SECTOR PRIMARIO

La agricultura, tan relevante como poco atractiva para decidirse por ella

El sector primario es relevante porque de él depende la alimentación mundial pero a pesar de ello son pocos los que aún se ven atraídos a dedicar su futuro profesional a cuidar cosechas o ganado.

Un agricultor trabajando en una explotacion. Efeagro/Rafa AlcaideUn agricultor trabajando en una explotacion. Efeagro/Rafa Alcaide

Es el sector primario y eso ya da idea de lo relevante que es para asegurar la alimentación mundial porque la agricultura es esencial, como lo ha hecho notar durante la pandemia, pero a pesar de ello son pocos los que aún se ven atraídos a dedicar su futuro profesional a cuidar cosechas y ganado.
Esta misma semana el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, aseguraba que hay herramientas potentes, como varias líneas de ayudas, para atraer a los jóvenes al campo pero reconocía a la misma vez que aún son insuficientes para conseguir el ansiado relevo generacional.

En este período de la PAC (2014-2020), alrededor de 12.500 jóvenes se han decantado por el sector agrícola pero la cifra sigue siendo escasa teniendo en cuenta que en España el 60 % de los empleados en el campo tiene 55 años o más, es decir, que en los próximos diez años previsiblemente se jubilarán, según recordó también esta semana el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.
Y es que aún sigue siendo difícil asegurar que vivir del campo es rentable o apetitoso por múltiples factores que repasamos antes de que comience el otoño, una época muy agrícola:

RELACIONES CON LA CADENA

Conseguir unas relaciones buenas y equilibradas en las que todos los eslabones ganen es uno de los grandes quebraderos de cabeza para el sector agroalimentario.
En España, el Gobierno modificó la ley a principios de año, con prohibiciones como la venta a pérdidas, y aún está pendiente de someterse a una nueva revisión para acoplarla a la normativa europea.
Se quejan muchas veces los agricultores de falta de fuerza en la negociación con su siguiente eslabón (normalmente la industria) y, aunque razón no les falta, también son múltiples las voces -desde la propia Administración- que insisten en potenciar el movimiento cooperativo o las organizaciones de productores.

COMERCIO INTERNACIONAL

La producción agrícola ya no entiende de barreras y las exportaciones son básicas en las cuentas de resultados de la mayoría de las empresas.
Si bien en este último año se han sucedido distintos acontecimientos a nivel mundial en el comercio, siendo uno de los más relevantes el de las sanciones autorizadas por la OMC a EE.UU. por disputas entre Airbus y Boeing que, aún no teniendo nada que ver con la agricultura, le acabaron perjudicando.
La Administración Trump decidió aplicar una partida relevante de esas multas a numerosos productos agroalimentarios europeos, entre ellos varios españoles como la aceituna de mesa que la dejó muy afectada por los muchos intereses que tiene en el país norteamericano.

Un tractor trabaja en una explotación gallega. Foto: Efeagro/G.M.

Un agricultor trabaja con su tractor en una explotación. Foto: Efeagro/G.M.

MÚLTIPLES INCERTIDUMBRES

Es un sector siempre acechado por múltiples incertidumbres y una básica es no saber, por ejemplo, cómo será el año hidrológico, es decir, no saber cómo vendrá el tiempo porque de ello depende, y mucho, la cantidad y la calidad de las cosechas.
Es un hecho inherente a la propia actividad pero es verdad que España puede presumir en el mundo de contar con unas líneas de seguros agrarios que tratan de amortiguar las pérdidas que les puede producir a un agricultor en un momento dado un episodio de pedrisco, sequía o inundaciones.

Pero bajo el paraguas de la “incertidumbre” hay ahora otros asuntos como el Brexit: aún no se sabe cómo y cuándo se producirá efectivamente (más ahora en un contexto de pandemia en el que todo parece haberse parado) y es esencial para algunos productos hortícolas o el vino.
También va marcada con la palabra “incertidumbre” la propia evolución de la pandemia porque aunque ha permitido, como se decía, colocar a la agricultura como esencial, no quita que el comercio y la producción de alimentos se haya visto afectado sobremanera por los cambios en los patrones de vida y consumo.

DIFÍCIL ACCESO A LA TIERRA

Es uno de los grandes retos para el campo, facilitar el acceso a la tierra a personas con ganas de montar un negocio agrícola y vivir de ello.
En un reciente reportaje elaborado por Efeagro con jóvenes agricultores, coincidían en señalar la dificultad de partir desde cero para instalarse en el sector primario de tal forma que muchos que hoy están en la agricultura española es gracias a las tierras y oficio heredados de sus padres u otros familiares.

SACRIFICIOS Y RETOS

Un una sociedad acomodada en el bienestar, ofrecer trabajo en un sector que muchas veces no entiende de días festivos y requiere un importante esfuerzo físico haga el tiempo que haga y sin tener asegurado una buena rentabilidad, complica aún más todo este contexto para asegurar el futuro del sector.
Y todo ello se suma las exigencias crecientes con normativas que cada vez piden unas prácticas más sostenibles medioambientalmente, como el Pacto Verde Europeo (Green Deal) o la estrategia “De la granja a la mesa”.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO