I FORO DE TENDENCIAS

España consolida su décimo puesto mundial en exportación de alimentos

Los datos de FIAB sitúan a España como el sexto país de la Unión Europea que más exporta y el décimo a nivel mundial, con Francia, Italia y Portugal como los principales mercados globales receptores.

Cítricos en un puerto. foto: EFE ARCHIVO/ Rubén FrancésCítricos en un puerto. foto: EFE ARCHIVO/ Rubén Francés

El sector agroalimentario español mantiene una de las posiciones de liderazgo en el comercio exterior de la Unión Europea y también a nivel mundial, aunque las empresas quien potenciar la diversificación para escalar posiciones, mejorando sus resultados en destinos como Latinoamérica y Asia.

El presidente de FIAB, Mané Calvo,  expresaba ayer su confianza en que España pronto podrá mejorar su posición y “superar a sus competidores directos, ese es el reto”.

Los datos de la Federación Española de Alimentación y Bebidas (FIAB) sitúan a España como el sexto país de la Unión Europea que más exporta y el décimo a nivel mundial. La industria agroalimentaria “mantiene la senda de crecimiento” en la producción, el empleo registra tasas récord de afiliación y la balanza comercial “no deja de mejorar” por el “excelente” comportamiento de las exportaciones.

Calvo participaba ayer en el I Foro de tendencias en la Industria de Alimentación y Bebidas (IAB), organizado por la consultora EY (antes Ernst & Young) y FIAB para analizar las principales tendencias del sector y otros asuntos prioritarios para las empresas como la digitalización.

La agroindustria es “un gran motor” de la economía en todo el territorio español y es generadora de empleo y riqueza, afirmó el presidente, quien aboga por mantener la apuesta de FIAB y sus empresas por la internacionalización, la innovación, el empleo y el talento con el fin de alcanzar los objetivos marcados para 2020.

Como bazas de éxito, resaltó que los alimentos y bebidas españoles tienen valor añadido, innovación, calidad y seguridad.

Precios estables para los productores de tomate industrial Foto: Cedida por Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura

Imagen de una planta industrial de tratamiento de tomate. Foto: Cedida por Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura

Por otra parte, recordó que crecen las empresas de mayor dimensión y, de esta forma, “poco a poco contamos con una estructura empresarial más fuerte y de mayor escala, lo que sin duda nos ayuda para poder preparar y afrontar nuevos retos de futuro”.

En su intervención, valoró la fortaleza de estas empresas que se consolidan como primer sector industrial del país y son claves para el desarrollo y la generación de riqueza. Según sus datos, el sector volvió a marcar una cifra récord en 2016 con una facturación de 96.400 millones de euros, un crecimiento nominal del 1,3 % que consolida su liderazgo y supera los niveles previos a la crisis.

El valor añadido bruto sumó 29.400 millones de euros, cifra que representa el 3 % del PIB español y del 21 % de la industria manufacturera, especificó. En cuanto a las exportaciones, ascendieron a 27.500 millones de euros el año pasado, un 8,4 % más interanual, con un superávit que mejoró un 21 %, hasta 7.250 millones de euros.

Empleo

En 2016, detalló, el empleo directo en el sector superó las 480.000 personas, el 37 % mujeres, un +2 %, con 9.500 nuevos ocupados y una afiliación a la Seguridad Social que creció el 3,4 %.

En este sentido, incidió en que la industria apuesta por el talento, con la contratación de menores de 30 años, segmento que representa 14 puntos por encima de la media española y de otros sectores productivos.

Digitalización

Por su parte, el socio responsable del sector Retail and Consumer Products de EY, Javier Vello, analizó la hoja de ruta para aprovechar las herramientas que ayudarán a la digitalización.

Para Vello, la digitalización permite transformar la cadena y hacerla más eficiente: el “big data” es un factor estratégico para explotar gran cantidad de información sobre la caracterización de los consumidores, cada vez más conectados.

A su juicio, el sector debe tender hacia la “industria 4.0”, que aúna la fabricación inteligente y digital, el internet de las cosas, la realidad virtual, la robótica corporativa y los drones, la inteligencia artificial, el big data y el “cloud computing”.

“Hablamos de cómo imaginar un nuevo mundo para las empresas, donde la digitalización permite explorar una nueva forma de hacer las cosas, ser más eficiente y crear una relación diferente con el consumidor”, porque en la nueva era hay posibilidad de “saltarse al intermediario y el canal puede dejar de ser relevante si somos capaces de estructura un mensaje que cautive al consumidor”, concluyó.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Agricultura

ACEITE DE OLIVA

servicios

EFE VINOS

Twitter: efeagro

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.