Esther Herranz Eurodiputada del PP

“La UE debe controlar el tráfico de alimentos de la misma forma que la migración”

La europarlamentaria popular defiende un control armonizado en todas las f fronteras de la Unión Europea (UE), para proteger los alimentos y productos vegetales que llegan al consumidor y evitar que entren plagas como la “Xylella”. Analiza los acuerdos comerciales y la Política Agrícola Común (PAC).

La eurodiputada popular Esther Herranz. Foto: EFE/Isabel Muñoz Torres

Esther Herranz asegura que la Unión Europea (UE) debería aplicar un control comunitario al “tráfico de bienes en sus fronteras, de la misma forma que ha hecho con las corrientes migratorias”, para proteger los alimentos y productos vegetales que llegan al consumidor.
Herranz asegura que al igual que los flujos migratorios han “obligado” a la UE a tomar decisiones fronterizas, los Gobiernos deben actuar para evitar “problemas” sanitarios vinculados a la producción agrícola.
La europarlamentaria responde así a preguntas sobre la bacteria Xylella, presente en plantas de varios países y, dentro de España, en Baleares y en Alicante.

La eurodiputada popular Esther Herranz. Foto: EFE/Isabel Muñoz Torres

Herranz insiste en el concepto de “food defense” (en inglés, defensa alimentaria), aplicado por la Administración de EEUU, que se centra en normas para la protección de los productos para consumo humano, contra la contaminación.
Opina que la UE está “yerma” en esa clase de legislación y que sería conveniente convencer a todos los Estados miembros para armonizar la vigilancia de las importaciones.
“Productores como España somos conscientes del peligro en fronteras, pero no todos los países están a igual nivel; tenemos pruebas, la Xylella o la mancha negra de los cítricos”.
“Si la Xylella entró con plantas ornamentales de café por el puerto de Rótterdam, será que hay que controlar no solo los alimentos sino también los productos u objetos que puedan portar seres vivos que traigan problemas”, según Herranz.

Mirando a EEUU

Al referirse al régimen de “food defense”, recuerda los requisitos estrictos de EEUU para sus importaciones que, por ejemplo, “obligan a exportadores de naranjas en el puerto de Castellón a muchos controles” si quieren acceder al mercado estadounidense.
“Apliquemos esas mismas normas en Europa (…) Si nos abrimos al mundo, no nos protegemos y luego tenemos limitado el uso de sustancias contra las enfermedades estamos perdidos”, según Herranz.

“El TTIP hubiera sido una herramienta fantástica para productos españoles como los cárnicos, vino o cítricos”

En ese sentido, sugiere la implantación de certificaciones comunitarias, porque facilitarían las acreditaciones para una pequeña empresa que quiere vender en mercados como Japón, EEUU o Canadá y ahora debe pagar mucho por ellas.
Preguntada por los acuerdos comerciales, Herranz lamenta que la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU haya frenado el pacto con la UE (conocido como TTIP), porque hubiera sido “una herramienta fantástica” para productos como los cárnicos, vino o cítricos.
En general, aboga por impulsar nuevos convenios, como el CETA con Canadá, o el recientemente alcanzado con Japón, porque “cuanto más diversificados” sean los destinos “menos riesgo” existirá de que se repitan crisis como la generada por el veto ruso.
Asegura que los acuerdos deben ser recíprocos, si bien considera que el sector agrario ya no se usa “como moneda de cambio” como antes.

Sobre la PAC

Respecto al futuro del presupuesto de la Política Agrícola Común (PAC), menciona que dependerá de factores como el “brexit” y que la negociación del actual ya fue difícil, influida por la crisis.

“Hay que ser realistas y pensar que la PAC va a dejar de ser como es. Todos estamos en otra onda”.

Sin embargo, aboga por “ser realistas y pensar que la PAC va a dejar ser como es, ya que cada vez tendrá una orientación más verde”, porque algunos de sus elementos, como los pagos históricos, “parecen de otro tiempo”.
A su juicio, la PAC debe someterse a “ajustes” pero no cambiar del todo y mejorar en “medidas de mercado” o herramientas para incorporar a jóvenes agricultores, porque “no puede ser” que en España la media de edad del productor esté “por encima de los 50 años”.
No obstante, considera que el sector”está en otra onda”, consciente de que la agricultura no es lo que era y, precisamente, los productores están más formados ahora y “metidos” en ese contexto globalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

TWITTER EFEAGRO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.