AGRICULTURA FORESTAL

40.000 hectáreas de monte extremeño, con certificación forestal

Es un sello de calidad que otorga un valor añadido a estos montes públicos de Extremadura al ser gestionados con criterios de sostenibilidad

Masa forestal en Extremadura. EFEAGRO/Cedida por la Consejería de Agricultura de Extremadura. Masa forestal en Extremadura. EFEAGRO/Cedida por la Consejería de Agricultura de Extremadura.

Cerca de 40.000 hectáreas de monte público de Extremadura cuentan ya con la certificación forestal, un sello de calidad que otorga un valor añadido a estos montes de la comunidad autónoma, han informado fuentes de la Junta de Extremadura. La certificación forestal es un proceso voluntario que avala que la gestión que se lleva a cabo en un terreno forestal es responsable y cumple con criterios de sostenibilidad, entendiendo esta desde sus tres perspectivas: ambiental, económica y social.

Además, todos los productos (madera, leña, hongos, frutos, etc.) que proceden de estos montes certificados pueden identificarse en el mercado como productos certificados de origen sostenible.

Así, tras la certificación de 34.081 hectáreas de los cinco MUP (Monte de Utilidad Pública) de Las Hurdes, la Dirección General de Medio Ambiente ha continuado incrementando el número de hectáreas certificadas mediante la inclusión de nuevos montes. De hecho, se ha procedido a incluir en el certificado de gestión forestal sostenible el monte ‘Ventosillas’, implantando en la gestión del mismo los procedimientos y protocolos del Sistema de Certificación.

Incremento superficie certificada

De este modo, se ha incrementado la superficie certificada un 17 por ciento, alcanzando las 39.898,04 hectáreas certificadas.

La principal ventaja es que los productos certificados tienen y tendrán previsiblemente más potenciales compradores, ya que existe un mercado muy desarrollado que los solicita (mueble, papel, construcción, embalaje, herramientas, etc.). Además, muchos países demandan productos certificados y numerosos gobiernos lo exigen en sus compras.

La certificación es un valor añadido porque fortalece la imagen de la madera

Igualmente, cabe destacar que la certificación es un elemento de valor añadido porque fortalece la imagen de la madera como materia prima renovable y ecológica, posibilita la competencia con quienes ya están certificados y proporciona al propietario documentación exhaustiva sobre sus fincas.

Según las mismas fuentes, este sello supone una herramienta “muy útil” para la programación y el control de los trabajos forestales, oferta una demanda del propio mercado, diferencia los productos de una explotación forestal en el mercado.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.