AGRICULTURA ITALIA

Italia, “paraíso” mundial de los mercados de agricultores

Los mercados de agricultores se han expandido a una velocidad vertiginosa en Italia en apenas pocos años, y representan una enorme oportunidad económica y social.

Venta de productos hortofrutícolas en Italia. EFEAGRO/Archivo.Venta de productos hortofrutícolas en Italia. EFEAGRO/Archivo.

Los mercados de agricultores se han expandido a una velocidad vertiginosa en Italia en apenas pocos años, y representan una enorme oportunidad económica y social, precisamente porque permiten el contacto directo entre productores y consumidores, según informa “Sicilia Agricoltura”, socio del portal europeo EURACTIV.com y de la Agencia EFE.

Gracias a ese modelo los agricultores reciben todos los beneficios económicos de vender directamente sin ningún tipo de intermediarios lo cual, a la postre, hace bajar los precios finales de los productos.

Los consumidores, por su parte, tienen tanto la posibilidad  de comprar a precios más reducidos como de conocer directamente a quienes producen los alimentos que compran, en aras de una mayor seguridad y transparencia alimentaria.

De esta manera, los consumidores pueden apreciar de primera mano la importancia de la relación personal con los productores, quienes, a su vez, pueden garantizar mejor la calidad de los productos que venden.

En ese sentido, “Coldiretti”, una plataforma  que representa a medio millón de agricultores y ganaderos italianos, lanzó en 2008 la red “Campagna Amica” compuesta por más de mil mercados agrícolas en toda Italia. Pero, junto con esta red, existen otros sistemas de ventas directas en cada ciudad italiana, todos ellos con ese mismo “valor añadido” de calidad.

Y es que los mercados de agricultores no sólo son sitios donde promover los intercambios comerciales: también constituyen verdaderos puntos de encuentro donde es posible organizar eventos educativos, actividades culturales o de entretenimiento.

La mayor red mundial, en Italia

Se da la circunstancia de que Italia posee la mayor red mundial de mercados de agricultores en los que se realizan ventas directas, y en pocos años el país ha logrado ponerse por delante de Francia y de Estados Unidos, según los resultados de una investigación de “Coldiretti” y de la empresa italiana de demoscopia Ixé.

Algunas cifras muestran que los mercados de agricultores ya están ocupando un lugar destacado en la cadena de suministro de alimentos en Italia.

Casi seis de cada diez italianos han comprado productos locales directamente a los agricultores al menos una vez al mes en el último año, ya sea en molinos, cabañas, granjas, bodegas, caseríos o mercados de agricultores, de acuerdo con datos de esa encuesta.

El rápido crecimiento de las ventas directas que se ha producido en Italia en los últimos años es fruto de la mayor preocupación por parte de los consumidores por los temas de salud y la sostenibilidad medioambiental, y también como resultado de la voluntad de proteger y reforzar la economía y el empleo en sus territorios, asegura el estudio de “Coldiretti”.

“Todo ello ha contribuido a construir la extraordinaria red de ‘Campagna Amica’, que engloba a 130.000 explotaciones agrícolas italianas, que venden sus productos directamente”, explican en “Coldiretti”.  

Por otro lado, según un estudio realizado por el ISMEA, un instituto público italiano especializado en el mercado agrícola, el gasto de los consumidores italianos en los mercados agrícolas ha superado ya los 6.000 millones de euros.  

De acuerdo con la encuesta de Coldiretti/Ixé, el 71% de los italianos encuestados considera que el principal motivo por el cual compran en este tipo de mercados es la calidad de los productos, seguido por la seguridad, la búsqueda de productos locales, y los mejores precios.

La experiencia de Sicilia

“Cada vez más consumidores compran directamente a los productores agrícolas”, explica a “Sicilia Agricoltura” Francesco Ferreri, presidente de “Coldiretti-Sicilia”.

“Acortar hoy la cadena de suministro significa una mayor garantía, pero sobre todo ayuda a mantener económicamente vivo al sector”, subraya.

Junto con la iniciativa de “Campagna Amica” existen en Italia otras similares, que acercan a consumidores y productores de alimentos. En Palermo, por ejemplo, funcionan varios mercados de agricultores, algunos de ellos abiertos todos los días.

“Nuestra asociación abrió dos mercados: uno ‘tradicional’ en los suburbios, con ventas semanales, y otro que comenzó a funcionar hace dos años, situado en el centro urbano, que está abierto cada mañana, y permite que la gente compre sin tener que esperar a un día concreto de la semana para hacerlo”, asegura Francesco Scaglione, el presidente de la asociación de agricultores del mercado de Palermo.    

Según Scaglione, muchos ancianos que viven en el centro de la ciudad tienen problemas para adquirir y consumir varios productos frescos, y por ello “aquí (en el mercado de agricultores) tienen la seguridad de poder encontrar productos frescos y auténticos cada día”.

Una ley regional aprobada recientemente en Sicilia pretende salvaguardar los pequeños sistemas de producción y la agricultura tradicional, y abre la posibilidad de transformar, procesar y vender productos dentro de las propias empresas, además de en los mercados locales.

La ley en cuestión garantiza que los ayuntamientos determinen el lugar empleado para las ventas directas, o que sean estos quienes den su autorización, en base a la reglamentación del mercado, especificando los métodos de venta.

De acuerdo con la norma, será responsabilidad de los ayuntamientos realizar un esfuerzo de cara a acortar la cadena de suministro alimentario en el territorio de su competencia, para promover la compra de productos que tengan un vínculo directo con el área donde se producen, y al mismo tiempo velar por una adecuada información  a los consumidores sobre el origen y las características de esos productos.

Por Salvo Butera (Sicilia Agricoltura/EA.com)/F.H.(EuroEFE.EA.es)

 

(No Ratings Yet)
Loading...

MUNDO RURAL