ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE FENACORE

Del Campo: “Las garantías de agua en España dependerán de las obras hidráulicas”

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), Andrés del Campo, advierte que, en un escenario de cambio climático, cubrir las necesidades de agua en España en los próximos años dependerá de las obras hidráulicas.

Andrés del Campo. Foto: Cedida por FenacoreAndrés del Campo. Foto: Cedida por Fenacore

El presidente de esta federación -que integra a unos 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80 % del regadío nacional agrupado en comunidades de regantes- ha mostrado el respaldo a los territorios que piden garantías de agua para la agricultura, especialmente en el sudeste.

“Apoyamos las obras de regulación en el país, con carácter general”, abunda Del Campo, quien compromete el apoyo de esta Federación a la manifestación del próximo 7 de marzo en Madrid, convocada por el Círculo por el Agua bajo el lema “En el Levante sin agua, desierto y paro. Defendamos la huerta de Europa“.

“Siempre que se pidan obras de regulación, estamos de acuerdo y somos partidarios”, recalca el presidente, que acudirá a la movilización y, aunque Fenacore no es convocante, sí comparte la preocupación del Foro Pro Agua de Alicante y de las Mesas del Agua de Murcia y Almería por la escasez hídrica en el Sudeste, más aún cuando de este recurso depende el futuro de la actividad agraria.

Imagen de regadíos. EFEAGRO/Cedida por Fenacore.

Imagen de un sistema de regadío de aspersión. Foto: EFEAGRO/Cedida por Fenacore.

De hecho, recuerda que, si no existieran obras de regulación, en España no podrían vivir más de 4 millones de habitantes durante los meses de julio y agosto, frente a los más de 70 millones (si se cuenta la población “flotante”, como los turistas) que lo hacen actualmente.

El presidente advierte que, con el cambio climático, las lluvias serán más torrenciales y los embalses pueden amortiguar esas avenidas y evitar daños; al mismo tiempo, se esperan sequías más prolongadas y los pantanos ayudarían a almacenar recursos.

Cómo afrontar las sequías

Según apunta, por ejemplo, en el Guadalquivir se ha entrado en su quinto año de sequía, pero durante los cuatro primeros “no nos hemos enterado” porque, pese a la falta de lluvias, las obras hidráulicas han permitido asegurar los abastecimientos y la demanda.

Este año, el 2018, es cuando esta cuenca ha entrado en “sequía hidráulica” (no sólo pluviométrica), después de que también lo hicieran las del Duero, Júcar o Segura aunque, matiza, “con las lluvias de estos días, la situación cambiará”.

Gracias a las precipitaciones de las últimas semanas, los suelos en muchas zonas “están casi al nivel de saturación”, de manera que el agua “corre” y fluyen los arroyos, ha valorado Del Campo.

“Si esta situación dura, los embalses se llenarán en poco tiempo. Lo ideal sería que se prolongaran las lluvias al menos diez días”, agrega el presidente de Fenacore.

Por fin hay precipitaciones en las zonas montañosas de Andalucía, donde están los embalses, y también puede “paliarse mucho” la sequía del Sudeste si hay más agua retenida en los pantanos de cabecera del Tajo, concluye Del Campo.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.