“El calor paseable es el ideal para tomar helados”

Los heladeros artesanos españoles prevén facturar este verano unos 255 millones, un 2 % más que en la campaña anterior. Este avance se debe a una mayor oferta y no a la ola de calor, según presidente de la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos, José Luis Gisbert, quien  considera que no ha sido mala, pero tampoco buena. “La gente no ha salido a la calle y se ha quedado en casa con el aire acondicionado tomando algo fresco de la nevera, mientras que las terrazas de helados empiezan a funcionar muy tarde, provocando una caída en el número de clientes”. “Lo idóneo es el ‘calor paseable’, aquel que permite pasear y tomar algo en una terraza.

Los heladeros artesanos españoles prevén facturar este verano unos 255 millones de euros, un 2 % más que en la campaña anterior: sería la primera vez desde el inicio de la crisis en que esta industria eleva sus ventas, tras tres años de estancamiento y varios ejercicios con caídas de hasta un 5 %.

Así lo ha explicado en una entrevista con Efeagro el presidente de la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos, José Luis Gisbert, para quien este avance de ingresos “obedece a una mayor oferta de helados”, que crece entre un 15 % y un 30 %, y no a la ola de calor.

A su juicio, “en algunos lugares de España como Alicante la oferta empieza a ser excesiva; a veces en diez metros de distancia hay tres heladerías que tienen que compartir público”.

El avance de las ventas es leve, ha afirmado, “porque aún estamos en una situación difícil, hay mucho paro y la gente no tiene dinero para comprar un helado; además, existe una gran tendencia a consumir la tarrina pequeña, pero el negocio va un poco mejor”.

Respecto a la ola de calor, Gisbert considera que no es mala, pero tampoco buena: “La gente no sale a la calle y se queda en casa con el aire acondicionado tomando algo fresco de la nevera, mientras que las terrazas de helados empiezan a funcionar muy tarde, provocando una caída en el número de clientes”.
“Lo idóneo es el ‘calor paseable’, aquel que permite pasear y tomar algo en una terraza”, ha apuntado.

En cuanto a las variedades, ha reconocido que lo que permanece en estos años es la demanda de los sabores más clásicos en los helados: el chocolate, el turrón y el mantecado.
Sin embargo, ha indicado que “se van introduciendo algunas novedades y texturas que han tenido un gran éxito”, con crujientes, nata, mermeladas o siropes.

La Asociación Nacional de Heladeros Artesanos tiene su sede en Xixona y cuenta con 420 asociados y 1.100 heladerías en España. El sector da empleo alrededor de 5.000 personas -la mayor parte con contratos temporales-; la mayoría de los establecimientos se encuentran en la Comunitat Valenciana, Cataluña, Baleares, Andalucía y Murcia, aunque en los últimos años se ha experimentado un auge en provincias del interior y norte del país.

Publicado en: Sin categoría
(No Ratings Yet)
Loading...