PRODUCTOS TÍPICOS

La endivia de Bruselas también quiere su protagonismo

play Plato de endivias de 'septime'. Foto: Efeagro/ Bertrand Grébaut. Plato de endivias de "septime". Foto: Efeagro/ Bertrand Grébaut.

Hastiada de que la col le robe su sitio, la endivia de Bruselas reivindica un protagonismo fundamentado en su procedencia local original y la verdad irrefutable de los datos de consumo: a los bruselenses les gustan más las endivias que las coles.

Cada belga come de media alrededor de siete kilos de endivias al año, la mayoría cosechadas en el propio país, que por su clima vetusto y ausencia de sol es ideal para su cultivo, explicó a Efe el concejal de Agricultura de Kampenhout, Rudi Van Ingelgom.
El año que viene se abrirá un nuevo museo cerca de la capital dedicado a la endivia como orgullo local y que vendrá a renovar el ya existente en la cercana localidad de Kampenhout, con una tienda de regalos que incluye confitura y cerveza de endivia, y que recoge su sorprendente historia.

La endivia se “inventó” de hecho en Bruselas

Cuenta la leyenda que en 1830 un campesino belga guardó unas raíces de achicoria en su sótano para utilizarlas luego como un sustituto del café. Pero esperó demasiado en volver a por ellas y se encontró que a la achicoria le habían crecido unos brotes blancos debido a que al no haber luz en el sótano el vegetal no podía producir la clorofila que le da el aspecto verde. Las probó y le gustaron.
La viuda de ese jardinero le transmitió el secreto a una familia burguesa de la época, los Moretus, y la cosecha y comercialización acabaron extendiéndose por Bélgica, donde las temperaturas austeras y la falta de luz son además el ecosistema ideal para su cultivo. El botánico francés Henri de Vilmorin la importó a su país tras probarla en la Exposición Internacional de Horticultura de Gante de 1873. Y de ahí al mundo.

 

La endivia y sus tiempos

El chicon para los francófonos y witloof para los flamencos se planta en mayo y se recoge en octubre, un mes en el que se celebra las fiestas de la endivia, una tradición festiva que incluía hasta hace veinte años la elección de Miss endivia para alguna “afortunada” de la región.
De todo eso tiene recuerdos Van Ingelgom, que dice que la gente mayor es quien más la consume, aunque entre los jóvenes también “tiene su público”, lo que garantiza su continuidad. “A los niños no les gusta el sabor de las coles de Bruselas, prefieren la endivia”, añade.
Más allá de cruda o al horno, también se está utilizando en los últimos años, explica el experto, para fabricar otros productos derivados como helado o cerveza de endivia.
“Para la cerveza usamos la raíz, no las hojas, y su amargor da un gran punto”, cuenta el agricultor.
Sus defensores hablan de la versatilidad y valores nutritivos de la endivia. Los detractores llaman la atención sobre el hecho que su receta más habitual en los restaurantes belgas pase por esconder la endivia en un mar de bechamel y recubrirla de los más sabrosos jamón y queso.
A Van Ingelgom le gusta recordar el lema que leyó en una feria agrícola de California (EEUU) hace unos años a la que viajó para promocionar su endivia: “Diez millones de belgas las comen, ¿por qué no lo haces tú?”.

(No Ratings Yet)
Loading...

Imagen de frutas y verduras.
Miércoles 9/01/19

El primer supermercado cooperativo de Madrid prepara su desembarco

Madrid está a punto de acoger el primer supermercado cooperativo de la región y uno de los primeros de España, donde los clientes serán al mismo tiempo socios de un negocio que busca ofrecer una alternativa “sostenible” desde el punto de vista medioambiental y económico a los supermercados tradicionales.

Imagen del Mercado de La Boqueria, Barcelona. Foto: Cedida por el mercado
A TRAVÉS DE UNA APPJueves 20/12/18

La Boquería ya está en Internet

El histórico Mercado de La Boquería de Barcelona ha comenzado a vender productos frescos por internet a través de una aplicación de telefonía móvil, según ha anunciado este martes el presidente de la Asociación de Comerciantes del mercado, Salvador Capdevila.

Los usuarios de la plataforma Linkinfood, Francisco Sánchez (i) y Nani Soria (d), él como comprador y ella como cocinera, realizan una compra-venta
TENDENCIASMartes 18/12/18

Linkinfood: El Blablacar del táper

Una empresa recién salida del horno -comenzaron su andadura en julio del 2018- ha basado su actividad en la venta de comida casera hecha por cocineros no profesionales, y según su fundador, Darío Carrasco, tiene la pretensión de llegar a ser “el BlaBlacar del táper”.

Ver más