Entrevista

La agroindustria argentina pide una señal de confianza por parte del Gobierno

Asean vacas en Buenos Aires (Argentina). Efeagro/   Cézaro De LucaAsean vacas en Buenos Aires (Argentina). Efeagro/ Cézaro De Luca

José Martins, coordinador del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), pide al Gobierno del país, en una entrevista con Efeagro, el impulso de una ley con estímulos para invertir, bajar la carga impositiva y dar el mensaje de que la agroindustria es el motor de la economía.


El sector agroindustrial de Argentina se torna clave para sacarla de la recesión por ser, entre otros aspectos, el principal generador de divisas en el país.

“El Gobierno tiene que dar una señal de confianza”, afirmó Martins, también presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

“El mundo demanda la producción de alimentos y tenemos la posibilidad de brindarla. Si seguimos tirando pálidas (comentarios negativos), las cosechas no dejan de caer. Necesitamos que crezcan las cosechas y agregar valor”, explicó.

La toma de un campo de una familia terrateniente por parte de miembros de un proyecto agroecológico fue la última muestra de una serie de cuestionamientos, avalados por el Gobierno, al derecho de propiedad, la concentración de la tierra, la forma ecológica de producción y la carga impositiva, que han encendido alertas en la agroindustria.

“La agroindustria es casi el principal, por no decir el único, generador de divisas para este país. Y si lo dinamizamos, podemos generar aún más si lo convencemos (al Gobierno). Y no solo divisas, sino empleo, que es lo que más necesitamos en el país”, dijo Martins.

 

En marcha durante la pandemia

 

El empresario consideró al sector agroindustrial un factor más que importante para resucitar a Argentina de la recesión: “En la pandemia es el único sector que mantuvo los motores en marcha”.

El CAA, que congrega a 57 entidades de la agroindustria, está negociando una propuesta integral con un Gobierno que tiene el mismo signo político que el que mantuvo una fuerte contienda con el sector del campo en 2008, para lograr un compromiso a diez años en un país oscilante en política económica.

También pretende que este mismo año se sancione una ley marco con incentivos para generar inversiones, que el Ejecutivo ya acordó enviar al Congreso, mientras mantiene otras tres mesas de trabajo: carne, economías regionales y normas burocráticas.

Campo de Argentina. Foto cedida por Wines of Argentina.

Campo de Argentina. Efeagro/Wines of Argentina.

 

A su vez, entiende que se pueden elevar un 53 % las exportaciones del sector a 100 mil millones de dólares anuales. Generar 700.000 puestos de trabajo. Y cortar la corriente migratoria al populoso cinturón urbano que rodea Buenos Aires, que hoy es un núcleo de pobreza.

El Consejo también trata de consensuar una rebaja impositiva, pero teniendo en cuenta que el Gobierno no quiere perder recaudación.

“Todo requiere inversión, por eso la necesidad de pasar mensajes de respeto a las normas, a la Constitución, a la propiedad privada. Y por eso queremos un plan a diez años de inversiones con una ley, para que atraiga inversión no solo extranjera, sino también lo que el propio argentino tiene atrapado por desconfianza y se tiene que volcar al circuito productivo”, explicó Martins.

 

Ecología y tierras

 

Pero una vez que la Justicia liberó las tomas de tierras, se sucedieron declaraciones del presidente Alberto Fernández que siguen generando confusión sobre la postura del Gobierno.

“Es necesaria la agricultura familiar, la pequeña agricultura, pero pensarla en lugares y con un tratamiento que nada tiene que ver con la agricultura importante que trae las divisas al país”, aclaró Martins.

“La agricultura no pasa por cinco hectáreas o una hectárea para hacer el trabajo a mano, sino que en el mundo tiene una tecnología implícita muy importante. Requiere una inversión muy importante. No se tiene que pensar que por dar tierras fiscales esto va a dar un vuelco. Sería mentirnos. A los mismos agricultores experimentados y profesionales les cuesta horrores”, explicó.

Martins también respondió al planteo ecológico. “Se parte de un desconocimiento total y absoluto. Le estamos poniendo especial atención a la sustentabilidad (en la propuesta). El mundo demanda alimentos de manera sustentable; tenemos que responder a esa demanda. Tenemos que preservar el medioambiente”, explicó.

Definió como ecológico “todo lo que se haga respetando el medioambiente, las leyes” y “hacer una correcta aplicación y correcto uso de todas las herramientas a nuestro alcance para tener una producción a gran escala”.

Respecto de la concentración de la tierra, Martins advirtió que “esa es otra discusión que tiene más que ver con la ideología”, y explicó que la tierra es un bien muy dinámico.

“La tierra es una de las pocas unidades económico financieras que a través de herencias termina siendo pequeñas parcelas o tierras menores. No me asusta en absoluto ni la concentración ni la extranjerización, en tanto y en cuanto se respeten las normas internas del país, las leyes, se dé trabajo a los argentinos y se paguen los impuestos”, enfatizó.

“El respeto a la propiedad privada tiene que estar”, apostilló Martins. “La propiedad privada hace a esta corriente de inversión. Si no somos capaces de dar señales claras en ese sentido, ¿quién va a venir a invertir?”, advirtió.

Etiquetado con: ,
(No Ratings Yet)
Cargando…

Dos consumidores prueban en una cata vino etiquetado como 'natural'. Efeagro/Salas
SECTOR VINÍCOLAjueves 21/10/21

América Latina es un mercado por conquistar por los vinos españoles

América Latina debe apoyarse en su relación histórica y cultural con España para fomentar el consumo del vino que todavía tiene mucho espacio por conquistar en la región, asegura el catador internacional Juan Carlos Rincón Domínguez.

Imagen de archivo de una empacadora de camarón en el puerto de Mazatlán, estado de Sinaloa (México). Efeagro Archivo/ Germán Romero
miércoles 20/10/21

México recupera la certificación para exportar camarón a EE.UU.

El Gobierno de Estados Unidos notificó a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) que le fue asignada nuevamente la certificación de camarón mexicano para que pueda ser exportado a dicho mercado, informaron autoridades mexicanas.

Detalle de calaveras de azúcar realizada en la fábrica de alfeñique de la dulcería Jiménez con motivo del Día de Muertos, el 18 de octubre de 20
DÍA MUERTOS MÉXICOmartes 19/10/21

Calaveras y dulces para salvar a los artesanos de la crisis en el Día de los Muertos

Los artesanos mexicanos se alistan para una de las épocas más fructíferas y espirituales del año, el Día de Muertos, fabricando las icónicas calaveritas de azúcar o modernos objetos como platos de vidrio reciclado con las tradicionales figuras de la temporada.

Ver más