Pacto con la CE

Gobierno y empresas españolas se comprometen a pasar a la economía circular

El “Pacto por una Economía Circular” ha sido suscrito por la ministra de Agricultura y Pesca Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, con el apoyo de 53 empresas. Su objetivo es conjugar el desarrollo con la preservación de los recursos naturales.

La ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella. Foto: MapamaLa ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella. Foto: Mapama

Durante la rúbrica del acuerdo sobre la economía circular, que cuenta con el apoyo de 53 empresas españolas, la ministra ha manifestado “la voluntad” del Gobierno por trabajar por un futuro sostenible, porque España no quiere ser ajena a esta economía, sino todo lo contrario, es “el único camino a seguir para el futuro”.
En este aspecto, Tejerina ha declarado que en los últimos años España ha mejorado su economía desde el punto de vista de la sostenibilidad y ha profundizado en la necesidad de involucrar en los cimientos de esta economía a todos los actores representativos de nuestra sociedad.

Reincorporar al proceso productivo los residuos

Con este pacto, España y la Comisión Europea se comprometen a sustituir una economía lineal basada en extraer, producir, consumir y tirar por una economía circular, en la que se reincorporen al proceso productivo los materiales que contienen los residuos para la producción de nuevos recursos o materia primas.

Foto de familia tras el acto de adhesión al Pacto por una Economía Circular. Foto:Mapama

Pero para alcanzar este objetivo, se precisa de un “condicionante irrenunciable”, que es la protección del medio ambiente, ha subrayado Tejerina.
En este punto, la estrategia española, que se prevé finalice en 2018, se coordinará con distintos actores, como los ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y de Economía, Industria y Competitividad, junto con el sector publico y privado, las comunidades autónomas, municipios, consumidores y productores.
La ministra ha detallado que España lleva tiempo trabajando en este campo y ha señalado que es un “hito” que va a contribuir al debate entre el sector empresarial y la sociedad, además de empujar hacia la sostenibilidad a sectores tan importantes como los residuos, la madera o el agua.

Grandes oportunidades

Para Tejerina, detrás de esta economía se esconden “grandes oportunidades para gestionar el medio ambiente y crear una economía, sobre todo responsable”.
El pacto firmado hoy está relacionado con el Paquete de Acción de la Economía Circular presentado en Bruselas en 2015 y que incluye 54 medidas sobre las que es necesario actuar en los próximos 5 años para avanzar hacia la transición de esta gestión económica.
“En España -ha continuado la ministra- Europa encontrará un fuerte aliado para que esta estrategia se consolide”, y en este sentido ha valorado el papel de participación que juegan las 53 empresas españolas adheridas al pacto, “como sustento de las demandas de la sociedad”.

Por su parte, el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, ha asegurado que la economía circular es un fenómeno intersectorial que busca crear empleos ecológicos y una nueva generación de emprendedores de servicios limpios.

 

El comisario Vella ha asegurado que España está perdiendo oportunidades, porque un 55 % de residuos valiosos se dejan en los vertederos.

Ha abogado por alcanzar metas más ambiciosas en el uso racional de los recursos a todos los niveles y ha valorado el papel vanguardista que ciudades como Madrid, Santander y Barcelona desempeñan en la economía circular.
Sin embargo, Vella ha advertido de que España está perdiendo oportunidades en materia de residuos, ya que el 55 por ciento de ellos se dejan en los vertederos cuando podrían ser recursos valiosos.
El comisario ha animado a los distintos agentes a aprovechar la financiación que ofrece la UE a través de programas como Horizonte 2020 o los fondos Feder, para instituciones públicas, o los fondos EFSI, dirigidos al sector privado.
“La transición europea hacia una economía baja en carbono está en marcha y España tiene que iniciar esta senda”, ha finalizado Vella.

Twitter: efeagro

EFE VINOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.