AGRICULTURA RESINA

La resinación, en auge en Extremadura por el incremento de la demanda

La resina natural de Extremadura vuelve a estar de moda como componente esencial para la fabricación de aguarrás, pinturas o cosméticos.

Corcho extremeño. Cedida por la Consejería de Agricultura del Gobierno de ExtremaduraCorcho extremeño. Cedida por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Extremadura

La resinación, actividad tradicional dedicada a la obtención de la resina de los pinos, ha recuperado en Extremadura el auge de antaño debido a un incremento de la demanda de este producto.

La resina natural vuelve a estar de moda como componente esencial para la fabricación de aguarrás, pinturas e incluso cosméticos. “Los fabricantes han vuelto los ojos a la alternativa natural, cuando su producción fue prácticamente abandonada en los años ochenta”, según ha afirmado el coordinador del Centro de Formación del Medio Rural (CFMR) de Moraleja (Cáceres), Antonio Hernández.

De hecho, este centro impartirá este mes en la localidad de Villasbuenas de Gata dos cursos dedicados a esta profesión, ya que la Sierra de Gata acoge una importante superficie de pinar resinero. “El potencial resinero es extenso y la venta de la producción está asegurada”, ha manifestado Hernández.

Cursos de formación

Los cursos permitirán que 40 personas conozcan los útiles y herramientas propias de la actividad, la ecología del pino resinero, las fechas más idóneas de la extracción de la resina y los distintos tipos de resinación que existen.

También se incluye en el temario conocimientos sobre las utilidades y usos de la resina en el mercado y los riesgos laborales asociados a la práctica del oficio. Otra de las salidas laborales asociadas a la extracción es la denominada “saca de corcho” debido al importante número de encinas y alcornoques presentes en numerosos municipios del norte de Extremadura.

La saca de corcho es el tema de los otros dos cursos que impartirá el CFMR de Moraleja en la localidad de Perales del Puerto a partir del próximo lunes y en los que 36 profesionales agrarios se capacitarán durante cien horas para ejercer una profesión con una importante demanda durante la época estacional de extracción.

Hay poca gente formada para esta actividad, convertida ahora en salida laboral

“Apenas hay gente preparada para una actividad que se ha convertido en una salida laboral de ayuda a la economía familiar por su estacionalidad”, ha apuntado Hernández.

Por ello, el CFMR ha organizado varios cursos dirigidos a la formación y aprendizaje de todas las fases de la saca, tanto desde el suelo como desde lo alto de los árboles. La biología de los alcornoques, el manejo de los útiles y herramientas necesarias y n prácticas bajo la supervisión de los monitores concentran la actividad formativa.

Las normas de seguridad laboral y el diferenciar los distintos tipos de corcho, en función de sus calidades y destinos, son otros de los contenidos de los cursos.

(No Ratings Yet)
Loading...