La Casa de Alba entra en el negocio del aceite y la carne de vacuno “gourmet”

Además de un rico patrimonio cultural y artístico, la Casa de Alba cuenta con una larga tradición agrícola y ganadera, que por primera vez se traduce en su propia marca de alimentos “gourmet” y que aterriza en el mercado con el aceite virgen extra y carne de vacuno como productos estrella.

Los hermanos Carlos y Cayetano Martínez de Irujo han presentado hoy en Madrid, en el jardín del Palacio de Liria, este proyecto gastronómico que busca poner en valor el patrimonio de la casa y sacar rentabilidad a sus fincas, que hasta ahora solo producían alimentos para el consumo privado de la familia.

Ahora se abren a los consumidores con un aceite de oliva virgen extra, producido en la finca familiar de Buenavista (Córdoba), y una carne de vacuno elaborada en Salamanca, que ya ha empezado a exportarse a Francia de la mano del especialista Hugo Desnoyer, considerado “el carnicero de las estrellas”.

Cayetano Martínez de Irujo ha adelantado que próximamente la marca “Casa de Alba” comercializará naranjas de calidad selecta, de su finca sevillana de Aljobar, y pasta elaborada a base de trigo.

“El campo es uno de los primeros cimientos para potenciar la casa y queremos llevarlo al máximo rendimiento y al máximo valor; llevamos ya dos años trabajando, pero ya sabéis que las cosas de palacio van despacio y más aún en España”, ha afirmado el duque de Arjona y conde de Salvatierra ante los periodistas.

El heredero del ducado y duque de Huéscar, Carlos, ha destacado que el proyecto busca “vender el valor añadido de la casa y sacar más rentabilidad a los productos del campo”, así como rendir un homenaje a su padre, Luis Martínez de Irujo, quien impulsó la tradición agrícola y ganadera de la casa.

Para ello el proyecto busca ser “cien por cien Casa de Alba”, según han reiterado los hermanos, con un proceso completamente integrado desde la producción a la venta.

En el caso del aceite, “Casa de Alba” arranca con una edición limitada de 2.000 botellas de medio litro -a un precio recomendado de 15,5 euros- que se podrán encontrar en tiendas gourmet, elaborado en la almazara Alcubilla 2.000Uno de sus responsables, Rafael Gálvez, ha destacado durante la presentación el trabajo que ha realizado la almazara previo a la elaboración para conocer bien la finca, el clima, el suelo, y “aprovechar esa materia prima de primera calidad para crear un producto excelente que siga mejorando día a día”.

Se trata de un aceite monovarietal de aceituna picual, molturado en frío para conservar todas las propiedades aromáticas de la aceituna, cuya recolección no ha sido mecanizada y con “muchísimas posibilidades en el mercado”, ha asegurado Gálvez.

En cuanto a la carne, “Casa de Alba” ha empezado la comercialización en Francia de diez de sus reses -vacas moruchas cruzadas con vacas charolesas-, que, según la responsable de la empresa iFood, Rosalía Castellano, encargada de su proceso de venta, “está diseñada para paladares gourmet, no solo grandes chefs sino consumidores que buscan un producto excelente y con historia”.

Estas vacas son engordadas en Salamanca en un centro de alimentación “premium”, a base de cereales naturales y forrajes cultivados en la misma explotación, y en el que cada animal tiene un espacio de más de dos hectáreas para su movilidad.

La marca “Casa de Alba” busca transmitir “sencillez, elegancia y normalidad”, en palabras de Cayetano Martínez de Irujo, y recoge en su logo la parte ajedrezada del escudo ducal y una reproducción de la corona de cinco puntas.

Un diseño que busca conservar “su valor heráldico a la vez que transmitir modernidad, ha explicado el diseñador de la identidad corporativa de la marca, Manuel Estrada.”Debemos preguntarnos si la España que pintó Velázquez tiene algún papel que jugar en el mundo; yo creo que la respuesta es sí, y hay que encontrarla en el optimismo de nuestras propias fortalezas”, ha concluido Estrada.

La Casa de Alba tiene propiedades agrícolas en distintos puntos de la geografía española, gestionadas por varias empresas que en 2011 recibieron más de tres millones de euros de la Unión Europea, correspondientes a ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

Sobre nosotros

sdfsd788999HDY

Un cocinero hace espetos de sardinas en una playa malagueña. EFE/JESÚS DOMÍNGUEZ
ESPETOSJueves 20/09/18

Un estudio apoya la candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio de la Humanidad

Con el título ‘De la caña al plato: física y fruición del espeto’, Jesús Moreno y Manuel Pérez han publicado su estudio sobre singularidades que hacen al espeto de sardinas perfecto candidato a integrar la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El plástico es uno de los principales residuos generados en sectores como el agroalimentario. En la imagen, una planta de reciclaje de plástico. Fot
INNOVACIÓN ALIMENTARIAMiércoles 19/09/18

Crean unos cubiertos comestibles a base de salvado de arroz

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México han creado cubiertos comestibles elaborados con salvado de arroz, ingrediente que otorga a la invención importantes propiedades nutricionales, informó hoy la institución.

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela
EMPRESAS ALIMENTACIÓNMiércoles 19/09/18

Lactalis vuelve a vender leche en polvo tras la crisis por la salmonela

La fábrica de Craon (Francia), apuntada como foco de salmonelosis, ha aplicado en los últimos meses un plan de autocontrol reforzado sobre sus productos.

Ver más

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.