UNESCO BIOSFERA

Los bosques de neblina constituyen la sexta reserva de la biosfera en Perú

Zona de un bosque peruano. Efeagro/Fernando GimenoZona de un bosque peruano. Efeagro/Fernando Gimeno

Los bosques de neblina de la selva central de Perú son la sexta reserva de la biosfera dentro del territorio peruano, donde ya hay más de nueve millones de hectáreas declaradas bajo esta categoría para preservar distintos ecosistemas.

El anuncio se realizó este miércoles durante el Consejo Internacional de Coordinación (CIC) del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la Unesco, en el que Perú ocupa la vicepresidencia de la región de América Latina y el Caribe.

La reserva Bosques de Neblina – Selva Central tiene una extensión de más de 812.000 hectáreas y abarca hasta 14 municipios de las provincias de Chanchamayo, Concepción, Jauja, Junín, Tarma y Satipo, de la región Junín, detalló el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) en un comunicado.

Una mujer huele flores de Amancaes, en una ladera del bosque húmedo del Rímac (Perú). Efeagro/Christian Ugarte

Una mujer huele flores de Amancaes, en una ladera del bosque húmedo del Rímac (Perú). Efeagro/Christian Ugarte

Al encontrarse en la vertiente oriental de los Andes, representa la transición de la cordillera andina a la selva baja, un espacio denominado como Amazonía Andina, que presenta una biodiversidad y ecosistemas únicos.

Naturaleza habitada por indígenas

Su núcleo, la zona de mayor importancia de conservación por biodiversidad y ecosistemas, está compuesta por el Santuario Nacional Pampa Hermosa y el Bosque de Protección Pui Pui, áreas naturales protegidas que conservan una muestra única de los bosques montanos tropicales remanentes en la selva central.

El área alberga varias poblaciones indígenas, incluidas los quechuas y asháninkas, quienes viven de la agricultura, silvicultura, ganadería y pesca en un paisaje de gran riqueza natural, que constituye un gran destino turístico por su cercanía con la capital Lima, a unos 250 kilómetros por carretera.

Su ubicación favorece además el desarrollo y comercio de productos agrícolas de gran potencial económico como la papa, que en esta zona registra 400 variedades, y el café.

Antes de la incorporación de la reserva Bosques de Neblina – Selva Central, la Red Nacional de Reservas de Biosfera del Perú tenía otros cinco espacios declarados bajo esta categoría.

Una red de variopintos ecosistemas

Los anteriores eran el Huascarán (1977), donde se encuentra la montaña más alta de Perú del mismo nombre (6.768 metros de altitud) en la cordillera con el sistema más alto y extenso del mundo de glaciares tropicales.

También es reserva de la biosfera desde 1977 el Parque Nacional del Manu, entre las regiones sureñas de Cusco y Madre de Dios, un territorio que comprende desde frígidas punas que sobrepasan los 4.000 metros sobre el nivel del mar a agrestes montañas boscosas que originan multitud de valles y ríos que llevan al llano amazónico.

Cerca de la reserva Bosques de Neblina – Selva Central ya estaba desde 2010 la reserva Oxapampa-Asháninka-Yánesha (2010), con una notable presencia de culturas indígenas, cultivos sostenibles y áreas naturales protegidas en la vertiente oriental de los Andes, como la reserva comunal de los indígenas yáneshas.

La reserva de la biosfera Noreste (2016) abarca, entre otras áreas naturales protegidas, el Parque Nacional Cerros de Amotape y la Reserva Nacional de Tumbes, con una muestra del bosque seco ecuatorial que solo se encuentra en el sur de Ecuador y el norte de Perú.

También en 2016 fue declarada la reserva Gran Pajatén, la primera de Suramérica en contar con un sitio de Patrimonio Mundial Mixto (natural y cultural) al tener el Parque Nacional del Río Abiseo y las ruinas del Gran Pajatén, la mayor manifestación de los chachapoyas, civilización que dominó el norte de los Andes peruanos antes que los incas.

Etiquetado con:
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Reunión virtual ICFA con asociaciones latinoamericanas. Efeagro/Cepesca
Reunión virtual pesqueralunes 30/11/20

La coalición pesquera mundial ICFA busca la adhesión de 14 países latinoamericanos

El presidente de la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA, en sus siglas en inglés), el español Javier Garat, ha pedido este lunes la adhesión de flotas y armadores de 14 países latinoamericanos.

Recopilación de comida ante un temporal en una ONG. Efeagro/Giorgio Viera
HURACANES LATINOAMERICAlunes 30/11/20

Las campesinas nicaragüenses temen una crisis alimentaria tras los huracanes

Claudia Reyes es una de las cientos de campesinas de los departamentos de León y Chinandega, en el noroeste de Nicaragua, que reportan pérdidas totales de sus cultivos por el paso de los huracanes Eta e Iota, situación que, a juicio de la Coordinadora de Mujeres Rurales, las coloca frente a una inminente crisis alimentaria.

Efectos de las tormentas tropicales Rta y Lota. Efeagro/Gustavo Amador
domingo 29/11/20

La madera tumbada por los huracanes en Nicaragua: ¿para afectados o explotadores?

Una resolución del Gobierno de Nicaragua, para que los damnificados de los huracanes Eta e Iota reconstruyan sus casas con la madera de los árboles tumbados, podría atentar contra una de las principales zonas boscosas del país por la forma en que está concebido el sistema de explotación, según alertaron ambientalistas nicaragüenses.

Ver más