ÁNGEL LÓPEZ PRESIDENTE DE LA RFEC

“Los animalistas nos han puesto en el punto de mira y no lo vamos a tolerar”

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Ángel López, asegura que grupos animalistas han puesto al colectivo “en el punto de mira y no lo vamos a tolerar bajo ningún concepto”, más aún cuando “sería un disparate cargarse” una actividad esencial para mantener los ecosistemas.

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Ángel López

En una entrevista con Efeagro, López indica que los ataques de grupos “radicales” contra los cazadores se producen sobre todo en las redes sociales, aunque también han sufrido “escraches” en alguna competición deportiva y ejercen presión ante las Administraciones para que restrinjan una actividad.

“Ahora mismo nuestros servicios jurídicos están demandando y poniendo en conocimiento de la Justicia los verdaderos disparates que están diciendo en las redes sociales”, afirma.

Como ejemplo, explica que la RFEC ha llevado ante la Justicia los insultos proferidos contra una chica cazadora a la que desearon en redes sociales que “le sucediera una violación colectiva”, a raíz de los acontecimientos de Pamplona (Navarra), e incluso la muerte.

En este sentido, los ataques en redes sociales fueron uno de los motivos por los que el 15 de abril más de 100.000 cazadores se manifestaran en 40 ciudades para exigir respeto a su modo de vida y el fin de las agresiones.

La Real Federación Española de Caza es partidaria, en este contexto, de endurecer las condenas por delitos de odio en redes.

Un grupo de galgueros durante una jornada de caza. EFE/Archivo. Beldad

Un grupo de galgueros durante una jornada de caza. EFE/Archivo. Beldad

Actividad vital para el rural

Según López, más del 80 % del mundo rural depende, entre otras cosas, de la caza, y son muchos los pueblos de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y otras regiones que “viven por y para la caza, no hay ningún otro recurso económico”.

De acuerdo con un informe elaborado por Deloitte y la Fundación Artemisan, la actividad genera 5.470 millones de euros en España, un país donde hay 713.139 licencias de caza y 32.800 cotos, con más de 43,8 millones de hectáreas de aprovechamiento cinegético.

El número de cazadores federados ronda los 334.000 y es, con estas cifras, el tercer deporte en importancia tras el fútbol y el baloncesto.

La RFEC ha planteado que cuatro de cada cinco cotos organizan actividades de sensibilización y concienciación para fomentar la caza sostenible y la conservación de la biodiversidad, y uno de cada cuatro programan actividades en este sentido para niños y jóvenes.

Parte de la sociedad desconoce que la caza favorece los ecosistemas y es positiva en lo ambiental, ha añadido López, quien incide en que muchos no entienden que la caza lleva humanizando los ecosistemas toda la vida. “Es una actividad necesaria”.

Sobrepoblación de especies salvajes

En su opinión, el abandono del medio rural y la actividad cinegética conduce a una sobrepoblación de conejos, ciervos o jabalíes, entre otros, que esquilman las especies vegetales y provocan “una absoluta erosión” que acaba afectando al resto de animales de la cadena trófica en forma de epidemias.

Estas enfermedades silvestres de animales pueden trasladarse a las cabañas ganaderas, como sucede con la tuberculosis en muchos territorios o la sarna en áreas del Monte del Pardo y Sierra de Guadarrama, ha añadido, por lo que pide a las Administraciones que consideren que “la caza es gestión del medio” y se mantengan las especies catalogadas como cinegéticas actualmente.

La carne de ciervo es una de las de caza silvestre consumida en España. EFEAGRO/Arhcivo.Beldad.

Ciervos y jabalíes también están expuestos a padecer tuberculosis. EFE ARCHIVO/ Beldad.

López también reclama a la Unión Europea (UE) que tenga en cuenta en sus políticas las especificidades de los ecosistemas del sur de Europa, muy diferentes a los del norte o centro de Europa.

España es una potencia en gestión cinegética, aunque el número de cazadores se ha estabilizado mientras que en Alemania, Canadá, EEUU y áreas de África, hay un repunte de la actividad.

Por modalidades, hasta 700.000 personas practican la caza menor con perros de muestra en España; existen hoy censados 3.000 cetreros, una actividad clave para la seguridad aérea; entre 10.000 y 15.000 personas no cazan, pero hacen entrenamientos de tiro (Compak Sporting) y 1.000 practican la “caza con arco”, modalidad más selectiva y actualmente en auge, que se ha mostrado fundamental incluso para controlar especies en el entorno de las urbanizaciones.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.