Valeria Piaggio Vicepresidenta del Grupo Consorcio

“Debemos ver a la distribución como socio, no como un enemigo”

La vicepresidenta del Grupo Consorcio, Valeria Piaggio, está segura de que el crecimiento de esta compañía se ha producido en gran medida “gracias a la distribución” a la que “hay que ver como un partner (socio), en lugar de como un enemigo”.

La vicepresidenta del Grupo Consorcio, Valeria Piaggio. Foto: Cedida por Grupo Consorcio

Piaggio ha avanzado que el Grupo Consorcio, líder en el mercado de anchoa y bonito del norte, finalizó el pasado ejercicio -“un buen año”, asegura Piaggio- con una facturación neta de 70 millones de euros y un beneficio antes de impuestos (bai) de 3,5 millones.

Estas cifras representan en ambos casos un crecimiento en torno al 15 % respecto a las registradas en el ejercicio anterior, aunque el de 2016 fue un año fiscal de transición y solo transcurrió durante nueve meses (del 1 de abril al 31 de diciembre pasado), frente a 2015.

Para este ejercicio, Piaggio no ha dudado en afirmar de que es “optimista” ante las perspectivas que se vislumbran tras el plan industrial que ha permitido a la firma duplicar en cuatro años su fabricación en Santoña (Cantabria), renovar las líneas de envasado y empaquetado y poner en marcha una nave logística.

“Este plan, con una inversión de cuatro millones de euros, finalizó en 2015 y ahora trabajamos en uno nuevo que estará perfilado en unos meses”, ha avanzado.

Nuevas estrategias

En 2017 las nuevas estrategias de la firma pasarán por el lanzamiento de una referencia de atún claro con la marca Consorcio en Italia, su principal mercado de exportación, donde también ultiman proyectos de crecimiento con nuevas cadenas de distribución.

Consolidar y crecer con la anchoa, “un producto con el que nuestro recorrido no ha terminado y vemos mucho espacio de crecimiento, como por ejemplo en Francia”, es otro de sus objetivos para este año, según Piaggio.

Imagen de una planta conservera. Foto: Cedida por Grupo Consorcio

Imagen de una planta conservera. Foto: Cedida por Grupo Consorcio

Y es que, a su juicio, “la exportación está en el ADN de Consorcio y no ha sido forzada ni es una consecuencia de la crisis interna española, porque en la década de los 80 la compañía ya entró en el mercado italiano, que llegó a representar el 60 % de sus ventas”.

Piaggio presume de que esta firma, puesta en marcha por su abuelo en 1950 tras viajar desde Italia a España con la intención de vender pescado en su país, “tiene el músculo empresarial para poder entrar en el mundo de las exportaciones”.

El Grupo Consorcio vende sus conservas en 40 países, donde obtiene el 50 % de su facturación, sobre todo por Italia.

Su internacionalización es la razón por la que el grupo abrió en 2005 su fábrica de Perú, país “políticamente estable y que cuenta con el mayor caladero de anchoa -en torno al 95 % de la producción mundial-“.

En la actualidad, el Grupo Consorcio vende sus conservas en 40 países de los cinco continentes en los que consigue el 50 % de su facturación -el 30 % en Italia, mientras que en España obtiene el otro 50 %-.

Reconoce la vocación marquista de Consorcio al asegurar que a la conservera “le gustan sus marcas y las fomentan mucho”, pero insiste en que esta apuesta es compatible con la de la producción con marca blanca o de distribuidor (MDD).

“Nuestro pulmón y lo que le da valor a la empresa es nuestra marca, pero también hay que ser justos con la MDD, porque al final te ayuda a aumentar todos los niveles de exigencia, te da solidez financiera para poder embarcarse en otros proyectos y nos ha permitido trabajar de otra forma en algunos momentos”, explica.

Combinación de marcas

El “gran salto” de Consorcio se produjo en 2015 gracias a una “estrategia comercial y de marketing muy definida en productos y mercados” que combina su marquismo con la marca blanca y que ha permitido alcanzar “una meta que antes parecía imposible”, como la de ser líderes en volumen de filete de anchoa.

En su emblemático centro de producción de Santoña, fabrica conservas que vende con su marca y con varias MDD, así como la línea de platos tradicionales El Campanal; en su fábrica de Perú -la Compañía Americana de Conservas- elabora solo conserva de anchoa con marca blanca y de primer precio que le ha abierto mercados como el de Estados Unidos.

En 2016, el grupo procesó más de 1,120 millones de kilos de filete de anchoa y 1,766 millones de kilos de túnidos; en España, sus productos más demandados son los tarros de cristal y las latas de bonito del Norte y de anchoa envasadas en aceite de oliva.

Según los datos a noviembre de 2016 de la consultora IRI Symphony, Consorcio es líder en el mercado nacional en conservas de bonito con una cuota del 12,5 % en volumen y del 12,6 % en valor, y también de anchoa, con el 6,8 % y el 9,7 %, respectivamente.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.