HOSTELERÍA MEDIOAMBIENTE

La hostelería, llamada a sumarse a la lucha contra el cambio climático

Convencer a la hostelería de los beneficios ambientales y económicos que les puede suponer sumarse a la lucha contra el cambio climático es el objetivo de una nueva plataforma digital que acaba de presentarse. 

Un camarero sirve bebidas en una terraza en la plaza de la Virgen de Valencia. EFE/Manuel BruqueUn camarero sirve bebidas en una terraza en la plaza de la Virgen de Valencia. EFE/Manuel Bruque

Diez empresas forman parte ya de la iniciativa “Hostelería por el clima“, que cuenta con el apoyo de Coca-Cola y pretende respaldar a quienes quieran recibir consejos sobre qué pueden hacer en el ámbito medioambiental y proporcionar un espacio a los que deseen compartir su experiencia.

Autogrill, Compass Group, Grupo Vips, “La Mafia se sienta a la mesa”, La Tagliatella, Parques Reunidos, Port Aventura, Serunión, Taberna del Volapié y Termigo participan en esta “comunidad“, cuyos impulsores pretenden que también atraiga a las pymes, que suponen el grueso de un sector con cerca de 300.000 establecimientos repartidos por todo el país.

Durante la presentación de la plataforma, la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Valvanera Ulargui, ha subrayado que el cambio climático es “un reto que interpela a todos” de forma individual.

Nuestras políticas tienen que ser cada vez más ambiciosas para crear empleo y preservar los recursos naturales“, ha defendido Ularqui, quien ha recordado que el Gobierno ya prepara una ley sobre esta materia y se abrirá este mismo mes de julio a consulta pública.

Agua, desperdicio alimentario, luz…

La web que alberga este proyecto recoge consejos prácticos para los hosteleros: desde colocar limitadores en los grifos de la cocina para reducir el consumo hasta utilizar sistemas de doble descarga en las cisternas de los aseos, usar bombillas LED y materiales fabricados con elementos reciclables o comprar alimentos locales y de proximidad.

“Las grandes empresas del sector ya están comprometidas, pero necesitamos plataformas para que las pequeñas acciones del día a día también tengan impacto”, ha asegurado el secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego.

En su opinión, la sensibilidad de los pequeños bares y restaurantes hacia las cuestiones medioambientales es “muy fuerte”, y ha citado como ejemplo la recogida del aceite usado en cocina.

Varios turistas disfrutan de un almuerzo en el chiringuito “El Náufrago” en Fuengirola (Málaga). EFE/Daniel Pérez

Gallego ha apuntado que el mensaje para los bares y restaurantes es que invertir en eficiencia también supone “reducir el gasto” y que la renovación de equipos e instalaciones es una oportunidad para favorecer esta lucha contra el cambio climático.

En este sentido, el gerente de Ecoembes -organización que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases- en la Comunidad de Madrid, Alberto Fernández, ha animado a crear “incentivos” dirigidos a los hosteleros para que vean que los beneficios son reales y van más allá de lo medioambiental.

“Efecto contagio”

El director de Operaciones de Ecovidrio -entidad encargada de la gestión del reciclado de vidrio en España-, José Fuster, ha recordado que la mitad de todo el vidrio reciclable en España se genera en hostelería, por lo que ya trabajan en la entrega de más cubos de basura adaptados al sector y la instalación de nuevos contenedores.

Para la portavoz de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Cristina Monge, el cambio climático “ya está aquí”, es un fenómeno que suscita el consenso entre los científicos y su combate exige la colaboración de entidades públicas y privadas para “generar un efecto contagio” entre todos los miembros de la sociedad.

Como participante activo en la plataforma, desde el Grupo Vips han señalado que tanto la reducción del desperdicio alimentario como la procedencia de las materias primas utilizadas son dos cuestiones vinculadas al medio ambiente que ya preocupan a sus clientes.

“Al principio, una de las barreras es el coste económico cuando vas a renovar equipos, porque tienes que multiplicar el gasto por más de 300 restaurantes. Por eso, lo que hacemos es medir el impacto medioambiental, pero también su impacto en rentabilidad, para decidir qué priorizamos”, ha explicado su directora de Gestión de Talento y Responsabilidad Social Corporativa, María Calvo.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Empresas

EFEfood

Imagen de archivo de un plato de jamón ibérico, que se servirá hoy en el buffet del Senado. EFEAGRO/ CR
LA DISTRIBUCIÓN PIERDE 1.800 MILLONES POR AÑO EN HURTOS Y DESCUIDOS

Alcohol e ibéricos, los alimentos favoritos de "los amigos de lo ajeno"

Twitter: efeagro

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.