HONDURAS AGRICULTURA

Honduras impulsa el mejoramiento genético del banano frente a la plaga RT4

Camión de bananas. Efeagro/Pablo AñeliCamión de bananas. Efeagro/Pablo Añeli

La Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (Fhia) continúa impulsando el mejoramiento genético de un banano del tipo cavendish que sea resistente a la enfermedad de la Raza Tropical 4 (RT4), que “es muy grave” y para la que “no hay control químico, ni biológico”.

Así lo dijo en entrevista con Efeagro el director general de la Fhia, Adolfo Martínez, en La Lima, norte de Honduras, otrora sede central de la Tela Railroad Company, subsidiaria de la United Brands, de EE.UU., que después pasó a ser Chiquita.

“Es una enfermedad muy grave y está destruyendo muchas plantaciones en muchos países del mundo”, enfatizó Martínez, de nacionalidad colombiana, quien desde hace 30 años está al frente de la Fundación, una de las instituciones más prestigiosas del sector agrícola de Honduras.

Agregó que en América Latina, la enfermedad, “que se puede diseminar muy fácilmente si no se toman las medidas de control necesarias”, fue identificada por primera vez en Colombia, entre julio y agosto de 2019.

Carga de banano en Tegucigalpa. Efeagro/Delmer Membreño

Carga de banano en Tegucigalpa. Efeagro/Delmer Membreño

Para desarrollar variedades tipo cavendish resistentes a la RT4, la Fhia trabaja con un consorcio formado con la empresa Agroamérica, de Guatemala; MacKay’s Banana Marketing, de Australia, y Dole Internacional.

“En este momento tenemos unos 11 híbridos nuevos que están siendo evaluados en Australia y Sudáfrica para comprobar si tienen la resistencia a esta terrible enfermedad que amenaza la producción mundial de banano”, enfatizó Martínez, experto en economía agrícola.

La Fhia, una herencia de la multinacional bananera

Martínez recordó que la Fhia fue creada en 1984 por la agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), el Gobierno de Honduras y Chiquita Internacional.

En el espacio físico que ocupa la Fundación funcionaron los laboratorios de la Tela Railrod Company desde inicios del siglo pasado, hasta 1984, cuando se tomó la decisión de cerrarlos y donarlos al Gobierno de Honduras para que funcionaran como una entidad de investigación privada, sin fines de lucro.

La Fhia la integran unos 80 miembros que conforman una asamblea general, la que elige un consejo de administración y la dirección general.

Para su financiación, la institución ofrece al público servicios de laboratorios, viveros, conduce proyectos de investigación y desarrollo para diferentes entes, además de disponer de un fondo aportado por los gobiernos de Estados Unidos y Honduras, cuyos intereses ayudan a financiar sus actividades de investigación.

La Fhia tiene cuatro programas principales de investigación: Mejoramiento genético de banano y plátano, qué heredó de la multinacional bananera; Cacao y agroforestería; Diversificación y Hortalizas, explicó Martínez.

Las cuatro áreas se complementan con los servicios de laboratorio a los diferentes programas; comunicación y capacitación para transferir las tecnologías desarrolladas por la Fundación.

Adicionalmente, la Fhia tiene una oficina en Tegucigalpa que le brinda servicios al Gobierno, además de otra que provee información sobre el sector agropecuario nacional y precios de productos agrícolas del mercado de Honduras.

La Fhia dispone de cuatro estaciones experimentales, dos dedicadas al cacao y la agroforestería, una al banano y plátano, y otra a hortalizas, en las que trabajan unas 250 personas, más las asignadas en La Lima.

Martínez dijo que el programa más conocido de la Fhia a nivel internacional es el de banano y plátano, el cual ha desarrollado variedades resistentes a la Sigatoka negra y el Mal de Panamá, tanto en Raza 1, como en RT4, de las que algunas están siendo producidas en más de 50 países, beneficiando a muchos pequeños, medianos y grandes productores en África, Asia, América Latina y Australia.

Diversificación e introducción de nuevos cultivos

El Programa de cacao se ha dedicado a mejorar el cultivo, la producción y productividad del grano identificando clones de buen sabor, con resistencia a enfermedades.

