Holanda, Francia y Suiza son los países del mundo donde mejor se come

Imagen de un supermercado. Foto: EFE Archivo/Carlos Díaz.Imagen de un supermercado. Foto: EFE Archivo/Carlos Díaz.

Los holandeses, franceses y suizos son los que mejor se alimentan del mundo mientras que los ciudadanos de Chad, Etiopía y Angola están a la cola en nutrición, según un estudio publicado por Intermon Oxfam.España ocupa el puesto número trece.

El índice “Good Enough to Eat” (“Suficientemente bueno para comer”) elaborado por la ONG ha evaluado la situación de la alimentación en 125 países del mundo teniendo en cuenta cuatro factores: la disponibilidad de alimentos, el precio de estos, su calidad y la salud de los habitantes en función de la dieta.

A la cabeza de esta clasificación se sitúan, por este orden, Holanda, Francia, Suiza, Austria, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Australia, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal.

La ausencia de desnutrición y el acceso a agua potable son los factores que más pesan en la buena clasificación de estos países.

Holanda se destaca entre los europeos por el relativamente bajo precio de los alimentos, los bajos niveles de diabetes y su mayor diversidad nutricional, aunque el índice de obesidad es alto, según los datos de Intermón.

Por el contrario, los peores puestos son ocupados por Chad, Etiopía y Angola, todos ellos en el continente africano.

En Chad el principal problema es el alto precio de los alimentos, solo superado en Guinea y Gambia, a lo que se suma la mala calidad de la comida y el limitado acceso a la sanidad, escollos comunes entre los estados más pobres, donde el gasto en comida supone de media un 75 % de los ingresos familiares.

Algunos de los países más ricos, como Estados Unidos y Reino Unido, no se encuentran en la parte alta de la clasificación.

Esto se explica por sus altos niveles de obesidad o diabetes, así como por los elevados y volátiles precios de la alimentación, que son los problemas más frecuentes entre los países ricos.

Si se tiene en cuenta cada variable, los datos revelan que Burundi es el país con el nivel más alto de desnutrición entre sus habitantes, y que India registra la mayor tasa de niños con un peso inferior al saludable.

Respecto a la calidad de los alimentos, la máxima se da en Islandia y la mínima en Bangladesh y Lesoto, en tanto que Mozambique es el país con peores condiciones de acceso a agua potable.

Por último, obesidad y diabetes alcanzan sus tasas más altas en Kuwait y Arabia Saudí, respectivamente, y las más bajas en Bangladesh y Camboya.

De acuerdo con Intermón Oxfam, el consumo excesivo, el uso ineficaz de los recursos y su desperdicio son las causas que explican que siga habiendo hambre pese a que “hay suficientes alimentos para todos”, señaló la organización.

Sobre nosotros

sdfsd788999HDY

Etiquetado con: ,
(No Ratings Yet)
Loading...

Una mujer come chocolate.Foto: Pexels.
Viernes 13/09/19

El chocolate, un "pecado" que se reinventa con éxito

La tendencia a una alimentación “aparentemente” más sana o cuidada no afecta, de momento, a alimentos como el chocolate, un producto que se está adaptando a las demandas de los nuevos consumidores, más exigentes y curiosos, pero igual de necesitados de concederse una indulgencia de vez en cuando.

 Fotografía cedida por la Guardia Costera de Estados Unidos donde se aprecia una vista aérea tomada el 3 de septiembre de 2019 a los destrozos que c
HURACÁN DORIANViernes 6/09/19

José Andrés comienza a repartir ayuda en islas Ábaco tras el paso de Dorian

La ONG del cocinero ha comenzado a repartir ayuda. El chef recuerda que son 70.000 personas que necesitan “toda la ayuda que les podamos dar”.

En la imagen, uno de los robot camareros. EFE/ Juan Carlos Cárdenas
Martes 27/08/19

Mulán, la amable camarera 'robot' que 'trabaja' en Valencia

Se llama Crensa y es un restaurante que abre este lunes en el barrio valenciano de Benimaclet, pero con algo que le hace único en España: sus dos camareras son robots, responden al nombre de Mulán y sirven los pedidos con tanta educación como al pedir paso para llevar sus platos y llamar “cariño” al cliente.

Ver más