GASTRONOMÍA

Albert Adrià se expande en Barcelona con dos locales de cocina mexicana

El chef Albert Adrià se ha propuesto consolidar el área del Paral·lel de Barcelona como epicentro gastronómico con la apertura de dos locales de comida mexicana contiguos, una taquería de precios populares y un restaurante de cocina más elaborada, que sumará a otros tres restaurantes que ya regenta en la zona.

El cocinero Albert Adrià, hermano de Ferrán Adrià, sirve un snack. EFE/Alberto Estevez.El cocinero Albert Adrià, hermano de Ferrán Adrià, sirve un snack. EFE/Alberto Estevez.

En una entrevista con Efe, Albert Adrià ha explicado que la taquería “Niño Viejo”, con capacidad para atender a 200 personas al día, y situado en el número 56 de la Avenida Mistral de la capital catalana, abrirá el próximo 13 de agosto.

Será un local que “dará comida auténtica mexicana pero actual y moderna, a precios populares -unos 25 euros de media-, para que sea accesible a todo tipo de público”.

Por su parte el “Hoja Santa”, que abrirá en septiembre al lado de “Niño Viejo”, sólo dará cenas y “será un restaurante más gastronómico para un máximo de 65 personas, también con comida mexicana pero más elaborada y con precios acordes con las materias primas y el servicio que se ofrece”, y que pueda además cubrir reservas que no se puedan atender en otros locales del grupo.

Este nuevo proyecto, promovido por los hermanos Ferran y Albert Adrià y los hermanos Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias, propietarios del Restaurante Rías de Galicia, ha supuesto una inversión de 1,3 millones de euros y sigue la fórmula ya ensayada con éxito de desdoblar la oferta culinaria.

“Un local informal pero de calidad para tener volumen, y un restaurante más de culto para servir gastronomía de excelencia. Con uno se gana dinero y con otro prestigio”, sintetiza el hermano de Ferran Adrià, quien puntualiza que “con los nuevos restaurantes no se buscan reconocimientos, que llegan solos, sino hacer feliz a la gente”.

Albert Adrià apuesta por el Paral·lel

La apuesta por el Paral·lel para instalar sus nuevos locales mexicanos, que darán trabajo a unas 45 personas es, según Albert Adrià, es “una estrategia para ser más efectivos, ya que estar todos tan cerca nos permite cubrir bajas, cambiar platos, reunirnos con facilidad, seguir de cerca todas las cocinas y que nos vean los clientes”.

“Carros con especialidades y elaboraciones en directo de platos tan conocidos como el guacamole servirán para acercarse al cliente”, considera Albert Adrià, que indica que en ambos locales trabajarán con productos de aquí y “con lo mejor de México que hemos buscado, comprado o plantado”.

Aunque “Niño Viejo” abre el 13 de agosto, desde este fin de semana ha empezado el rodaje y amigos, familiares, clientes y proveedores han sido los primeros en probar las cartas porque “coger la rutina es lo más difícil de un restaurante, y lo que te permite ser efectivo”.

A mediados de septiembre se pondrá en marcha “Hoja Santa” y en un radio de poco más de 150 metros los hermanos Adrià tendrán funcionando los restaurantes mejicanos más “Tickets”, “Bodega 1900”, y “Patka”.

Albert Adrià, en la presentación del libro de Tickets. EFE/Toni Garriga.

Albert Adrià, en la presentación del libro de Tickets. EFE/Toni Garriga.

“La huella de el Bulli está en todos ellos -explica Albert Adrià- porque allí es donde empezamos a dialogar con la cocina, pero el más bulliniano será el “41°”, que cerró la pasada semana después de conseguir una estrella Michelín y consolidarse como uno de los cien mejores restaurantes del mundo, para reabrir en febrero en la esquina de las calles Sepúlveda y Entenza, no lejos de los otros.

Según Albert Adrià, que ha pasado 30 de sus 44 años en las cocinas y la mayor parte de este tiempo en el Bulli, donde se especializó en postres y se ocupaba de desarrollar las técnicas de los platos que diseñaba su hermano, tras el cierre del mítico restaurante de la Cala Montjoi el mayor éxito de sus actuales restaurante lo tiene el “Tickets”, con una lista de espera de dos meses, aunque el resto tiene también muy buena acogida.

El nuevo “41 grados”, que está dentro del espacio “Enigma”, tendrá capacidad para 24 personas, frente a las 120 que podrán comer y tomar copas en el otro.

Cuando el proyecto de los hermanos Adrià se complete a principios del próximo año y todos los restaurantes estén en marcha, conformarán un grupo gastronómico que dará trabajo a 160 personas, de las que la mitad son cocineros, un 40%, camareros y el resto personas de administración y apoyo.

Centrados en el área del Paral·lel de Barcelona, los hermanos Adrià no tiene intención por el momento de abrir algún restaurante fuera de la capital catalana, aunque no descartan montar algo en Londres o Nueva York “cuando todo aquí esté bien asentado”. EFEAGRO

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.