AGROALIMENTACIÓN EMPRESAS

El sector agroalimentario carga contra la gestión del Gobierno y pide ser escuchado

La industria agroalimentaria ha reprochado al Gobierno tanto su gestión de la crisis sanitaria por la covid-19 como la falta de medidas para recuperar la actividad tras la pandemia, y le ha exigido que cambie de actitud y escuche a los sectores implicados.

Tomás Pascual en la cumbre organizada por la Ceoe. Efeagro/FiabTomás Pascual en la cumbre organizada por la Ceoe. Efeagro/Fiab

De forma unánime y coral, algunas de las voces más representantivas del sector han enumerado este miércoles la lista de errores cometidos a su juicio por el Ejecutivo durante su intervención en la cumbre empresarial organizada por la patronal CEOE, y que busca soluciones desde el ámbito privado a esta crisis.

Durante la sesión de hoy se han vertido críticas al Gobierno por considerarlo “irresponsable” y falto de “humildad”, por haber perjudicado la imagen exterior del país con sus “rectificaciones” y por falta de previsión, además de cuestionar medidas como la renta básica o su intención de derogar la reforma laboral, entre otras.

El presidente de la patronal de la industria alimentaria (FIAB), Tomás Pascual, lo ha expresado así: “Hacer las cosas sin escuchar a quien le afecta esta situación provoca que no podamos trabajar de la forma adecuada. Necesitamos seguridad, claridad y agilidad”.

El también presidente del grupo lácteo Calidad Pascual ha recordado el peso estratégico para la economía del sector agroalimentario, que se ha visto perjudicado por el cierre de la hostelería y el frenazo de las exportaciones, tras reivindicar la actuación de toda la cadena en plena pandemia para garantizar el abastecimiento de alimentos.

“Hemos hecho las cosas bien, y si nos dejaran, las haríamos incluso mucho mejor”, ha apuntado.

Pascual ha advertido de que las empresas necesitan del Ejecutivo que se facilite liquidez -también par

a el reinicio de la actividad-, que no se aumenten impuestos, que se prolonguen y flexibilicen los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, que no se rompa la unidad de mercado con normativas autonómicas diferentes en cada región y que haya apoyo en materia de exportaciones.

sector agroalimentario gestión gobierno

“Hay una sobrerregulación, pedimos que confíen más en nosotros y en nuestros planes y propuestas para mejorar la situación”, ha insistido el dirigente patronal.

Mención especial ha realizado a la posibilidad de elevar la presión fiscal: “Poner impuestos al consumo, ya sean medioambientales o de otro tipo, en un momento en el que necesitamos que la gente se anime a consumir (…) sería retrasar la recuperación”.

En esta misma línea, el presidente del grupo Fuertes -dueño de la cárnica El Pozo-, Tomás Fuertes, ha pedido a los políticos en general que dejen atrás “los intereses personales e ideológicos”, ante la gravedad de la crisis, y les ha conminado a no desincentivar la inversión tanto nacional como extranjera con sus medidas.
“Hay que tirar del carro”, ha resumido Fuertes, quien ha destacado el papel que juegan las empresas en esta reconstrucción.

Por su parte, el presidente de Ebro Foods -uno de los líderes mundiales en producción de arroz y pasta-, Antonio Hernández Callejas, ha defendido que España necesita apostar más por la industria y la ciencia para ser “menos dependiente” del turismo, igual que ya pasó en el pasado con la construcción.

Hernández Callejas se ha mostrado crítico con el Ejecutivo, al que ha señalado los riesgos que entraña la aprobación de la renta básica y ha censurado sus “soflamas propias de otras épocas” en materia fiscal.

Además, se ha posicionado a favor de los países del norte de Europa que exigen a España cumplir sus compromisos financieros y que no “malgaste”.

“Antes de sacar tanta legislación, el Gobierno tendría que escuchar más a la gente que sabe (…) Las rectificaciones han generado retrasos, costes y mucho desprestigio fuera”, ha lamentado Ignacio Osborne, presidente del grupo del mismo nombre y de la asociación Foro de Marcas Renombradas de España.

Desde la organización agraria Asaja, su presidente, Pedro Barato, ha acusado al Ejecutivo de “irresponsabilidad” por plantear que en el campo existe esclavitud, en referencia a una campaña de inspecciones lanzada por el Ministerio de Trabajo.

El secretario general de la patronal de armadores Cepesca, Javier Garat, ha instado al Ejecutivo a que aparque “la ideología, la improvisación y la propaganda y actúe con humildad”.

Tanto el director general de Campofrio, Paulo Soares, como el presidente de Bodegas Matarromera, Carlos Moro, han coincidido en sus intervenciones en apuntar que la pandemia obliga a reforzar la digitalización del sector agroalimentario y la apuesta por el comercio electrónico.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Distribución     Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos