BREXIT UE

Con aduana y sin arancel, la agroexportación española salva el mercado británico

El Brexit introduce trámites aduaneros para el comercio entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido, pero el pacto entre ambas partes no incluye aranceles y mantiene así las expectativas de la agroexportación española en el mercado británico.

Estanterías con frutas y verduras en un supermercado en Londres. Efeagro/EPA/Facundo ArrizabalagaEstanterías con frutas y verduras en un supermercado en Londres. Efeagro/EPA/Facundo Arrizabalaga

Ni aranceles ni cuotas comerciales prevé el llamado acuerdo de Comercio y Cooperación, que entrará en vigor de manera provisional este 1 de enero.

Volverán, no obstante, los controles fronterizos de mercancías y los certificados fitosanitarios para determinados productos, con la correspondiente burocracia que supone la salida efectiva de Reino Unido de la UE, al pasar a ser un país tercero.

Para el sector agroalimentario español, Reino Unido representa un 10 % de sus exportaciones, unos 4.000 millones de euros.

Camiones de carga y otros vehículos atraviesan el puerto de Dover, en el Reino Unido. Efeagro/Andy Rain

Camiones de carga y otros vehículos atraviesan el puerto de Dover, en el Reino Unido. Efeagro/Andy Rain

Los cambios afectarán a unas exportaciones concentradas en frutas y hortalizas (un 20 % de las ventas), vino y mosto (8 %), aceite de oliva (5 %) y carne de porcino (3 %), sin contar con el impacto en la actividad pesquera.

Frutas y hortalizas

En la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Planas Vivas (Fepex) respiran con “alivio” porque el acuerdo ha impedido un “Brexit duro”, que hubiera dado lugar a la imposición de los derechos arancelarios establecidos en la Organización Mundial de Comercio.

Según sus cifras, la exportación española de frutas y hortalizas frescas se ha librado de ser gravada con 198 millones de euros por dichos aranceles.

La patronal prevé que aumente la competencia de otros países, un nuevo escenario en el que, en su opinión, se requieren medidas para mejorar la competitividad del sector.

Vino

Además de las normas genéricas, el acuerdo incluye dos anexos relativos a los productos ecológicos y al vino para su reconocimiento recíproco en la UE y Reino Unido.

En ese último caso, los productores podrán autocertificar la calidad de su vino y las partes se comprometen a aceptar las importaciones producidas con las definiciones y prácticas enológicas de cada una, siempre que se ajusten a las recomendaciones de la Organización Internacional de la Viña y el Vino.

El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luis Benítez, muestra su satisfacción por la inclusión de esas normas, conforme a lo que reclamaban, y por que no haya aranceles ni la obligación de presentar un certificado sanitario, “que en principio sí iba a haber”.

“Las relaciones comerciales será muy parecidas a las que había hasta ahora”, declara a Efeagro Benítez, quien confía en resolver las dudas pendientes sobre los trámites “con el tiempo” y mantener la cuota en Reino Unido, primer destino de vino español envasado.

Aceite de oliva

España es el principal exportador de aceite de oliva a Reino Unido, con más de 44.100 toneladas vendidas en 2018.
El acuerdo “facilita el comercio” y el hecho de seguir sin aranceles es una “mejora notable” frente a la incertidumbre que existía, considera el representante de la Interprofesional del aceite de oliva Rafael Pico.

Niega que la adaptación a la normativa británica de origen, etiquetado o certificado fitosanitario suponga “grandes problemas a las empresas, que están acostumbradas a exportar a 180 países, cada uno con sus peculiaridades”.

En el sector han adelantado exportaciones ante un “previsible colapso” en las aduanas al principio, pero más allá de problemas logísticos y de un “pequeño encarecimiento” de la exportación, a la larga lo que más les inquieta es que haya cambios en la política arancelaria de Reino Unido hacia terceros países con menores costes de producción, según Pico.

Carne de cerdo

El 60 % del consumo de productos porcinos en Reino Unido procede del exterior y, así como el país continuará importando, los productores españoles destacan que en el principio de acuerdo para regular las relaciones futuras no figuren aranceles.

“Era una de las grandes preocupaciones”, indica el director de Internacional de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc), Daniel de Miguel, que da por hecho que tardarán un tiempo en adaptarse a Reino Unido, como han hecho con los 130 mercados de fuera de la UE a los que exportan.

Asegura que las empresas son conscientes de que puede haber retrasos en las entregas y más costes por los atascos de camiones, como ya ocurrió tras el bloqueo temporal hace unos días de la frontera entre Francia y el Reino Unido por una nueva variante de coronavirus, una situación que “ya se está resolviendo”.

Los productos de origen animal forman parte del grupo de alimentos tienen de margen hasta abril para empezar a cumplir ciertos requisitos impuestos por las autoridades británicas, según el plan de transición por fases que durará en general hasta el 1 de julio.

El sector agrario español ha pedido a las administraciones medidas para garantizar la fluidez de los intercambios comerciales, apoyo a los sectores afectados por el Brexit (la Comisión Europea ha propuesto una reserva de 5.000 millones de euros) y una competencia justa.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Comercio
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…