada, expertos internacionales han actualizado los últimos estudios en torno a genómica y alimentación, estrategias alimentarias por un envejecimiento saludable, el modelo agroalimentario 4.0 y las tendencias en innovación alimentaria.

La Feria Alimentaria, que cumple 40 años, ha sido inaugurado hoy en Barcelona con la presencia de más de 4.000 empresas de 70 países y la previsión de 140.000 visitantes, 40.000 de ellos extranjeros.

Etiquetado con:
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.