ESPETOS

Un estudio apoya la candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio de la Humanidad

Un cocinero hace espetos de sardinas en una playa malagueña. EFE/JESÚS DOMÍNGUEZUn cocinero hace espetos de sardinas en una playa malagueña. EFE/JESÚS DOMÍNGUEZ

Con el título ‘De la caña al plato: física y fruición del espeto’, Jesús Moreno y Manuel Pérez han publicado su estudio sobre singularidades que hacen al espeto de sardinas perfecto candidato a integrar la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

La publicación que se presenta con la colaboración del Colectivo Marbella Activa, se centra en un estudio sobre condiciones físicas “fuego, aire, mar y sol que hacen que el espeto sólo pueda darse en un único lugar del mundo: la costa malagueña, la Costa del Sol más concretamente”, explicó a Efe Moreno.

Espeto de sardinas: ¿Patrimonio de la Humanidad?

Además de los aspectos físicos que intervienen para que sea posible, el estudio recoge otros requisitos esenciales como el tamaño de la sardina, su peso antes y después de estar hecha, cómo tiene que estar orientado el espeto y la técnica de asado.

En este sentido, Moreno defendió la candidatura como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco aludiendo al modo de cocción de la sardina, que se hace a la “flama” y hace uso de la cámara de aire que se produce entre las llamas del fuego y las ascuas.

“El espeto nunca toca la llama directamente, esa es una de las principales claves de su preparación”, subrayó para añadir que la circunstancia de que se dé en la costa malagueña, “pero no más allá de Estepona”, es el hecho de que exista una zona montañosa a un kilómetro de distancia de la costa.

Espetos en un chiringuito del Rincón de la Victoria (Málaga). Foto: EFE/Jorge ZapataEspetos en un chiringuito del Rincón de la Victoria (Málaga). Foto: EFE/Jorge Zapata

Pero sobre todo, para Moreno, la singularidad que hace “único en el mundo al espeto malagueño” es que “un vegetal se enfrenta al fuego”, en referencia a la caña en la que se ensartan las sardinas.

En la historia de la cocina -según señaló- la manipulación del fuego “exige un menaje del ámbito mineral, piedra o adobe, ladrillo, pero en vez de usar un pincho metálico, se utiliza una caña”.

“Es una simple caña el soporte de la sardina, una caña se enfrenta al fuego, algo único en el mundo, que se da en la costa malagueña”, reiteró.

Sobre la procedencia del espeto malagueño, Moreno, que es presidente de la entidad La Carta Malacitana, indicó que posee una procedencia “humilde”.

La primera constancia que existe es gráfica, concretamente una litografía de 1850 y, posteriormente, un cuadro de 1879 de Horacio Legó, titulado La Moraga, que plasma una escena en la que unos niños asan un espeto para alimentarse.

“La cocina del espeto siempre es a la intemperie, no entra en la cocina del restaurante y es de fortuna porque se hacen o no espeto si la atmósfera lo permite, si hay o no viento, la temporada. Si la sardina es muy pequeña tampoco se puede realizar”, concluyó.

Etiquetado con: , , ,
(No Ratings Yet)
Cargando…

El apicultor Víctor Muñiz muestra sus colmenas ubicadas en Castromonte (Valladolid), cuya miel ha sido galardonada con la categoría de Oro en el ce
ALIMENTACIÓN MIELsábado 10/07/21

Zumbando", una miel de Oro en el corazón de los Montes Torozos (Valladolid)

Entre encinas y matorral unas trabajadoras incansables producen en Castromonte, en el corazón de los Montes Torozos (Valladolid), una miel -“Zumbando”- reconocida en el prestigioso certamen internacional de la miel de Londres con la categoría de Oro

Queco Arias (i), responsable del restaurante ' Curro da parra', posa junto a parte de su equipo en el comedor del establecimiento en Santiago de Compo
GASTRONOMÍA GUÍASlunes 5/07/21

O Curro da Parra celebra su décimo aniversario con un "solete" Guía Repsol

Situado en el corazón del casco histórico de Santiago de Compostela, a escasos metros del Mercado de Abastos y muy cerca de la Catedral, O Curro da Parra se ha convertido en un icono gastronómico de la capital gallega, una visita obligada para los miles de turistas que cada año acuden a la ciudad, parada habitual de los compostelanos.

Una colmena de abejas. Efeagro/Brais Lorenzo
UE ABEJASdomingo 4/07/21

La UE empieza a moverse tras dos décadas para frenar el colapso de las colmenas

La Unión Europea (UE) comenzó a moverse esta semana para frenar el grave declive de las abejas por la exposición a los pesticidas al avanzar hacia un objetivo común de protección de las colmenas, después de años de inacción por las discrepancias entre los países.

Ver más