La CE decide prorrogar su uso hasta 2022

Agricultores y ecologistas critican la prórroga al glifosato por 5 años

Los agricultores y los ecologistas han coincidido en criticar el periodo de autorización del glifosato por 5 años más, aunque por distintos motivos, mientras los primeros lo consideran insuficiente, los segundos creen que es demasiado, que se debería haber prohibido su uso.

Olivos en una finca del sur de Madrid. Foto: Efeagro Olivos en una finca del sur de Madrid. Foto: Efeagro

La Comisión Europea (CE) ha decidido esta semana la renovación de la utilización del glifosato hasta 2022, pero ha trasladado la responsabilidad de su autorización final a los países. Además, ha anunciado una propuesta legislativa que presentará en 2018, para hacer que el proceso para autorizar, restringir o prohibir el uso de plaguicidas sea más transparente en el futuro.

Las organizaciones ecologistas Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción, así como la de agricultura eco Ecovalia han lamentado la renovación del uso del glifosato por otros 5 años, pero, a su juicio, la polémica ha servido para cuestionar el actual modelo agrícola y su excesivo uso de fitosanitarios.

Glifosato, materia activa presente en más de 140 herbicidas en España

Las organizaciones de agricultores, por su parte, han lamentado la “politización” a la que se ha visto sometido el glifosato, ya que la seguridad de un producto “barato y eficaz” para matar las malas hierbas en la agricultura no debe ser cuestionada cuando hay informes científicos europeos que avalan su uso. Han resaltado que no se pueden obviar los resultados científicos.

Agricultores y ecologistas critican la prorróga al glifosato por 5 años EFE/Ismael Herrero

Además, han insistido en que si hay cualquier duda sobre la toxicidad de este u otro producto, los agricultores son los primeros que reclaman el “principio de precaución” y que se retire del mercado.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA), tras tener evidencias científicas, han asegurado el glifosato no se puede clasificar como cancerígeno.

Sin embargo, su independencia es cuestionada, según la portavoz de Amigos de la Tierra, Blanca Ruibal, ya que Monsanto “trató de influenciar a ambas” entidades, según informaciones aparecidas en medios estadounidenses, ha señalado.

Agricultores lamentan la “politización” del glifosato, necesario en el campo

Desde las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han insistido en que no se debe especular sobre la veracidad de los informes de estas reconocidas entidades científicas que avalan la seguridad de su uso.

El secretario de organizaciones de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel Padilla, se ha referido a la “politización” a la que ha sido sometido el glifosato, cuyo “uso se ha criminalizado” más allá de las investigaciones científicas.

Opinión compartida por el director de relaciones internacionales de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja), Ignacio López, y por el secretario de organización de la Unión de Agricultores y Ganaderos (UPA), Ignacio Senovilla.

Según los agricultores el glifosato es el más eficaz contra las malas hierbas

Este último también ha criticado la politización a la que se ha visto sometido el glifosato, una materia activa que se encuentra en más de un centenar de herbicidas, que son “baratos y eficaces y una de las mejores soluciones para acabar con las malas hierbas en el campo”.

Agricultores y ecologistas critican la prorróga al glifosato por 5 años Foto: Anabel Pascual.

Agricultores y ecologistas critican la prorróga al glifosato por 5 años Foto: Anabel Pascual.

Ha recordado que a la aplicación de cualquier producto fitosanitario le preceden una serie de rigurosos controles tanto en su venta como en su utilización en el campo y “hoy en día no existe alternativa” a este producto, uno de los más usados no solo en la Unión Europea, sino en el resto de los países del mundo.

Senovilla ha señalado que en el marco de la Alianza por una Agricultura Sostenible (Alas), en la que se encuentran Cooperativas Agro-alimentarias, Asaja y UPA, se está trabajando en la búsqueda de una materia activa alternativa al glifosato, pero que, “como mínimo”, las investigaciones tardarán unos 7 años en ponerla en el mercado.

No hay producto alternativo hoy en día

Padilla ha considerado “insuficiente el periodo de 5 años”, máxime cuando no hay un producto alternativo, si bien ha apuntado que si lo hubiere, “igual de eficaz”, su organización agraria “no tendría inconvenientes” en sustituirlo.

Ha señalado que el glifosato, materia activa principal de muchos herbicidas, no solo se utiliza en agricultura, también se usa para la limpieza de las malas hierbas en carreteras o en jardinería.

El 15 de diciembre vencía la autorización actual del glifosato, materia activa con la que en España unas 50 empresas fabrican más de 140 marcas de herbicidas, que ahora se permitirá hasta 2022

Desde Asaja, López ha señalado, por otro lado, que no es “una buena práctica” la de delegar en los Estados miembro la autorización del glifosato, porque “supone introducir distintas varas de medir y quebranta el mercado único”.

“Si se aprueba por la Comisión, la aplicación final debe ser lo más homogénea posible”, en todos los Estados miembro, ha apuntado, porque lo contrario no favorece al mercado único. Además, los países “ya tuvieron oportunidad de expresarse en el Comité Permanente” y algunos bloquearon el asunto durante 18 meses hasta lograr rebajar de 15 a 5 años el periodo de su renovación.

En este sentido, ha comentado que para que después sean los Estados los que decidan sobre su autorización, la Comisión podría haber autorizado su uso para el máximo posible, los 15 años, y también ha hecho hincapié en que el debate abierto no es científico, sino que ha sido politizado.

Con la polémica se pone el acento sobre la transición hacia una agricultura más sostenible

La directora del área de Internacional de Ecovalia, Évelyne Alcázar, ha apuntado que, gracias a “toda la polémica” generada sobre este tema y a las aportaciones de diferentes sectores, “se ha cuestionado que el sistema actual valore de forma adecuada la seguridad de estos productos”, en referencia a los fitosanitarios.

Campo de trigo. EFE ARCHIVO

Campo de trigo. EFE ARCHIVO

Aunque ha lamentado que el glifosato continuará “durante al menos 5 años más en nuestros campos y en nuestro medio ambiente en general”, todo el proceso “ha servido para que las instituciones europeas pongan en tela de juicio el sistema que se estaba utilizando hasta ahora para autorizar productos fitosanitarios”.

La portavoz de Amigos de la Tierra, Blanca Ruibal, quien ha considerado que ahora “habrá otros cinco años perdidos”, ha llamado la atención sobre la necesidad de ir hacia un sistema de agricultura más sostenible, de cambiar el actual modelo para dar paso a otro con “menos químicos y menos dependiente del petróleo”.

Desde Ecologistas en Acción, Roberto Saz, ha coincido en las valoraciones de que “es una noticia pésima su renovación” y que la Comisión no haya tenido en cuenta la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) registrada para pedir la prohibición del herbicida y que logró más de un millón de apoyos en al menos siete Estados miembro.

Ha resaltado también la necesidad de una transición hacia otro modelo de agricultura y ha destacado que, por ejemplo, gracias al debate en torno al glifosato, ciudades como Barcelona hayan prohibido hace ya un año (enero de 2017) su uso en jardinería.

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.