México descubre el “tardeo”, importado de los bares del levante español

México descubre el 'tardeo', importado de los bares. Foto: EFEMéxico descubre el "tardeo", importado de los bares. Foto: EFE

El “tardeo”, la reciente tendencia de los bares del levante español para adelantar la diversión nocturna y aprovechar el día siguiente, acaba de aterrizar en México de la mano de un padre y un hijo hosteleros que con sus tortillas de patata y croquetas son un modelo para los emprendedores ibéricos.

Ubicado en una de las áreas más emblemáticas del ocio en Ciudad de México, la Zona Rosa, José Miguel y Sergio Belvis abrieron este jueves “Las Tinajitas”, el lugar que han escogido para importar una moda que de alguna forma rompe con el tópico de la pasión de los españoles por la nocturnidad.

La propuesta consiste en “dar la opción a los clientes a que puedan venir por la tarde para hacer lo que normalmente se hace por la noche”, explicó a Efe Sergio, el hijo, al recordar que por costumbre “el español sale a cenar a las diez de la noche”.

Con esta iniciativa, aderezada con ofertas gastronómicas como dos por uno en raciones de comida los jueves, viernes y sábado, “te vas a casa a la una o a las dos de la mañana y al día siguiente puedes hacer vida normal”, pues “si te vas a dormir a las seis de la mañana el día siguiente no lo aprovechas”, recalca.

Belvis, de 39 años, estudió hostelería en su país y trabajó para varios restaurantes, antes de montar tres mesones con su padre en Madrid.

México descubre el "tardeo",  español. Foto: EFE

México descubre el “tardeo”, español. Foto: EFE

Luego, como su progenitor trabajaba en el negocio de las telecomunicaciones, lograron con su empresa familiar un contrato para dar cobertura a teléfonos móviles en el metro de Madrid y el éxito en ese apartado les llevó hace tres años a Ciudad de México, donde repitieron experiencia.

Sin embargo, el contrato con las autoridades de la capital mexicana terminó y tuvieron que replantearse la vida.

“Cuando vimos cómo estaba España, y que el proyecto aquí no tenía continuidad, decidimos quedarnos”, confiesa Sergio.

De eso hace un año y seis meses, período que para los aventureros Belvis ha sido suficiente para montar un restaurante de comida española, “Las Tinajas”, con tanto éxito que les ha permitido ahora apostar por el novedoso “tardeo” en un nuevo local, bautizado “Las Tinajitas”.

“Lo veo fantástico: es una manera de poder salir con los amigos, de pasar un buen rato y no llegar tarde a casa”, corroboró a Efe Carmina Nogué, una de las clientas, sobre la propuesta.

Nogué, gerente del Club Catalán de Negocios en México, agrega que “es un concepto maravilloso para tomarte unas tapitas y unas cañitas e irte fresco a casa”.

El establecimiento tiene tres plantas: la primera funciona como una tasca, la segunda tiene música en vivo y la tercera una terraza para tomar algo de forma más tranquila.

En su inauguración hubo flamenco y Nogué se arrancó a bailar, como otros comensales, pero está previsto que las actuaciones en vivo incluyan también música rock e incluso monólogos.

Todo ello aderezado con la cocina española más tradicional: platos que van “desde callos a la madrileña a cocido, rabo de toro, caldereta extremeña de cordero, el serranito (bocadillo de ternera o cerdo, con pimiento frito y tomate natural), gazpacho y croquetas caseras”, remarca Sergio Belvis.

El menú, aunque es totalmente ibérico, tiene también éxito entre la clientela mexicana, buena conocedora de las bondades de la mesa española por los estrechos lazos que unen a los dos países.

“Tardeo” español

“Al mexicano le cuesta más entrar pero cuando lo prueba le encanta: la clientela mexicana empieza a crecer”, se congratula Sergio.

El “tardeo” es un fenómeno cada vez más asentado en ciudades del levante español como Valencia, Alicante o Murcia.

Aunque aún incipiente no ha pasado inadvertido en el resto de Europa, menos aficionada a la noche que en España.

A finales de 2013, cuando comenzaba a aflorar esa tendencia, el diario británico “The Guardian” escribió un artículo titulado “¿Por qué los españoles han parado de comer más tarde que el resto de nosotros?”, en el que analizaba justamente esta nueva moda.

México, un país acostumbrado al buen comer y la diversión a todas horas con sus cantinas, puede comprobarlo ahora en su propio suelo.

Un cocinero hace espetos de sardinas en una playa malagueña. EFE/JESÚS DOMÍNGUEZ
ESPETOSJueves 20/09/18

Un estudio apoya la candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio de la Humanidad

Con el título ‘De la caña al plato: física y fruición del espeto’, Jesús Moreno y Manuel Pérez han publicado su estudio sobre singularidades que hacen al espeto de sardinas perfecto candidato a integrar la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El plástico es uno de los principales residuos generados en sectores como el agroalimentario. En la imagen, una planta de reciclaje de plástico. Fot
INNOVACIÓN ALIMENTARIAMiércoles 19/09/18

Crean unos cubiertos comestibles a base de salvado de arroz

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México han creado cubiertos comestibles elaborados con salvado de arroz, ingrediente que otorga a la invención importantes propiedades nutricionales, informó hoy la institución.

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela
EMPRESAS ALIMENTACIÓNMiércoles 19/09/18

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela

La fábrica de Craon (Francia), apuntada como foco de salmonelosis, ha aplicado en los últimos meses un plan de autocontrol reforzado sobre sus productos.

Ver más

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.