SOSTENIBILIDAD PESCA

Ecosafimed: cómo conservar los ecosistemas y la pesca artesanal

play Imagen de la costa de Baleares. EFEAGRO/Laura CristóbalImagen de la costa de Baleares. EFEAGRO/Laura Cristóbal

España, Túnez e Italia lideran este proyecto de sostenibilidad para hacer más compatible la pesca artesanal con la conservación de los ecosistemas marinos.

Conservar los ecosistemas marinos y promocionar la pesca artesanal es el objetivo de ENPI Ecosafimed, un proyecto de cooperación entre España, Túnez e Italia, que analizará el impacto de esta actividad económica en la biodiversidad y, por tanto, podrá hacer recomendaciones para su práctica sostenible.

Según detalla la directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda, “es importante compatibilizar cualquier tipo de actividad económica con la conservación y uso sostenible con la biodiversidad. Porque de ella depende el 40% de la economía y de ella depende el bienestar de la sociedad y de que haya vida en el planeta”.

El proyecto Ecosafimed

El proyecto, dotado con 1,9 millones de euros, está coordinado por la Fundación Biodiversidad y participan en él el Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC), el Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía, el Instituto Nacional de Ciencias Marinas y Tecnología de Túnez y la Universidad de Génova. 

Ecosafimed, “Conservación de ecosistemas y pesquerías artesanales sostenibles en la Cuenca Mediterránea”, es una iniciativa transfronteriza y se desarrollará entre 2014 y 2015.

Puerto de Cala Rajada con pesca artesanal. EFEAGRO/Laura Cirstóbal

Puerto de Cala Rajada con pesca artesanal. EFEAGRO/Laura Cirstóbal

“Durante los primeros meses de 2014 hemos realizado unas reuniones previas para diseñar el muestreo experimental que se va a realizar con pesca artesanal y con campañas con barcos oceanográficos”, explica el coordinador científico y director del proyecto Ecosafimed, David Díaz Viñolas.

Científicos de las entidades participantes han determinado las áreas de estudio, libres de pesca de arrastre, y en ellas se llevarán a cabo las prospecciones para definir el posible impacto de la actividad artesanal en los fondos marinos, son Cataluña e Islas Baleares (en España), Lazio y Sicilia (en Italia) y Nabeul, Ariana y Jendouba (en Túnez).

El Canal de Menorca “es un laboratorio ideal para que sea una de las dos zonas elegidas en los mares españoles para este proyecto (la otra es el Cabo de Creus). Es una zona en la que hay una actividad pesquera muy acotada, muy limitada, en un ecosistema muy singular, y aunque el ecosistema tiene algún impacto vinculado a la actividad pesquera mantiene unos fondos muy bien conservados”, añade Castañeda.

Fondo marino en la Costa Balear. Cedida por Díaz Viñolas.

Fondo marino en la Costa Balear. Cedida por Díaz Viñolas.

A final de 2014 los participantes se reunirán para estandarizar el método de análisis para que luego los datos sean comparables, señala Díaz Viñolas. 

“Se estudiarán el palangre de fondo y el trasmallo de langosta en Italia y España, y dichas artes más el enmalle de pescado en Túnez, porque hay más diversidad de artes y son más o menos iguales en importancia”, precisa, y así conocer qué prácticas pueden minimizar el impacto sobre los fondos y lograr su conservación. 

Según resalta el coordinador, “conocemos que existen fondos sensibles, que son particularmente interesantes y únicos en muchas partes del Mediterráneo. Y pretendemos que, ya que se realiza la pesca sobre ellos, poderlos mantener y hacerlos compatibles y sostenibles”.

Para ello, el proyecto también incluye la realización de una serie de talleres con los pescadores “para informarles y hacerles partícipes; darles a conocer los resultados y que puedan entender qué prácticas y cómo pueden realizar su tarea para que sea sostenible y conserve los fondos en las zonas en las que están pescando”, concluye Díaz Viñolas.

En Baleares hay 389 buques (3,94 % del total nacional), todos artesanales, y 1.828 afiliados al Régimen Especial del Mar

Sobre nosotros

sdfsd788999HDY

Etiquetado con: ,

Imagen de archivo de un chiringuito responsable en San Pedro del Pinatar Murcia. Foto: EFE ARCHIVO
SOSTENIBILIDADViernes 18/07/14

"Chiringuitos responsables": buenas prácticas para conservar el litoral

Fomentar la recogida de residuos en las playas, minimizar el gasto de energía o priorizar el uso de envases ecológicos. Son prácticas que pueden contribuir a mejorar el estado del litoral y a las que se han sumado 573 chiringuitos españoles, adscritos a la campaña “Chiringuitos responsables”.

Limpieza de residuos en el 'voluntariado ambiental', financiada por la Fundación Biodiversidad. Foto: Raúl Casado.
Jueves 19/06/14

La salud de muchos ecosistemas depende en gran parte de los voluntarios

La salud de muchos ecosistemas españoles, sobre todo de numerosas playas y ríos, depende en gran parte de voluntarios que están utilizando su tiempo libre en restaurar dunas, retirar residuos, tomar muestras para comprobar la calidad del agua o en contar y censar especies.

Un agricultor eco EFEAGRO/Cedida por Cives Mundi.
Martes 29/04/14

Huertos de Soria: unión de economía social, biodiversidad y tradición agraria

Es un proyecto que fomenta el consumo de proximidad de productos hortícolas y facilita la integración de personas con discapacidad psíquica.

Ver más

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.