José Miguel Mulet Autor de "Transgénicos sin miedo"

“Aquí la gente no pasa hambre, pero sí tiene diabetes”

“Aquí la gente no pasa hambre, pero si tiene diabetes. Es más fácil pontificar sobre lo que no te afecta directamente”, así explica el científico Jose Miguel Mulet la paradoja de por qué los ciudadanos aceptan sin reparos los OGM o transgénicos en medicina y los rechaza en la agricultura.

El profesor de biotecnología en la UPV, José Miguel Mulet. Foto: Cedida por el científico

Mulet, uno de los científicos españoles más mediáticos y polémicos, acaba de publicar “Transgénicos sin miedo” (Destino), en el que de forma científica -pero con un lenguaje cercano-, didáctica y amena -no le faltan toques de humor- trata de ofrecer argumentos sólidos para “perderles el miedo a los transgénicos“.

Este licenciado en Química y doctor en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad de Valencia, que también es profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, recuerda en el citado libro que los microorganismos transgénicos fueron la primera tecnología desarrollada y que muchos fármacos se obtienen de esta manera: el más popular es la insulina.

Mulet, autor del libro “Transgénicos sin miedo”

Asegura que las “potentes campañas mediáticas” de los grupos ecologistas en los años 90, basadas en datos que, a su juicio, “no eran ciertos” calaron en el imaginario de la población, que hoy muestra una gran oposición a los transgénicos en agricultura.

  • Mulet afirma en la introducción que “una tecnología no es mala o buena ‘per se’ (…) Sin embargo en este caso concreto la información que circula habla mucho de sus problemas (reales o inventados) y poco de sus beneficios (…) Sobre transgénicos hemos oído hablar mucho a los políticos o a los activistas, y muy poco a los científicos, con lo que se ha creado un problema comunicativo que ha favorecido la propagación del miedo y de noticias alarmistas, que muchas veces no son ciertos.”

Hoy, 20 años después, el “apocalipsis” augurado por estos grupos no se ha producido; sus argumentos de que producían cáncer, enfermedades y desastres medioambientales que no han llegado “están desfasados”, insiste.

El 83 % de la producción mundial de soja es transgénica

Por otro lado, hay cabaña ganadera europea, y también la española, que depende para su alimentación de soja importada que, en su mayoría es transgénica: el 83 % de la producción mundial de esta leguminosa es transgénica (proveniente sobre todo de Argentina o Estados Unidos).

Mulet dirige una línea de investigación en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas que trata de desarrollar plantas tolerantes a la sequía y al frío.

Si se prohibieran en Europa, “los precios de los piensos subirían al doble”, remarca.

A pesar de las campañas en contra de su producción y de que no reciben ninguna ayuda, según Mulet, “el cultivo del maíz transgénico sigue creciendo en España”, que lidera la superficie OGM en Europa.

Es el “sector que mejor está funcionando”, por lo que el “Gobierno debería recapacitar” y apoyarlos, opina.

Los transgénicos, según Mulet, una “herramienta útil para el agricultor”

Para el científico, “cada año aumenta la superficie y esto es la mejor evidencia a favor” de potenciar el maíz transgénico, porque el agricultor sabe “cómo ganarse la vida; no es bobo”; una persona que vive del campo “quiere la mejor herramienta para ganarse la vida”.

José Miguel Mulet, autor de “Transgénicos sin miedo” (Destino)

“La renuncia a los transgénicos en Europa supone renunciar a un herramienta útil para los agricultores. Se está perdiendo una competitividad brutal y los agricultores son los que los están sufriendo”, hace hincapié Mulet.

Lamenta la dura legislación comunitaria en materia de transgénicos, que según sus datos supone la pérdida de “millones de euros en productividad agrícola”.

Además, reclama su derecho “como consumidor” a ingerirlos (si algún alimento incorpora OGM tiene que ir etiquetado como tal en el punto de venta).

No usar transgénicos supone una pérdida de competitividad para Mulet

Mulet confía en que “a largo plazo” se levanten las restricciones a su cultivo y su consumo en Europa porque “es tan absurdo que tendrán que abrir la mano”.

“Esta situación es insostenible” y produce pérdida de competitividad al sector agroalimentario, arguye.

Se está “perdiendo el tren económico, el de la producción en campo” con el rechazo a los transgénicos, recalca, no tanto el de la investigación, que “se sigue haciendo y que hoy por hoy es global”.

Critica que los recortes en investigación en España han sido “terribles y no se han paliado”, por lo que a nivel tecnológico se “está perdiendo la carrera. Los mejores cerebros se van fuera”.

En investigación agrícola, España más que “locomotora” ha sido “vagón de cola”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Banner300x250_ForoEFEAgro_Valencia

Banner300x250_ForoEFEAgro_Valencia

TWITTER EFEAGRO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.