TECNOLOGÍA

Proyecto Gaia o cómo adaptar la tecnología a las necesidades de cada agricultor

Facilitar las tareas agrarias, crear nuevos espacios de cultivo, optimizar los recursos y aumentar la calidad de la producción son los objetivos del proyecto Gaia, una iniciativa del grupo BQ con la que trata de adaptar el Internet de las cosas a las necesidades concretas de cada agricultor.

play
  • Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro. Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro.
  • Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro. Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro.
  • Producción de champiñón en Mecajúcar. Foto: Efeagro.Producción de champiñón en Mecajúcar. Foto: Efeagro.
  • Producción de champiñón en Mercajúcar. Foto: Efeagro. Producción de champiñón en Mercajúcar. Foto: Efeagro.
  • Control de la producción de champiñón. Foto: Efeagro. Control de la producción de champiñón. Foto: Efeagro.
Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro. Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro.Producción de champiñón en Mecajúcar. Foto: Efeagro.Producción de champiñón en Mercajúcar. Foto: Efeagro.Control de la producción de champiñón. Foto: Efeagro.

Una apuesta por la innovación y la tecnología que busca, además, responder al reto presente y futuro del sector agroalimentario de producir más de forma sostenible, para afrontar la seguridad alimentaria de una población mundial creciente.

El director de Innovación agraria de BQ, Jorge Luis Loza, asegura a Efeagro que la idea es “democratizar” la tecnología que se puede aplicar en el mundo agrario, una actividad económica “primordial” para el futuro del planeta: “La agricultura está en un momento crítico, nos hace falta para vivir y tiene que se rentable, para lo que necesita la tecnología”.

Pivots de riego en Albacete. Foto: Efeagro.

Pivots de riego en Albacete. Foto: Efeagro.

Por ello, con la iniciativa Gaia pretenden que los productores “no se encierren en productos cerrados que de cara al futuro les costará mantener”, sino dar al agricultor libertad para “estudiar y mejorar sus cultivos” desde su experiencia.

Gaia: Sistemas asequibles

Es la filosofía Open Source con la que nació este proyecto hace cuatro años y que se basa en premisas básicas: sistemas asequibles -para que los pequeños agricultores también puedan acceder a ellos- y abiertos, esto es, que puedan adaptarse a lo que necesita cada agricultor, para lo que se cuenta con técnicos locales. Este sistema ya se ha aplicado de forma real con resultados muy satisfactorios para los productores, como se puede apreciar en la Finca de regadío de la Grajuela (Albacete), donde se ha instalado un sistema de supervisión del riego.

Los pivots de riego giratorio están muy extendidos en la zona y trabajan sobre todo por la noche, cuando la tarifa eléctrica es más barata; por eso, las averías no se detectan hasta el día siguiente y provocan importantes gastos para los agricultores.

Para evitar ese incremento de los costes, a través del proyecto Gaia se ha desarrollado un dispositivo que monitoriza la posición del pivot y la presión, de manera que el agricultor sabe a través de una aplicación en su móvil si el funcionamiento está siendo el correcto, según resalta el ingeniero responsable de la solución tecnológica, Luis Carlos Brox.

Optimiza los recursos, tanto la energía como el agua, y evita encharcamientos, apunta Brox.

Las ventajas para el agricultor son muchas, y gana sobre todo en tranquilidad, asegura el responsable de la finca, Juan José Puertas, pues con esta aplicación puede “controlar el riego cuando estoy en mi casa, en otra ciudad o en el extranjero”.

Ahorros de hasta 12.000 euros

Calcula que, desde que instaló los dispositivos hace unos cuatro años, ha podido ahorrar unos 10.000 o 12.000 euros, al detectar unas 30 averías que sin los sensores que le remiten información a su móvil no habría conocido hasta la mañana siguiente, con el consecuente desperdicio de energía y agua. Pero el proyecto Gaia va mucho más allá y, para conseguir establecer nuevos espacios de siembra, apuestan por la modificación fenotípica (el cambio en las características de un organismo en respuesta a una señal ambiental) a partir de la experiencia de los agricultores y los tecnólogos locales.

Control de la producción de champiñón

Lo están llevando ya a la práctica con éxito en Castilla-La Mancha, en un proyecto sobre control de entornos en el cultivo del champiñón en la cooperativa Mercajúcar (Villalgordo del Júcar, Albacete). Los champiñones crecen en entornos muy sensibles, recreados en naves industriales, con unos parámetros precisos de humedad y temperatura que requieren máquinas de climatización con costes altos.

En la foto, el técnico agrícola Carlos López.

En la foto, el técnico agrícola Carlos López.

Con la tecnología BQ, se ha desarrollado un sistema que, a través de sensores, recoge las variables del entorno y las envían a la nube, con el objetivo de crear los patrones óptimos para el cultivo.

Según explica el técnico agrícola encargado de este proyecto, Carlos López, ya se ha consolidado la recogida y envío de datos a la nube; el siguiente paso será ir “juntando para ver la lógica para el control de la evaporación”, que es lo que hace que el cultivo funcione.

Además del beneficio para el empresario, la innovación tecnológica redunda también en el consumidor, pues se potencia la producción y el consumo de proximidad.

Y es que la tecnología, la transferencia de innovación y el Internet de las cosas han llegado para quedarse en el sector agrario y están llamados a tener un papel clave en el futuro de la producción agroalimentaria, siempre y cuando den respuesta a las posibilidades y necesidades concretas de los productores.

Publicado en: Innovación

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.