LA DIETA MEDITERRÁNEA GANA PUNTOS

Un alimento español conquista a Obama

La Administración de EEUU ha incluido al aceite de oliva y la dieta mediterránea en las guías dietéticas que elabora cada cinco años.

El presidente de EE.UU, Barack Obama y sus hijas.El presidente de EE.UU, Barack Obama y sus hijas.

El Gobierno de EEUU se ha fijado en un producto típicamente español en su cruzada contra la obesidad, el soprepeso y la mala alimentación. Ramón Estruch, coordinador del programa Predimed, anunciaba ayer, en el transcurso de los denominados  “Diálogos saludables” organizados por la Interprofesional del Aceite de Oliva de España, que la Administración norteamericana había incluido al aceite de oliva y la dieta mediterránea en las Guías Dietéticas que elabora cada cinco años.

Madrid acogió el primero de los "Diálogos Saludables". Foto: Interprofesional del Aceite

Madrid acogió ayer el primero de los “Diálogos Saludables”. Foto: Interprofesional del Aceite

El estudio de los efectos de la Dieta Mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular (Predimed) ha sido uno de los más influyentes a nivel mundial sobre alimentación y salud, y ha conseguido que se reconozca al aceite de oliva como el más eficiente para evitar estos problemas, según ha remarcado su coordinador científico.

Aceite recién exprimido en una almazara. EFEAGRO ARCHIVO

Aceite recién exprimido en una almazara. EFEAGRO ARCHIVO

A partir de el informe, Estruch recomienda el consumo diario de cuatro o cinco cucharadas soperas de aceite de oliva, principalmente como aderezo de los alimentos -en crudo-, junto a una ingesta adecuada de otros productos como pescado, frutos secos o vino de forma moderada para llevar una alimentación saludable.

A su juicio, “nunca es tarde” para comenzar a practicar una alimentación basada en la Dieta Mediterránea porque se notan los efectos de manera rápida, incluida la reducción de la obesidad y del “colesterol malo”, y la prevención de otras enfermedades.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, resaltó en este mismo foro la trascendencia del estudio Predimed -impulsado por investigadores españoles y financiado por el sector oleícola- que, “a juicio de los expertos, podría cambiar la política nutricional a nivel global”.

Michelle Obama durante la presentación del nuevo etiquetado. EFE

Michelle Obama, una abanderada de la alimentación saludable. EFE

Administración y expertos creen que habrá un antes y un después de este estudio Predimed, que podría ser esencial para la toma de decisiones sobre política alimentaria.

García Tejerina agrega  que las evidencias científicas muestran que la Dieta Mediterránea, que incluye aceite de oliva y frutos secos, puede reducir un 30 % el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares como los infartos de miocardio o ictus.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, recuerda que España tiene la esperanza de vida más larga de la Unión Europea y una de las más longevas del mundo, y que el consumo del aceite de oliva y la dieta mediterránea son algunas de las claves.

Alonso resalta el papel del aceite de oliva para prevenir la obesidad, que ya padece más de la mitad de los españoles, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer de mama.

La Interprofesional ha programado este ciclo de diálogos saludables que, después de la sesión inaugural de ayer en Madrid, llegará a Sevilla, Bilbao, Santiago de Compostela y Barcelona, según explica su presidente, Pedro Barato.

Se abordarán, precisamente, los efectos saludables del aceite para mantener buena calidad de vida. Un producto milenario asociado además a la longevidad en los países mediterráneos.

Publicado en: Aceites y grasas
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO