MUJERES AGRICULTURA

Mujeres rurales: ayuda y visibilidad para afianzar su valor estratégico en el territorio

Las mujeres rurales del siglo XXI emprenden, reclaman ayudas y defienden su protagonismo al frente de las explotaciones y las empresas agroalimentarias. Luchan por una mayor visibilidad en un sector, el primario, aún bastante masculinizado

play Esther Pinuaga en su explotación vitivinícola. EFEAGRO/Cedida por E.P.Esther Pinuaga en su explotación vitivinícola. EFEAGRO/Cedida por E.P.

Las mujeres rurales, españolas y de la Unión Europea (UE), han sido figuras fundamentales históricamente en el sector agrario, pero la falta de visibilidad de su trabajo y la masculinización del ámbito primario han ocultado el esfuerzo y el papel ejercido en el mantenimiento de la actividad económica en el territorio.

Las mujeres rurales del siglo XXI emprenden, reclaman ayudas públicas y privadas, y defienden su protagonismo al frente de las explotaciones y las empresas agroalimentarias, en un esfuerzo por ocupar el lugar público, económico y social que se merecen.

Según datos oficiales sobre emprendimiento de la mujer en agricultura y ganadería, cerca del 30 % de los propietarios de granjas en la UE son mujeres; en España, el 9 % de las explotaciones está gestionada por una mujer, pero se trata de un porcentaje que previsiblemente aumentará, ya que más de la mitad de aquellos que deciden emprender en el mundo agrario es de sexo femenino.

Susana Blázquez, productora de huevos ecológicos, enseña su explotación a un grupo de escolares. EFEAGRO/Cedida por El Kirinal.

Susana Blázquez, productora de huevos ecológicos, enseña su explotación a un grupo de escolares. EFEAGRO/Cedida por El Kirinal.

Según subraya la directora de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Esperanza Orellana, las mujeres rurales son “cruciales” para contribuir a fijar población al territorio y asegurar el relevo generacional. Orellana destaca, en este sentido, el papel de la Política Agrícola Común (PAC) para impulsar y poner en valor el trabajo de las mujeres rural; en especial, los fondos del segundo pilar que recogen medidas con tal fin. Son unos recursos que ayudan a “fijar” las mujeres en el medio rural, “mejorando sus condiciones de igualdad y su acceso al empleo y la actividad económica”, añade Orellana.

Mujeres rurales y emprendedoras

Las emprendedoras del rural español tienen en el empuje su sello distintivo, como Susana Blázquez, quien creó en 2013 en Villarejo (Albacete) una granja de huevos ecológicos -“El Kirinal”- porque era uno de los sueños que tuvo su marido cuando era un niño. Tiene un parque de 360 gallinas y con previsiones de crecer tanto en producción como en desarrollo tecnológico para conseguir mayor cuota de mercado. Blázquez pide que todo su esfuerzo y el emprendimiento de las mujeres rurales tenga más respaldo en los programas públicos de ayudas y lanza un mensaje que, a su vez, es el lema de la empresa: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

No muy lejos de allí, en Ossa de Montiel, Francisca Muñoz, cogió el testigo de su padre al frente de una empresa que integra desde la producción a la transformación y la comercialización de plantas aromáticas y para condimento, así como producción de vino y aceite de oliva. Muñoz ha convertido su empresa en un referente del sector de la destilería y secado de estas plantas para venderlas como aceites esenciales en cosmética y perfumería, o como condimento para alimentación, como es el caso del pimiento para pimentón.

Francisca Muñoz, en su planta de procesamiento de plantas aromáticas y para condimento. EFEAGRO/Cedida por F.M.

Francisca Muñoz, en su planta de procesamiento de plantas aromáticas y para condimento. EFEAGRO/Cedida por F.M.

Asegura que su caso no es habitual en la zona porque la mujer, en líneas generales, tiene “miedo al fracaso”, pero anima a acabar con estos temores y ponerse en marcha.

También se puso al frente de la empresa familiar Esther Pinuaga, toledana de Corral de Almaguer, que gestionar las viñas y la bodega que comenzó a trabajar su abuelo y continuó su padre. Con su llegada a la empresa, Pinuaga ha apostado por el turismo enológico, por nuevas variedades de vino y por la exportación . A su juicio, las mujeres consiguen darle una mayor “sensibilidad” al negocio y están adquiriendo mejores posiciones en el mercado y en las negociaciones comerciales del sector vitivinícola.

Susana, Francisca y Esther son tres ejemplos de mujeres rurales empresarias que trabajan a diario por hacer crecer su negocio en un entorno aún masculinizado, en el que faltan ayudas y apoyos para que la mujer consolide su papel como figura clave en el campo.

faldon_euroactiv_infook

 

 

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Agricultura

servicios

Twitter: efeagro

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.