AGRICULTURA CULTIVOS

Agricultura diversificada: una vía de negocio alternativa para emprendedores

Caracoles, argán, buey Wagyu o el árbol de la moringa son sólo algunos de los cultivos y producciones que pueden servir para emprender en el mundo agrícola.

El agricultor Leovigildo en su plantación de moringa. EFEAGRO/Cedida por Leovigildo Martín. El agricultor Leovigildo en su plantación de moringa. EFEAGRO/Cedida por Leovigildo Martín.

Pueden ser caracoles, argán, buey Wagyu o el árbol de la moringa: cultivos y producciones alternativas que, en un momento en el que, según la FAO, la industria agroalimentaria tiende a ser cada vez más homogénea, se convierten en vía de negocio y diversificación para los emprendedores rurales.

Tras diez años de investigaciones, la propietaria de Vivero Argán de Andalucía, Josefa Feria, ha conseguido, con la ayuda de su padre Manuel, cultivar con éxito el árbol del argán, que “pese a ser originario de Marruecos se ha adaptado muy bien al suelo y el clima de la Axarquía malagueña, aunque nos costó mucho controlar la germinación de las semillas”, según reconoce a Efeagro.

Superadas las dificultades iniciales, “esta especie comienza a producir sus primeras semillas a partir de los dos años y medio”, ha explicado, “y con ellas podemos iniciar un proceso de multiplicación siempre que las plantemos en una buena turba y mantengamos estable el nivel de humedad, al menos durante sus dos primeros veranos”.

Argán y caracoles

Ejemplar de Argán. EFE/Archivo. Zacarías García

Ejemplar de Argán. EFE/Archivo. Zacarías García

El argán “soporta temperaturas de entre 48 y, excepcionalmente, -3 grados, y produce sus frutos entre julio y agosto -hasta 140 kilos por árbol-, que se usan para obtener aceites destinados a usos culinarios y cosméticos, a un precio aproximado de 25 euros el litro en cooperativa y a 60 euros el litro en las tiendas de toda Europa, principal mercado consumidor”, ha detallado Feria.

Mucho más sensibles a la temperatura son los caracoles de granja, que “solo sobreviven entre los 18 y los 22 grados, con unos niveles de humedad de entre el 50 y el 60 % por el día y del 80 % por la noche”, ha precisado el director de Axarcol, Juan Grande.

Grande ha apuntado que “la mayoría de las granjas que abrieron hace unos años han acabado cerrando por falta de formación”.

Caracoles de granja y sus huevas. EFEAGRO/Cedida por Axarcol.

Caracoles de granja y sus huevas. EFEAGRO/Cedida por Axarcol.

En este sentido, ha hecho hincapié en que “en España apenas existen expertos en helicicultura, ni siquiera los veterinarios saben diagnosticar sus enfermedades, y hay que tener en cuenta que, en líneas generales, no son rentables hasta pasados dos años, pues al principio son muchos los que se mueren”.

Para Grande, “el coste de producción no debería superar los 3 euros/kilo y el precio de venta debería situarse en torno a los 7-9 euros/kilo”, aunque ese importe no se puede aplicar al caviar de caracol que, “muy solicitado por la alta restauración, precisa de hasta 30.000 huevos para reunir un kilo que puede alcanzar los 1.600 euros”.

Moringa desde la India

Moringas en una explotación. EFEAGRO.

Moringas en una explotación. EFEAGRO. Cedida por Leovigildo Martín.

Originaria de la India, la moringa también ha conseguido hacerse un hueco en la comarca malagueña de La Axarquía, donde, según el vicepresidente de la Asociación de Productores y Comercializadores de Moringa, Leovigildo Martín, “actualmente solo se cultiva una superficie de 25 hectáreas”, si bien, en un futuro próximo, “puede proliferar y convertir a España en el almacén de Europa”.

Esta planta subtropical “puede cultivarse de dos maneras: como arboleda, plantando hasta 1.250 árboles por hectárea, y como forraje con las semillas obtenidas de la arboleda, siendo habitual que en una misma superficie convivan ambas modalidades, con lo que cada hectárea cultivada se rentabiliza al máximo”.

De la moringa “se aprovechan principalmente sus hojas, que se venden a unos 8 euros/kilo y contienen tantos nutrientes que están consideradas un superalimento para humanos”, ha destacado Martín, “aunque también son muy apreciadas sus semillas por la calidad del aceite que contienen y pueden alcanzar en el mercado los 25 euros/kilo”.

Bueyes Waygu

Más al norte, en la provincia de Burgos, la empresa Santa Rosalía Gourmet (Grupo Altube Garmendia) cría bueyes de la raza Wagyu de una manera que “se desmarca del patrón japonés”, según su responsable, Eduardo Sánchez, porque dan “mucha importancia al bienestar animal y permitimos que los bueyes permanezcan libres”.

Los solomillos de buey Waygu alcanzan los 100 euros el kilo

Además de proporcionar a los animales masajeadores mecánicos, Sánchez ha asegurado que añaden a su alimentación “cereales de producción propia, levadura de cerveza y pequeñas cantidades de vino ecológico de nuestra finca”, con lo que “conseguimos incrementar la calidad tanto de la carne como de su grasa infiltrada, sin duda la cualidad más apreciada de este tipo de carne”.

La empresa elabora productos con la carne de animales sacrificados con un mínimo de tres años de edad, “especialmente hamburguesas, que se venden a 20 euros el kilo, además de los famosos solomillos, que alcanzan los 100 euros el kilo, tanto en el mercado nacional como en países como Francia, Bélgica, Suiza, Inglaterra y algún que otro país árabe”, ha apuntado.

Originalidad, calidad gastronómica y nutricional, y buenos rendimientos para unos emprendedores que encuentran su futuro profesional en el medio rural.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.