Estrategia para la Producción Ecológica 2018-2020

El Gobierno luchará contra los “falsos bio” y apoyará la consolidación del sector eco

La nueva Estrategia para la Producción Ecológica cuenta con más de cien líneas de actuación para apoyar la consolidación del sector. Entre ellas, luchar contra los “falsos bio”, fortalecer la confianza de los consumidores o estudiar su papel para crear empleo y fijar población en el rural.

Imagen del interior de una tienda Carrefour Bio en España Foto: Cedida por la compañíaImagen del interior de una tienda Carrefour Bio en España Foto: Cedida por la compañía

El Gobierno defenderá al consumidor contra el uso indebido de las menciones reservadas para la producción ecológica (por mala información o por una intención de obtener lucro basándose en el prestigio eco) para lo que establecerá “una comunicación especial” con cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado para perseguir el fraude, entre otras medidas.

Así aparece entre las 113 actuaciones concretas de desarrollo enmarcadas en 36 líneas estratégicas recogidas en la Estrategia para la Producción Ecológica 2018-2020 del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente difundida este jueves.

Medidas encaminadas a fortalecer la confianza del consumidor

Aunque el sector ecológico es un “sector fuertemente controlado” (recibe los controles oficiales habituales en todo tipo de alimentos más los específicos de la producción ecológica), formalizar un modelo de colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado “será una herramienta de gran utilidad a la hora de prevenir y combatir la aparición de determinados casos de fraude“.

El Gobierno luchará contra los “falsos bio” y apoyará la consolidación del sector ecológico Foto: Anabel Pascual

El Gobierno luchará contra los “falsos bio” y apoyará la consolidación del sector ecológico Foto: Anabel Pascual

Además, se colaborará con asociaciones de consumidores y entidades representativas de la restauración colectiva para evitar confusiones, entre otras.

Medidas encaminadas a fortalecer y reforzar la confianza del consumidor en el producto ecológico en un contexto de proliferación de puntos de venta ante el incremento continuado del consumo, que incluso se ha mantenido en los momentos económicos más duros.

Hará especial hincapié en difundir qué es la producción ecológica y cómo diferenciarlos para aumentar el conocimiento sobre estos alimentos.

La producción ecológica y su contribución medioambiental

En general esta estrategia trata de dar respuesta a cuatro grandes objetivos: fomentar el consumo interno y mejorar la venta de productos eco; mejorar la vertebración sectorial; apoyar la consolidación del sector eco; y, estudiar el papel de la producción bio en la lucha contra el cambio climático.

El Ministerio señala que uno de los retos para los próximos años del sistema agroalimentario español será afrontar una mayor integración de los aspectos medioambientales y de lucha contra el cambio climático en las políticas sectoriales.

La coherencia de la agricultura y ganadería ecológicas con la política medioambiental podría encontrarse en su contribución a la sostenibilidad agroalimentaria, además pueden jugar un importante papel en paliar el abandono de la actividad agraria en zonas de baja productividad.

Vía de entrada para la incorporación de los jóvenes el trabajo en el rural

Caracterizar el papel de los jóvenes emprendedores y las mujeres rurales en el sistema de la producción ecológica es otra línea clave, ya que puede ser una vía de entrada para la incorporación de los jóvenes en general, y de la mujer en particular, al mundo del trabajo en el medio rural.

El Gobierno luchará contra los “falsos bio” y apoyará la consolidación del sector ecológico

Una mujer compra frutas y verduras. EFE/Archivo. Orestis Panagiotou

El sector eco ofrece una imagen de implantación en todo el territorio nacional, pero su consolidación presenta importantes diferencias, no solo territoriales (Andalucía y Castilla-La Mancha abarcan casi el 70 % de toda la superficie nacional en producción ecológica), sino también sectoriales.

Respecto a esto último, el documento recoge la preponderancia de los sectores ligados a la producción vegetal sobre los de la producción ganadera, así como sobre los acuícolas.

Prevé mejorar el conocimiento y la transparencia en la producción ganadera y la acuicultura ecológica para impulsar el desarrollo de estos subsectores.

Actualizar la fiscalidad en la producción eco

Por otro lado, propone estudiar la fiscalidad en la producción ecológica y trasladar al Ministerio de Hacienda y Función Pública la información disponible sobre sus costes y márgenes para actualizar su tratamiento en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

También habla de analizar los reglamentos de la Política Agraria Común (PAC) que regulan las ayudas a la agricultura eco (actualmente el Feader y de hecho un 6 % de este fondo recibido por España para 2014-2020 se ha destinado a esta medida concreta por casi 485 millones de euros) y perspectivas de futuro PAC post 2020.

Mejorar la interlocución entre las entidades representativas; con el propio Ministerio; estudiar la viabilidad de una interprofesional del sector ecológico; e incluso conocer el cooperativismo en producción eco para ver su inserción en un futuro Marco Estratégico del Cooperativismo son otras líneas recogidos en el plan.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.