Teresa Kok Suh Sim Ministra de Industrias Primarias de Malasia

El aceite de palma es un salvavidas para millones de personas en el mundo en desarrollo

El aceite de palma suscita el debate por su papel en la conservación medioambiental de los países productores y en la nutrición humana, por su inclusión en las fórmulas de la industria alimentaria. Y de todo ello hemos hablado con la ministra de industrias primarias de uno de los principales países productores, Malasia.

Teresa Kok Suh Sim
Ministra de Industrias Primarias de Malasia. EFEAGRO.

-. ¿Cuáles son las magnitudes del sector del aceite de palma en su país?
La superficie plantada madura es de 5,1 millones de hectáreas (con datos de 2014); la producción de aceite crudo de palma en 2017 fue de 19,2 millones de toneladas. Es decir, la palma aceitera contribuye sustancialmente tanto al empleo como a la economía rurales, ya que proporciona trabajo a 721.000 pequeños agricultores y empleados. El valor de la exportación fue el año pasado de 75.000 millones de RM (ringit malayo), alrededor de 15.800 millones de euros (incluyendo aceite, biodiesel y otros oleoquímicos).

-. ¿A qué mercados exportan?
Se exporta a todos los continentes. En África y Asia, el aceite de palma se utiliza como aceite de cocina que aporta calorías y vitaminas vitales a las familias y comunidades pobres. Es un salvavidas para millones de personas en el mundo en desarrollo. En Europa, Australia y Estados Unidos, se emplea como ingrediente alimentario y como fuente de energía renovable.

-. ¿Cómo manejan el requisito de la sostenibilidad en su producción?

Somos líder mundial en sostenibilidad. Malasia fue el primer país del mundo en producir y exportar aceite de palma sostenible certificado, y aún hoy produce más del 40% de la oferta mundial. El Gobierno ha lanzado la norma de aceite de palma sostenible de Malasia, que contiene normas estrictas que incluyen la quema cero, la protección de la vida silvestre o las Buenas Prácticas Agrícolas, entre otros aspectos. Esa norma será obligatoria a partir de 2019. Los 650.000 pequeños agricultores de Malasia, así como las grandes empresas de plantaciones, tendrán que cumplirla.

-. ¿Cómo se está ayudando a los pequeños productores a conseguirlo?
La norma está diseñada para ayudar a los pequeños agricultores a alcanzar los estrictos requisitos necesarios para la certificación. Y el Gobierno también ayuda con préstamos y asesoramiento.

-. ¿Qué opina de las reticencias al producto en la Unión Europea?
Europa es el único mercado en el que los políticos anti-palma de aceite están creando una falsa narrativa en torno al medio ambiente, en un intento de eliminarlo del mercado. Se trata de un intento puramente proteccionista de apuntalar el propio sector no competitivo de las semillas oleaginosas en Europa.
(…) Las propuestas de la UE de etiquetar el aceite de palma como un biocombustible “arriesgado”, utilizando los criterios del cambio indirecto de uso de la tierra (ILUC) y de las reservas de alto carbono (HCS), tendrán un efecto escalofriante sobre la sostenibilidad. Durante muchos años, Malasia ha cumplido y superado todas las exigencias europeas en materia de sostenibilidad. Ningún otro cultivo en el mundo está tan sometido a un escrutinio tan estricto como el aceite de palma. Los productores malasios satisfacen todas las demandas y requisitos de la UE. Ahora, a pesar de este historial, la UE está intentando expulsar el aceite de palma malayo de Europa. Es totalmente inaceptable. La acción de la UE envía un mensaje claro a todo el mundo: no tiene sentido invertir en sostenibilidad. Malasia lo hizo, y la UE está intentando prohibirlo de todos modos.
(…) Entendemos lo que está pasando. Se trata de un intento encubierto de volver a imponer una prohibición. El Gobierno de Malasia considera que esa prohibición encubierta es una acción comercial hostil.

-. ¿Se han unido a otros países productores para defender su práctica?
El Consejo de Países Productores de Aceite de Palma es un buen ejemplo. Malasia también trabaja con otros países productores para defender el aceite de palma de los ataques injustificados que emanan de Europa. Esto incluye a Colombia, Nigeria, Honduras, Ghana, Indonesia y Tailandia.

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

MUNDO RURAL