SOSTENIBILIDAD

Los sabores asturianos más naturales y sostenibles viajan al centro de Madrid

play El puesto de Asturias Sostenible en el Mercado de Vallehermoso. Foto: Lucía Ruiz Simón. El puesto de Asturias Sostenible en el Mercado de Vallehermoso. Foto: Lucía Ruiz Simón.

Ternera de los valles de Asturias, lácteos ecológicos, embutidos de confianza, la “sidriña” natural y variedades de quesos artesanales del Principado conforman la oferta de los productores agrupados bajo la marca “Asturias sostenible”, que ahora ya tienen su propio escaparate en el centro de Madrid.

En el Mercado de Vallehermoso, uno de los más tradicionales del centro de la capital y de los pocos que mantiene su esencia de mercado de barrio, abrió esta primavera un establecimiento que concentra todo el sabor y la autenticidad de estos productos. Con el respeto al medio natural como máxima se producen los alimentos de Asturias Sostenible, que quieren llegar directamente a la mesa de los consumidores con la garantía de la proximidad y, por supuesto, de su trazabilidad.

En el Mercado de Vallehermoso se pueden adquirir también mieles, sidra ecológica, elaborada con las variedades tradicionales de manzana, o “packs” para cocinar la auténtica fabada asturiana. Hay diferentes cortes de carnes de ternera ecológica criada en los valles y la montaña asturiana y lácteos como yogures naturales, con sabor a fresa o avellanas, y postres como arroz con leche.

Mención aparte merecen los tradicionales quesos asturianos -a base de leche de vaca, cabra, oveja, mezcla o a la sidra-, elaborados para conseguir alimentos tan valorados como los Bedón Peñamellera, Gamonéu, Casín o Afuega.

Asturias Sostenible

Bajo la Marca de Asturias Sostenible se reúnen una veintena de productores que comparten la misma filosofía: ofrecer productos tradicionales de calidad a precios razonables y apostar por la sostenibilidad del medio rural de la comunidad autónoma.

Asturias Sostenible. Foto: Efeaegro/Lrs.

Asturias Sostenible. Foto: Efeaegro/Lrs.

Y precisamente por esa labor de contribución al mantenimiento de las actividades rurales y por apostar por la viabilidad de las explotaciones, esta asociación de productores forma parte de la plataforma de Custodia del Territorio de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Son productos “artesanales y naturales que tienen detrás una familia, una historia”, explica a Efeagro Alberto Uría, un apicultor que hace seis años decidió regresar a su pueblo, en el concejo de Ibias, y dedicarse a este oficio. En estos momentos produce seis tipos diferentes de mieles: brezo primavera, miraflores, brezo otoño, del bosque -tilo y roble-, de castaño y la del cortín de Villarmeirín, una edición limitada en la que se pueden detectar el toque ácido del castaño, el dulzor intenso del brezo, el toque afrutado del tilo y el acaramelado del roble.

Uría trabaja sólo con técnicas artesanales: sin alimentar a las abejas, ni calentar la miel, en una zona que, por su situación alejada de grandes carreteras o industriales, es un lugar ideal para esta producción.

El resultado, como ocurre cuando se trabaja en comunión con la naturaleza, siempre es variable según explica: uno de sus principales problemas es el oso, que ya ha destrozado algunas de sus colmenas llevándose por delante mucho trabajo. Aún así es totalmente respetuoso con dicha especie animal y, tal como insiste trabaja “en una zona donde también viven osos y entiendo que un animal no daña con afán de destruir, sino siguiendo su instinto más primario, el de su propia supervivencia”.

Con esta tienda, con su colaboración con la Custodia del Territorio y con su trabajo diario, estos productores se acercan al consumidor más gourmet y “urbanita” para llevarles el sabor más auténtico, el de la sostenibilidad, que no es más que volver al saber hacer de siempre, sin más aditivos que los naturales.

Un cocinero hace espetos de sardinas en una playa malagueña. EFE/JESÚS DOMÍNGUEZ
ESPETOSJueves 20/09/18

Un estudio apoya la candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio de la Humanidad

Con el título ‘De la caña al plato: física y fruición del espeto’, Jesús Moreno y Manuel Pérez han publicado su estudio sobre singularidades que hacen al espeto de sardinas perfecto candidato a integrar la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El plástico es uno de los principales residuos generados en sectores como el agroalimentario. En la imagen, una planta de reciclaje de plástico. Fot
INNOVACIÓN ALIMENTARIAMiércoles 19/09/18

Crean unos cubiertos comestibles a base de salvado de arroz

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México han creado cubiertos comestibles elaborados con salvado de arroz, ingrediente que otorga a la invención importantes propiedades nutricionales, informó hoy la institución.

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela
EMPRESAS ALIMENTACIÓNMiércoles 19/09/18

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela

La fábrica de Craon (Francia), apuntada como foco de salmonelosis, ha aplicado en los últimos meses un plan de autocontrol reforzado sobre sus productos.

Ver más

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.