La gigante cárnica JBS entra en el negocio de fertilizantes en Brasil

Sabana del parque nacional de la Chapada dos Veadeiros (Brasil). Efeagro/Joédson AlvesSabana del parque nacional de la Chapada dos Veadeiros (Brasil). Efeagro/Joédson Alves

La multinacional brasileña JBS, líder mundial de alimentos a base de proteínas, anunció este viernes la apertura de una fábrica de fertilizantes en el país, con lo que la compañía entra de lleno en un nuevo segmento de negocios.

Tras una inversión de 134 millones de reales (unos 26,5 millones de dólares), la «Campo Forte Fertilizantes» tendrá capacidad para fabricar 150.000 toneladas de productos al año.

Con la entrada en funcionamiento de la fábrica la gigante cárnica entra a operar en el mercado de insumos agrícolas y se convierte en la primera productora brasileña de alimentos en utilizar los residuos generados en las propias operaciones de la Compañía para la fabricación de fertilizantes.

«Esta inauguración refuerza el propósito sustentable de JBS y es una iniciativa más de economía circular del Grupo, que dará un correcto destino a los residuos de sus operaciones, generando un producto con valor agregado, a partir de un proceso industrial altamente tecnológico y sustentable», señaló Susana Carvalho, directora ejecutiva de JBS Novos Negócios, citada en un comunicado.

Uso de estiércol en el medio agrícola. Foto: EFE/Archivo/Alberto Morante.

Uso de estiércol en el medio agrícola. Foto: EFE/Archivo/Alberto Morante.

Ubicada en Guaiçará, municipio del estado de Sao Paulo, la nueva fábrica producirá una línea completa de fertilizantes orgánicos, organominerales y especiales, utilizando residuos orgánicos y materias primas minerales, resultado de una alta inversión en innovación.

De acuerdo con la nota de la compañía, la operación atenderá tanto a empresas como a consumidores finales a quienes ofrecerá «una línea de fertilizantes que promueve el aumento de la productividad, potencia los nutrientes y reduce las pérdidas, con menor impacto en el medio ambiente».

Inicialmente, la empresa dará prioridad a la venta de sus productos para cultivos de soja, maíz, café, caña de azúcar, frutas y hortalizas, además de pastos y bosques.

La compañía considera que este es un negocio con «potencial de crecimiento» que también aumentará la participación de la producción nacional, ya que el 87 % del volumen de fertilizantes consumidos en Brasil proviene de importaciones.

El tema de los fertilizantes ha causado polémica por estos días en el país tras la insistencia del presidente Jair Bolsonaro de explotar las tierras indígenas de la Amazonía brasileña, ricas en potasio y otros minerales.

Esto, porque a raíz de la invasión a Ucrania, Rusia, el principal proveedor de fertilizantes de Brasil, suspendió las exportaciones de potasio al gigante suramericano tras las fuertes sanciones que le fueron impuestas.

Etiquetado con: ,
(No Ratings Yet)
Cargando…

Temporeros trabajan en la vendimia en la Rioja Alavesa. Efeagro/David Aguilar
lunes 4/07/22

Vinos sostenibles: el nuevo "buque insignia" de Uruguay

Con una experiencia de vinos 100 % orgánicos escondida bajo la manga desde 1997, Uruguay impulsa hoy el cultivo «inocuo» en sus viñedos como «buque insignia», a lo que proyecta un panorama global cada vez más consciente de los «estragos» provocados por los agroquímicos.

Un campesino trabaja en un cultivo de caña de azúcar en Cuba. EFE/Ernesto Mastrascusa
CUBA AZÚCARmartes 28/06/22

Cuba busca reanimar el sector azucarero tras su peor resultado en un siglo

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó a dar «un salto tecnológico y organizacional» para reanimar la agroindustria azucarera, que cerró la zafra 2021-2022 con resultado de 480.000 toneladas de azúcar, la más baja en más de cien años.

Una mujer en el medio rural de Ecuador.  Efeagro/ Kevin Hidalgo
martes 21/06/22

Canciller de Ecuador: "De macroeconomía no come nuestra gente"

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Juan Carlos Holguín, aseguró en una entrevista con Efe que el Gobierno del presidente Guillermo Lasso centrará su segundo año al mando del país en atender las demandas de la población que motivaron desde el pasado lunes una serie de protestas, porque «de macroeconomía no come nuestra gente».

Ver más