ALIMENTACIÓN CONSUMO

Fiebre por las celebraciones: el Día del Cordero en la Semana Sin Carne

El sector alimentario no escapa a la fiebre de los “Días de”; un flujo que genera un aluvión de mensajes, a veces contradictorios, para un consumidor saturado.

Varias personas consumiendo productos de origen animal y vegetal. PexelVarias personas consumiendo productos de origen animal y vegetal. Pexel

Son matemáticas: hay más “Días o Semanas de” que fechas en el calendario, una auténtica fiebre que da de lleno en el mundo de la agricultura y la alimentación en la que esta saturación provoca grandes paradojas como celebrar el Día del Cordero (23 de junio) en la Semana Sin Carne (17-23 de junio).

Y así, si un consumidor se deja llevar por lo que le recomiendan los promotores o defensores de estas celebraciones, tiene un dilema este domingo: no sabrá si tendrá que almorzar unas chuletas de cordero o decantarse por una dieta vegetariana.

Ambas celebraciones cuentan con el apoyo de entidades y asociaciones que cuentan con todo un argumentario propio  sobre motivos sanitarios, medioambientales o ético/ideológicos, arropados con datos u opiniones de expertos, ya sea de por qué es necesario dejar de consumir un producto o por qué es conveniente potenciar su ingesta-

Esta semana, mientras asociaciones como ProVeg llaman a unirse a la Semana Sin Carne para crear un mundo más respetuoso con el medio ambiente y los animales, la organización interprofesional del Ovino y el Caprino (Interovic) ha defendido el Día del Cordero para reivindicar la importancia que ese tipo de ganadería tiene para el medio ambiente y la sociedad.

Aunque organizaciones ecologistas como Greenpeace y Amigos de la Tierra también han animado a sumarse a estos siete días sin carne, su principal motivación para posicionarse es lograr que se ponga freno a la ganadería industrial.

Preparación de un plato de carne. EFE/Archivo. María Guillén.

Desde la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) han pedido a las Administraciones que lancen mensajes a la ciudadanía sobre la necesidad de consumir todo tipo de alimentos en sus dosis recomendadas para rebatir los argumentos de salud que lanzan algunos movimientos, especialmente en estos “días de”.

“Semanas” y “Días” con los mismos motivos

Porque los mensajes contradictorios al consumidor no son puntuales: existe la semana sin carne pero también el Día Mundial Sin Carne (20 de marzo); el movimiento global “Meatless monday” (Lunes sin carne) o su homólogo “Green Monday” (Lunes verdes).

Por su parte, los productos de origen animal también cuentan con sus días particulares: un ejemplo está en la  leche, con su Día Mundial, el 1 de junio, Día Internacional Lácteo (finales de junio) o Día Mundial de los Lácteos en las Escuelas (septiembre).

Son tres jornadas en las que los mensajes se centran en los beneficios de la leche de vaca o de cabra y que nada tienen que ver con los que llegan al consumidor el Día Mundial de la Leche Vegetal (finales de agosto), término este último, por cierto, prohibido por la Justicia Europea que reserva el término “leche” para la de origen animal.

El huevo, por su parte, cuenta por supuesto con su Día Mundial en octubre, además de que diversas regiones o municipios celebran también su “día de la tortilla”.

Un bombardeo continuo de “Días de” –la mayoría no avalados por la ONU u otros organismos oficiales-, con mensajes que se arriesgan a saturar al consumidor, cuando no a desconcertarle con las pasiones a favor o en contra.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

ACEITE DE OLIVA