POLÍTICA COMUNITARIA

Agricultura sostenible y segura, el mandato a Wojciechowski

Alimentos seguros, producidos de forma sostenible por un sector competitivo concentran los objetivos que la futura presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha transmitido al polaco Janusz Wojciechowski, futuro comisario de Agricultura si lo refrenda el Parlamento europeo en noviembre.

Janusz Wojciechowski en una foto de archivo . EFE/Julien WarnandJanusz Wojciechowski en una foto de archivo . EFE/Julien Warnand

Von der Leyen recuerda en su “Mission Letter” a  Wojciexhowski que uno de los granes objetivos de la FAO es “proporcionar alimentos asequibles a los ciudadanos y un nivel de vida justo para los agricultores”, y que, en Europa, alrededor de 21 millones de personas trabajan en 11 millones de granjas, lo que también tiene un efecto directo en el desarrollo del territorio rural.

En ese sentido, pone el acento en que el sector es “fundamental” para cumplir los compromisos relativos a afrontar el cambio climático, pero ejerciendo una agricultura sostenible y competitiva.

Ursula von der Leyen Foto EPA /PATRICK SEEGER

Para todo ello, le plantea a a Wojciechowski que en el contexto de asegurar que el sector agrícola cumpla con sus compromisos, se adapte al cambio derivado del clima, la demografía y la tecnología, trabaje para

  1.  Asegurar la producción de alimentos más sostenibles y saludables.
  2.  Llevar a cabo la conclusión de las negociaciones de la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2020, con el foco en la simplificación y con un objetivo ambicioso en términos de seguridad alimentaria y protección del medio ambiente, así como en la adaptación de la tecnología y la digitalización al sector agroalimentario.
  3.  Una vez concluida dicha negociación, centrarse en su aplicación y colaborar con los Estados miembro en sus planes estratégicos para implementarla teniendo en cuenta sus prioridades nacionales. De nuevo con la mirada puesta en el cumplimiento de las medidas relacionadas con el medioambiente y la lucha contra el cambio climático.
  4.  Contribuir a la estrategia “De la granja a la mesa” (Farm to fork), cuyo objetivo es la producción sostenible de alimentos, trabajando con el sector agroalimentario para conseguir esa mejora de la sostenibilidad en toda la cadena alimentaria, incluido el sector ecológico.
  5.  Como parte del objetivo global de zero-pollution (cero contaminación), trabajar para que ese fin también sea prioritario en la agricultura y la ganadería de la Unión Europea y colabore, así, con los objetivos comunitarios en torno al clima y la biodiversidad. Este punto incluye la reducción del uso, entre otros, de plaguicidas y fertilizantes.
  6.  Fortalecer el sistema de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, que son “elemento clave para mantener un alto nivel de calidad de los alimentos”, además de colaborar en la conservación del patrimonio cultural en el territorio.
  7.  Desarrollar un plan a largo plazo para las zonas rurales, en colaboración con el Vicepresidente de Democracia y Demografía, para que las necesidades específicas del rural se tengan en cuenta, sobre todo en los planes estratégico de la Política Agraria Común (PAC).
  8.  Con la Unión Europea como el mayor importador y exportador de alimentos, promover sus estándares de alta calidad en todo el mundo.
  9.  Van der Leyen reconoce en su Mission Letter que en los próximos años surgirán otros desafíos y otras oportunidades, para los que reclamará colaboración y trabajo conjunto, y en ese contexto menciona la salida del Reino Unido de la Unión Europea .
Foto de archivo de un agricultor cosechando cereal. EFE/Patrick Pleul

Un agricultor cosecha cereal en Alemania. EFE/Patrick Pleul

En esa “Mission Letter”, Von der Leyen incide en que el “principio rector” de sus políticas al frente de la Comisión será “liderar y aprovechar las oportunidades y desafíos” que suponen los cambios que se derivan del clima, las tecnologías digitales y la geopolítica, y que suponen determinar “que tipo de mundo” tendrán las generaciones futuras y “definir el lugar de Europa en el mundo”.

Las líneas programáticas

En este contexto, plantea grandes lineas programáticas que serán prioritarias y marcarán el trabajo de todo el cuerpo de comisarios, al que en la carta define como “equipo”. Este es además su primer objetivo: que se trabaje con el principio de colegialidad, de modo que se siga un “enfoque” en el que todo se decide colectivamente. De ahí deriva la segunda propuesta: que ocho vicepresidentes coordinen los grupos temáticos en los que intervienen los distintos comisarios .

Su tercera línea es que existirá una Comisión Geopolítica, para que la acción exterior sea “más estratégica y coherente”. Le siguen una intención relativa al diálogo: Von der Leyen insiste en que hay que “hablar y escucharnos más unos a otros dentro de la Comisión”. Finalmente, recuerda que cada comisariado “velará por el cumplimiento de los objetivos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en materia de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas”.

En el terreno regulatorio, la futura presidenta aspira a que sea selectivo, “fácil de cumplir y no añada cargas reglamentarias innecesarias”. Para ello, propone conseguir un “One in One out”, de forma que toda propuesta legal que suponga una carga debe retirar una carga existente en la Unión Europea (UE) en el mismo ámbito.

Como mensaje a todos los comisarios, Von der Leyen les recuerda que espera que visiten todos los estados miembro en la primera mitad del mandato y fortalecer la relación de confianza con los ciudadanos comunitarios, además de apoyar el talento y dar voz a la diversidad.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO