Lahsen Ababouch Director de Economía y Políticas de la Pesca de la FAO

“Hacen falta medidas draconianas para limitar la pesca del Mediterráneo”

El director en la división de Economía y Políticas Pesqueras y Acuicultura de la FAO, Lahsen Ababouc, ha manifestado que los gobiernos deben mostrar más “compromiso político” e impulsar medidas “draconianas” para limitar la pesca en el mar Mediterráneo, debido al mal estado de sus caladeros.

Lahsen Ababouch,  director de  Economía y Políticas de la Pesca de la FAO. Sibermagen

Lababouch explica, en una entrevista a Efeagro, que son necesarios planes para limitar la capacidad de la flota del Mediterráneo, por la “fragilidad” de sus reservas.

Para la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, más del 60 % de las existencias pesqueras mediterráneas sufren “sobreexplotación”. La Comisión Europea también defiende ese argumento e incluso eleva al 75 % o al 90 % esa cifra, en el caso de algunas especies.

“El gran problema es el exceso de flota; demasiados barcos y cada vez menos pescado”, remarca.
Insiste en que los países costeros mediterráneos deben aumentar los esfuerzos, “unos más que otros”, especialmente los del sur (como los norteafricanos), y buscar alternativas, como la acuicultura.

El papel de España

En este ámbito, apunta que España va “por el buen camino”, porque ha puesto en marcha planes de gestión y en este sentido, según la FAO, la “descentralización” de la Administración ha servido mucho para que las autonomías apliquen medidas en las distintas regiones.

No obstante, defiende que las actuaciones para recobrar los caladeros se emprendan de forma conjunta entre todos los países ribereños.

Ababouch ha participado en Madrid en la presentación de un proyecto de la FAO y del Gobierno español para recuperar la pesca artesanal en seis países del sudeste de Asia dañados por el tsunami en 2004.

Puerto de Agadir (Marruecos). EFEAGRO/Marta Miera

Puerto de Agadir (Marruecos). EFEAGRO/Marta Miera

Al referirse a España, Ababouch resalta su papel de “colaborador privilegiado”: “No se conoce que es el segundo país que más contribuciones económicas voluntarias destina a la FAO para acciones relacionadas con la pesca, solo superado por Noruega”. “En los últimos cinco años ha sido el segundo mayor contribuyente por delante de EEUU, Francia o el Reino Unido”.

Para la FAO, es fundamental que los países desarrollados ayuden a preservar los caladeros mundiales y a garantizar la seguridad alimentaria de zonas litorales en naciones menos avanzadas.

Remarca el rol de la Unión Europea (UE), que importa el 60 % del pescado y marisco que consume, por lo que debe garantizar que sus ciudadanos puedan comprarlos a precios “asequibles”.

En referencia a otros caladeros, confirma las mejoras en el Atlántico nororiental, donde el exceso de pesca “se ha reducido a la mitad”, si bien los avances no son iguales en todas las pesquerías y hace falta seguir dejando que los recursos se regeneren.

“Donde hay pesca ilegal también hay también explotación abusiva de los marineros o blanqueo de dinero”.

Pesca ilegal

En cuanto a la pesca ilegal, Ababouch alude a un informe de hace años del Banco Mundial, según el cual la comunidad internacional pierde 50.000 millones de dólares anuales (38.500 millones de euros) por esa práctica.”De los 70 millones de toneladas de pescado que van a consumo humano en el mundo, entre 15 y 25 millones de toneladas son capturadas ilegalmente”.

Además, donde hay pesca ilícita “también hay también explotación abusiva de los marineros o blanqueo de dinero”, según Ababouch, quien afirma que existen los instrumentos internacionales para su erradicación, pero hace falta voluntad de los Gobiernos.

Preguntado por informes de ONG que plantean medidas para recobrar los mares, recuerda que en el sector hay dos clases de agentes “los que miran solo la conservación y los que integran también los factores económicos y sociales”. La FAO se inclina por combinar los tres.

“No se puede mirar solo el componente ecológico, Greenpeace se interesa por dos o tres especies, pero ¿y el resto?”, reflexiona Ababouch, además de recordar que la pesca es el medio de vida de 58 millones de personas a escala mundial

Sobre nosotros

sdfsd788999HDY

EFEfood

EFEfood

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.