Carlos Aldereguía secretario ejecutivo del LDRAC

La flota europea quiere una reforma en África contra la pesca ilegal

La flota europea quiere contribuir a que los países de África desarrollen políticas comunes contra la pesca ilegal. El secretario ejecutivo del Consejo Consultivo Regional de Flota Europea de Larga Distancia (Ldrac,  siglas en inglés), Carlos Aldereguía, repasa las principales preocupaciones sobre las aguas africanas o de Asia.

Carlos Aldereguía. Secretario ejecutivo del Ldrac. Cedida por Ldrac.

El Ldrac, que representa a pescadores, industrias, sindicatos y ONG,  ha suscrito un un acuerdo con 22 naciones costeras del Atlántico. Más de 600 barcos europeos faenan fuera de aguas comunitarias, 300 españoles.

¿De dónde surge la idea de una política pesquera para África?

Empezó hace 5 o 6 años dentro de la Unión Africana y con apoyo de la Comisión Europea. En África hay una gran disparidad de situaciones y de gobernanza. Ahí la única opción que tenemos  es intervenir a través de comités de expertos. Aparte, hemos firmado un memorando con la Conferencia Ministerial de Cooperación Pesquera entre 22 Estados Africanos del Atlántico (Atlafco/Comhafat). Novedoso porque se trata de una cooperación entre Gobiernos y el sector privado. Esta plataforma favorecerá, por ejemplo, que si un país no tiene medios individuales para inspeccionar barcos, entre todos sí puedan hacerlo conjuntamente.

¿Qué importancia tienen para España estas iniciativas?

Enorme. Aparte del peligro del colapso de los océanos, los pescadores que cumplen todos los estándares, como el derecho laboral, están peleando contra buques que ni siquiera respetan derechos humanos. Existen informes, como el de EJC (Enviromental Justice Foundation) que muestran que en los buques tailandeses, la mitad de sus tripulaciones son esclavos raptados de sus casas.

Esos son nuestros competidores en los mercados del atún. Si somos capaces de mejorar esa situación, el precio del atún subiría una barbaridad.

Los barcos europeos tienen problemas por negarse a pagar sobornos

En cuanto a África occidental, si un barco europeo va a faenar a un país sin acuerdo con la Unión Europea tiene posibilidad de una licencia privada; la compra y, cuando se desplaza allí, unos inspectores le dicen que aparte debe pagar 150.000 dólares o que dirán a Bruselas que el barco está faenando ilegalmente. ¿Qué hace entonces el armador? Queremos que desaparezca esta situación.

 ¿Quiere decir que hay pagos bajo cuerda y que desaparecerían?

Estoy orgullosísimo de decir que muchos barcos europeos han tenido problemas por negarse a pagar sobornos. Me parece muy valiente, se han enfrentado a Ministerios.
En ese sentido, soy chovinista. España es el único país que ha tomado cartas en el asunto. A través de consulados ha establecido un sistema de validación de licencias. Si yo, armador, voy a un país a pescar y solicito una, no puedo hasta que mi Gobierno me autorice y le hayan asegurado las autoridades locales a la embajada española que el permiso es válido.

 ¿Hay datos que prueben avances contra la pesca ilegal?

La pesca ilegal supone entre 10 y 23 millones de toneladas de pescado, que se cuantifica a través de mercados. Entre los principales (UE, EEUU, Japón y China), los precios (en el comercio legal) subieron en los últimos cinco años por recuperación de especies.
Pero hay vías imposibles de saltar; existen mercados secundarios, lugares donde “blanquear pescado”, como Papúa Nueva Guinea que puede enviar toda su producción a la UE libre de arancel y, por ello, se han instalado allí competidores como China o Filipinas.

“Las Palmas ha llegado a impedir la entrada de más del 50 % de las partidas de pescado rechazado en la UE”.

Se ha dicho que Las Palmas de Gran Canaria era un punto de entrada de pesca ilegal

R: No sé si lo era o no. Pero ahora es un puerto de inconveniencia (para los ilegales). Las Palmas ha llegado a impedir la entrada de más del 50 % de las partidas de pescado rechazado en la Unión Europea. El Gobierno español ha pedido que toda la UE aplique igual las normas. Lo que se paraliza en Canarias, luego entra por un puerto del norte.

Hablemos de acuerdos; ¿qué pedirían en el de Marruecos?

Que siga pescando la flota. Sinceramente, nos gustaría que los cefalopoderos (pulpo o calamar) excluidos de Mauritania puedan faenar allí, pero sabemos que el recurso está como está.

¿Qué perspectivas hay de nuevos convenios pesqueros?

Estamos contentos con la labor que está haciendo la Comisión Europea para ampliar la red de acuerdos. Se están retomando las negociaciones con Senegal. Ya se han solicitado informes sobre la situación en Sierra Leona, Kenia, Tanzania, Islas Marshall o Islas Salomón.

Sobre nosotros

sdfsd788999HDY

(No Ratings Yet)
Loading...