“Es un programa que sirve de referencia en Centroamérica, producimos plantas de variedades seleccionadas que se venden en El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Belice y aquí en Honduras; siempre estamos tratando de producir un cacao fino y de aroma que persigue mejores precios en el mercado internacional”, enfatizó Martínez.

El Programa de diversificación ha tratado e introducido nuevos cultivos al país, tales como el de rambután, que ha alcanzado grandes volúmenes de producción y exportación, beneficiando a pequeños productores y sigue en crecimiento.

La Fhia también introdujo hace varios años el aguacate hass, de México, que se está desarrollando rápidamente.

Además, ha venido trabajando con un proyecto de pimienta gorda, un producto nativo del occidente de Honduras, con el que hay muchos avances en la investigación, además de ser la Fhia el principal proveedor de plantas en el país para nuevos cultivos.

En la región central del país funciona el Programa de hortalizas, que se inició hace muchos años, introduciendo productos cultivados bajo condiciones controladas en el desarrollo, por ejemplo, de la industria de chiles de colores, tomates, cebollas y vegetales orientales, cuyas exportaciones superan los 60 millones de dólares al año.

Además de los cuatro grandes programas, la Fhia dispone de los servicios de viveros que producen plantas de todo tipo, incluidos frutales, y el servicio de laboratorio de suelos para productores de diversos cultivos del país.

La Fhia también emite recomendaciones a los productores sobre fertilización, mientras que el laboratorio del Departamento de protección vegetal se encarga de identificar plagas y enfermedades.

La pandemia de covid-19, que desde marzo de 2020 afecta a Honduras, y las tormentas Eta e Iota, de noviembre, implicaron muchos daños para la Fhia por la paralización de los laboratorios de suelo y la venta de plantas, además de la destrucción de su finca de 80 hectáreas de banano y plátano, entre otros, indicó Martínez.

Señaló además que se está trabajando en la reconstrucción de lo destruido y que para un mejor funcionamiento de la Fundación, se necesitaría el doble de su presupuesto actual.

Martínez indicó que el actual Gobierno de Honduras, por primera vez en muchos años, está apoyando a la Fhia para fortalecer las actividades de investigación, lo que contribuye a llegar a más productores del país.

Según el titular de la Fhia, en Honduras hay muchos productores pequeños con pocos recursos que requieren de los servicios de la Fundación, que no tienen dinero para pagar, lo que se trata de resolver con proyectos internacionales de cooperación a través Alemania, Canadá, Estados Unidos, España y Suiza, por ejemplo.

Etiquetado con: ,
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Dos consumidores prueban en una cata vino etiquetado como 'natural'. Efeagro/Salas
SECTOR VINÍCOLAjueves 21/10/21

América Latina es un mercado por conquistar por los vinos españoles

América Latina debe apoyarse en su relación histórica y cultural con España para fomentar el consumo del vino que todavía tiene mucho espacio por conquistar en la región, asegura el catador internacional Juan Carlos Rincón Domínguez.

Imagen de archivo de una empacadora de camarón en el puerto de Mazatlán, estado de Sinaloa (México). Efeagro Archivo/ Germán Romero
miércoles 20/10/21

México recupera la certificación para exportar camarón a EE.UU.

El Gobierno de Estados Unidos notificó a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) que le fue asignada nuevamente la certificación de camarón mexicano para que pueda ser exportado a dicho mercado, informaron autoridades mexicanas.

Detalle de calaveras de azúcar realizada en la fábrica de alfeñique de la dulcería Jiménez con motivo del Día de Muertos, el 18 de octubre de 20
DÍA MUERTOS MÉXICOmartes 19/10/21

Calaveras y dulces para salvar a los artesanos de la crisis en el Día de los Muertos

Los artesanos mexicanos se alistan para una de las épocas más fructíferas y espirituales del año, el Día de Muertos, fabricando las icónicas calaveritas de azúcar o modernos objetos como platos de vidrio reciclado con las tradicionales figuras de la temporada.

Ver más