TRAS LA LLEGADA DE FRIDMAN

Los accionistas de DIA aprueban la subida de sueldo del CEO en una junta exprés

Los accionistas de DIA han dado hoy luz verde a la subida de sueldo para el puesto de consejero delegado, que pasa de 600.000 a tres millones de euros fijos brutos anuales, y han validado también los acuerdos de refinanciación alcanzados con la banca.

Imagen del exterior de Dia. Foto: cedida por el supermercado. Imagen del exterior de Dia. Foto: cedida por el supermercado.

La aprobación de los cinco puntos que figuran en el orden día se daba por descontada debido a la mayoría accionarial con la que cuenta el multimillonario ruso Mijaíl Fridman, que después de cerrar su oferta pública de adquisición (opa) controla a través de la firma LetterOne el 69,76 % del capital de DIA.
Según la documentación facilitada a los accionistas de forma previa a la junta, el consejero delegado de DIA, Karl-Heinz Holland, recibirá un sueldo fijo de tres millones de euros al año, cinco veces más que el salario que cobraba su predecesor en el cargo.

Un sueldo cinco veces más alto

De acuerdo con los informes de remuneraciones enviados por DIA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en años anteriores, DIA pagaba a su CEO 600.000 euros brutos por ejercicio, cinco veces menos que el salario establecido ahora con la llegada del equipo de Fridman a la dirección del grupo. En 2017, el desembolso total en sueldos entre fijos y variables del consejo de administración se situó en 1,7 millones de euros y en 2018 se disparó hasta superar los 3,4 millones, un aumento que se debió al pago de una indemnización al ex consejero delegado Ricardo Currás -en el cargo desde 2011-, que ascendió a 1,65 millones.

Las retribuciones y el contrato de Holland

En el caso de Holland, que actualmente es el único consejero ejecutivo de la firma, su retribución ascenderá a tres millones de euros brutos fijos, con un contrato indefinido que arrancó el pasado 21 de mayo -fecha en la que se hizo oficial su nombramiento- y que se extiende hasta el 31 de diciembre de 2022. El antiguo consejero delegado de Lidl no recibirá bonus a corto plazo, pero sí a medio y largo, ya que participará en un sistema de incentivos que DIA prevé lanzar “a finales de 2019”.
Además, como retribución en especie la cadena de supermercados asumirá gastos de vivienda en Madrid, seguro médico y de vida, así como un vehículo de empresa, aunque con un límite máximo establecido en 75.000 euros.

Carritos de Dia. Foto: Cedida por la compañía.

Carritos de Dia. Foto: Cedida por la compañía.

Entre las cláusulas de su contrato se incluye exclusividad, la obligación de avisar con entre tres y seis meses de antelación -dependiendo de la causa- su intención de abandonar la firma y la prohibición de trabajar en la competencia hasta seis meses después de dejar el cargo, entre otras.

El resto de miembros del consejo

De cara al resto de miembros del consejo de administración -compuesto actualmente por siete personas-, la propuesta precisa que “sólo los consejeros externos no dominicales percibirán retribución en su condición de tales”. Actualmente, tanto el presidente del consejo, Stephen DuCharme, como Sergio Dias y Michael Casey figuran como dominicales.
Por el contrario, Christian Couvreux, Jaime García-Legaz y José Wahnon sí ejercen como consejeros independientes, por lo que recibirán un sueldo fijo de 100.000 euros brutos al año.
Además, Couvreux y Wahnon sumarán 50.000 euros más como presidentes de las comisiones de nombramientos y auditoría, respectivamente; García-Legaz, por su parte, recibirá 40.000 euros al participar como miembro en ambas comisiones.
En la junta de hoy, los accionistas también han ratificado tanto el nombramiento de los nuevos consejeros como los cambios acordados con la banca acreedora en su acuerdo de financiación.
El pacto con estas entidades incluye entre otras condiciones que DIA aborde un proceso de “filialización” y transmita a algunas de estas filiales todos sus bienes inmuebles, determinados supermercados equivalentes al 58 % de su Ebitda restringido, así como las participaciones en sus sociedades de Brasil, Argentina y Portugal.
La cadena de distribución se ha visto inmersa en una grave crisis durante los últimos meses, acuciada tanto por problemas financieros -estuvo incluso al borde del concurso de acreedores- como a nivel operativo por la pérdida de cuota de mercado.

Publicado en: Empresas
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...