ALITER ORGANIZA EL IX CONGRESO NACIONAL

¿Cómo potenciar el enoturismo español?

En EEUU y Centroeuropa, practican enoturismo más de 96 millones de personas, que aportan el 20 % de los ingresos de las bodegas. España también explora el potencial de un segmento en eclosión, pero que necesita aún más formación, profesionalización y diversificación de la oferta.

Visitantes a la Ruta Caminos del Vino de La Mancha. Foto: AcevinVisitantes a la Ruta Caminos del Vino de La Mancha. Foto: Acevin

El enoturismo es un “negocio en sí mismo” para las bodegas -que ganan por las visitas, la venta directa y el reconocimiento de marca- y, al tiempo, dinamiza la economía rural -con la hostelería, la restauración o el comercio, actividades que generan además impuestos al Estado-. Así lo destacaron diferentes expertos reunidos en el  IX Congreso Nacional de Enoturismo, que se celebra esta semana en Madrid, organizado por la escuela de negocios Aliter; un encuentro en el que participan bodegas y agentes económicos y sociales.

Los analistas coincidieron en apuntar las posibilidades de crecimiento del turismo ligado al mundo del vino, como Martín Hernández-Palacios, director general de la escuela de negocios Aliter.

El subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, abogó por la promoción el vino y el enoturismo, huyendo de tópicos y dentro del paraguas de la “Marca España“, dado su gran potencial de crecimiento y de aportación al desarrollo de la economía rural.

Un establecimiento de la ruta del vino del Penedès. Foto: Acevin

Un establecimiento de la ruta del vino del Penedès. Foto: Acevin

Para Haddad, el enoturismo es un segmento de calidad y de alto poder adquisitivo, que favorece el turismo de interior frente al “sol y playa”, algo “tremendamente importante para la vertebración de las zonas rurales” del país.

España tiene las mejores condiciones para impulsar el enoturismo, que requiere de la conjunción de sinergias entre vino y turismo para presentar una oferta atractiva. Durante su intervención, Haddad apuntó que Rioja, Ribera del Duero, Jerez, Penedès o Ribera Sacra son algunos ejemplos que evidencian el “excelente maridaje” entre vino y turismo. La gran tradición vitivinícola española y las expectativas de crecimiento del turismo enológico aconsejan “un debate sereno” que permita al sector adoptar las mejores decisiones. Destacó que,  en el ámbito anglosajón, el vino es distintivo de calidad y de sofisticación y, ahí, “España es un referente”.

Valoró que el vino es una fuente de riqueza, empleo y cohesión territorial, así como los grandes esfuerzos de las bodegas en investigación, modernización de estructuras y tecnología y por afianzar la calidad, claves de su competitividad actual.

Asociación española de Enoturismo

El presidente de la Asociación española de Enoturismo (AEE), José Antonio Vidal, señaló que, sólo en España, los últimos datos disponibles de 2015 reflejan que los establecimientos asociados a las Rutas del Vino de España recibieron 2,24 millones de visitantes.

Pero, después de 20 años de actividad enoturística en España, el sector “no es suficientemente conocido a nivel nacional y tampoco está posicionado a nivel internacional”, afirmó Vidal. Mientras tanto, en EEUU y Centroeuropa, practican enoturismo más de 96 millones de personas, que aportan el 20 % de los ingresos de las bodegas, detalló.

Viñedo de El Bierzo

En la imagen, un viñedo de El Bierzo. Foto: EFE ARCHIVO/ Xurxo Lobato/Acevin

La AEE defiende la unidad entre los agentes implicados y la creación de un Instituto de Enoturismo de España que trabaje en investigación, formación, innovación y competitividad. “Debemos convertir nuestro enoturismo en referente internacional, formando parte de la Marca España”, insistió el presidente de la AEE.

“Lo ideal sería dar el salto internacional como red de establecimientos bajo el concepto Enoturismo de España“, pero hasta que el sector no se consolide en el mercado doméstico Vidal entiende que la salida del exterior no debe hacerse de forma masiva, sino con establecimientos con rigurosos estándares de calidad.

OEMV

Por su parte, el director del Observatorio español del Vino (OEMV), Rafael del Rey, indicó que nuestro país recibe 68 millones de visitantes al año, pero aún existe potencial de crecimiento en todas las esferas del turismo, para que se generen más movimientos desde las costas hacia el interior y para desestacionalizar las visitas.

Según Del Rey, el enoturismo tiene que atraer visitantes nacionales y, sobre todo, internacionales, que aporten visitas a las bodegas, impulsen la venta de productos y el gasto en las comarcas. Para eso -en su opinión- se necesita formación en turismo y el diseño de actividades atractivas para toda la familia, y no solo para expertos o amantes del vino.

“Hay pocos países que reciban esa cantidad de gente en su casa, dispuestos a conocer lo que aquí hacemos, lo que se come y lo que se bebe”, por lo que debe aprovecharse este potencial para fomentar el reconocimiento de la Marca España y lograr la fidelización de compra de vinos entre los visitantes extranjeros, concluyó Del Rey. EFEAGRO

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura

ACEITE DE OLIVA

servicios

Twitter: efeagro

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.