AGRICULTURA ARGENTINA

Los “superprecios” de los granos, un bálsamo para la economía de Argentina

Campo de cereales de Argentina. Efeagro/Luis ZabregCampo de cereales de Argentina. Efeagro/Luis Zabreg

Los actuales altos precios internacionales de los granos representan un bálsamo para la compleja situación monetaria y fiscal de Argentina, que este año se beneficiará de millonarios ingresos extraordinarios por sus exportaciones agrícolas.

Pese a que la cosecha de Argentina de la campaña agrícola 2020-2021 resultará menor a la del ciclo previo, el país se está beneficiando de un ciclo alcista en los precios internacionales de los granos, que no han dejado de crecer desde julio pasado.
Con una cosecha proyectada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires de 46 millones de toneladas en Argentina, el maíz, el principal cultivo del país suramericano, llegó este mes a cotizar en los mercados internacionales a unos 300 dólares por tonelada, un valor que no alcanzaba desde 2013 y que casi duplica la cotización que tenía hace un año.

La soja, por su parte, con una cosecha proyectada en Argentina de 43 millones de toneladas, llegó a mediados de este mes a los 610 dólares por toneladas, valor que no se registraba desde 2012 y que se ubica cerca de un 80 % por encima del precio de un año atrás.
¿Las razones del alza? Una demanda global que sigue firme combinada con factores climáticos que recortan las cosechas en los principales productores, incluyendo a Argentina, primer exportador mundial de aceite y harina de soja y tercero de maíz.
“Seguimos con escasez de oferta, por lo menos en el corto plazo. El clima que tenga Estados Unidos en julio y agosto va a determinar la tendencia de precios”, dijo a Efe Catalina Ferrari, analista de mercados agropecuarios de la consultora AZ Group.

Explotación de soja en la provincia de Buenos Aires (Argentina). Efeagro

Explotación de soja en la provincia de Buenos Aires (Argentina). Efeagro

INGRESOS EXTRAORDINARIOS
El fuerte aumento de precios se traduce en mayores ingresos para Argentina por las exportaciones del agro.
Esto trae algo de alivio al país, que arrastra tres años de fuerte recesión y desequilibrios macroeconómicos.
Según cálculos del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, a los precios actuales Argentina podría concretar este año envíos de granos y sus derivados por 35.900 millones de dólares, lo que implica unos 9.600 millones más de ingresos que en 2020.

La entrada adicional de divisas ayudará a fortalecer las alicaídas reservas del Banco Central -que rondan los 41.500 millones de dólares-, a moderar las expectativas de devaluación del peso argentino y a mantener la calma en un mercado cambiario ya muy restringido.
“Calculamos un ingreso extra por exportaciones de entre 8.000 y 10.000 millones de dólares. Eso va a hacer incrementar las reservas y generar un paraguas para no tener que intervenir tanto en el mercado cambiario para controlar el precio del dólar”, dijo a Efe Leonardo Piazza, director de la consultora LP Consulting.

El efecto ya es visible: en el primer cuatrimestre el ingreso de divisas por exportaciones de granos y derivados ascendió a 9.755 millones de dólares (4.738 millones más que en igual período de 2020), lapso en el que el Banco Central logró aumentar sus reservas en unos mil millones.

ALIVIO MOMENTÁNEO
Por otra parte, un aumento de las ventas al exterior incrementará los ingresos del Fisco por el cobro de derechos de exportación de granos y derivados.
Según los cálculos del IERAL, el Fisco recaudaría este año por derechos de exportación 8.600 millones de dólares, unos 2.800 millones más que en 2020.

“Es un alivio fiscal”, observó Piazza, quien de todos modos advirtió que “todo esto es circunstancial y momentáneo, hasta que los precios de los commodities se estabilicen y aflojen”, y alertó sobre el efecto inflacionario en los alimentos que ejercen los actuales altos precios de los granos.
Estos ingresos extraordinarios llegan en momentos en que el país se propone reducir su déficit primario al 4,5 % del PIB -desde el 6,5 % en 2020-, tarea compleja ante el gasto que demanda el escenario de pandemia, la falta de financiación externa, un acuerdo con el FMI que se demora y en un año electoral poco propicio para ajustes.

Etiquetado con: , ,
(No Ratings Yet)
Cargando…

Un productor de papa trabaja en una parcela en la región tropical de Santa Cruz (Bolivia). Efeagro/Gabriel Romano
BOLIVIA AGRICULTURAsábado 19/06/21

Bolivia modifica los aranceles de importación de ocho productos agropecuarios

El Gobierno boliviano firmó un decreto que modifica temporalmente los aranceles para la importación de ocho alimentos con el fin de reactivar y fomentar la producción agropecuaria local.

Integrantes de la organización H20 laboran en la preparación de cascarones de huevo en el centro de acopio del Parque Resistencia Huentitán, el pas
MÉXICO SOSTENIBLIDAD viernes 18/06/21

Limpian uno de los ríos más contaminados de México con cascarones de huevo

El cascarón de huevo y algunos elementos químicos son el arma con el que una organización ambientalista pretende disminuir la contaminación del río Santiago, uno de los más importantes, pero también contaminado de metales pesados, de México.

Sede del IICA, en San José (Costa Rica). Efeagro
BRASIL RURALviernes 18/06/21

La brasileña Simone Silotti es premiada como líder de la ruralidad en América

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) anunció este jueves que la productora brasileña Simone Silotti fue galardonada como Líder de la Ruralidad, un premio mediante el que el instituto reconoce la labor de personas que hacen la diferencia en el campo de América Latina y el Caribe.

Ver más