COMERCIO ACEITE

Las grandes aceiteras ya compran granel a otros países para evitar las tasas de EEUU

Hay compañías que también evalúan la posibilidad de llegar a acuerdos con firmas estadounidenses a través de “joint ventures” (sociedades conjuntas) para salvar los aranceles del 25% impuestos por el Gobierno estadounidense.

Aceite virgen extra en una almazara. Foto: EFEAGRO ARCHIVOAceite virgen extra en una almazara. Foto: EFEAGRO ARCHIVO

Grandes empresas del sector del aceite de oliva español ya están comprando producto a granel de otros países de su entorno para envasarlo en sus plantas y poder evitar los aranceles impuestos por Estados Unidos.

Así lo ha avanzado el presidente de la patronal de envasadores (Anierac), Gonzalo Guillén, quien ha reconocido que hay compañías que también evalúan la posibilidad de llegar a acuerdos con firmas estadounidenses a través de “joint ventures” (sociedades conjuntas), además de criticar la falta de iniciativa y previsión de las autoridades nacionales para defender los intereses del sector.

El también director general de la aceitera Acesur -dueño de las marcas La Española y Coosur- ha recordado que el arancel adicional impuesto por EE.UU. es del 25 % y afecta a todas las importaciones de aceite de oliva envasado de origen español, independientemente de donde se embotelle.

Eso impide en la práctica sortear el aumento impositivo enviando aceite español a granel a Italia, Túnez o Portugal -donde varias aceiteras cuentan con plantas- y envasándolo ahí; la única excepción es si este producto a granel es envasado directamente en suelo estadounidense. “Al final EE.UU. está promoviendo la industria local. Para las empresas que tienen una envasadora allí, esto supone una ventaja porque pueden comprar aceite a granel de España y embotellarlo”, ha detallado.

El presidente de Anierac ha apuntado que hay “algunas” firmas en esta posición, y ha aludido en este sentido -sin citarla directamente- a la portuguesa Sovena. De hecho, miembros del sector ya se plantean montar una envasadora en Estados Unidos ante el riesgo de que el arancel no sea suspendido en breve.

Una envasadora de aceite. Foto: Faeca

Una envasadora de aceite. Foto: Faeca

“En Acesur nosotros ya estamos sustituyendo el origen español de nuestras exportaciones de aceites envasados a EE.UU. con otros orígenes como Túnez, Portugal o Marruecos. Son productores que están cerca de España y aunque logísticamente se encarece un poco, no tenemos opción, si no estamos fuera del mercado”, ha razonado. Guillén ha lamentado que España no haya conseguido sacar algunos de los productos gravados de la lista por la Administración Trump como sí han hecho otros países.

“Habrá que reflexionar sobre qué hemos hecho mal a nivel de España. No hemos sabido defender como país una mejor posición, nos ha faltado iniciativa y apoyo. Alemania, Reino Unido, Italia y Francia han sido muy activos a nivel político e institucional, ejerciendo presión para poder salir mejor parados”, ha señalado.

El presidente de Anierac ha considerado que existió una falta de “previsión o anticipación” por parte de España, y ha apuntado a la situación de inestabilidad política que vive el país al tener un Gobierno en funciones.

“Se ha hecho mucho esfuerzo para aumentar el conocimiento sobre los alimentos de España y el aceite de oliva en Estados Unidos (…) Ese dinero está tirado a la basura”, ha advertido Guillén, quien ha considerado que si no se revierte el arancel, en seis meses el aceite de origen español puede “estar fuera de los lineales” en el país norteamericano.

En ese sentido, el director general de Acesur ha lamentado que el sector agroalimentario pague algo “que hizo mal otro sector” y ha asegurado que dentro de la industria incluso se ha llevado a evaluar la opción de “exigir legalmente a la UE” que se le compense.

De acuerdo con sus cálculos, a las 50.000 toneladas de aceite de oliva envasado que se exportan anualmente a EE.UU. hay que sumar otras 100.000 que eran reenvasadas en otros países antes de ser enviadas a este mercado, una cantidad que de no poder vender en otros destinos previsiblemente presionará los precios a la baja.

Ventas en esta campaña

Las ventas de aceite de oliva de las empresas adheridas a la patronal de envasadores Anierac subieron un 8,3 % en la campaña que acaba de finalizar (octubre 2018-septiembre 2019), con la comercialización de algo más de 321 millones de litros.

Según ha dado este miércoles a conocer, las ventas de aceite de oliva virgen extra repuntaron un 8,21 % (124 millones de litros) y las de categoría “virgen” lo hicieron un +0,99 % (27 millones de litros).

La comercialización de aceite de oliva “suave” superó los 118 millones de litros (+6,26 %) mientras que la de oliva “intenso” fue la que más creció, con +18,34 % y 51 millones de litros.

En cuanto al aceite orujo de oliva, la pasada campaña finalizó con 13,6 millones de litros vendidos y una caída del 10,42 % respecto a la temporada 2017/2018.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Comercio
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...